A la atención del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido - El Sol Digital

A la atención del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido

Mariano Vicente Romero, secretario de Asuntos Externos del sindicato UPLBA, sección Fuengirola, escribió el pasado 27 de septiembre una carta al ministro del Interior que, por su interés, reproducimos.

Que sirvan estas líneas como muestra de total admiración y apoyo incondicional a todos los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que haciendo gala de la integridad exigible al cargo, están cumpliendo estrictamente con su deber como garantes de la unidad Nacional y  defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos, trabajando para impedir el pretendido referéndum ilegal que se intenta llevar a cabo en Cataluña. Aunque del mismo modo que resaltamos a quienes lo tienen merecido, también denunciamos a esos otros que no son tan dignos de vestir el uniforme. Para ellos nuestro total desprecio por plegarse cobardemente a las intenciones de los separatistas, mostrando el no tener capacidad para soportar la gran presión -de la que somos conscientes se sufre en dicha Comunidad Autónoma-, queriendo así congraciarse con quienes vulneran la legalidad, llegando al ridículo de pasar de largo ante hechos contrarios a la ley, e incluso, a realizar actos de mofa ante vehículos de la Guardia Civil destrozados por los delincuentes. No se puede caer más bajo, por supuesto que eso se arreglaría con una más que merecida inhabilitación para el cargo, entre otras consecuencias legales contempladas en nuestro ordenamiento jurídico. Aunque suponemos, que si muchos de los responsables políticos que están organizando este acto ilegal, seguidos por altos funcionarios, como el mayor de los Mossos, continúan ejerciendo sus cargos como si nada, qué se le puede exigir a sus subordinados. En fin, a estos sólo cabe recordarles: “si uno no tiene la valentía y dignidad requerida para el cargo, a otra cosa, os queda grande”.  

Y mientras que los hechos no digan lo contrario, también queremos manifestar nuestro desacuerdo con quienes, como el Ministerio que usted representa, ostentan el deber y la responsabilidad de tomar decisiones para atajar lo que está ocurriendo en Cataluña. La situación que allí se vive exige firmeza en la respuesta, pues no se puede tolerar en modo alguno, que se asalten Cuarteles de la Guardia Civil y Comisarías, se trate de hostigar, amenazar, insultar y agredir a Guardias Civiles, a Policías Nacionales, a  Policías Locales, miembros de la Guardia Urbana y Mossos, que sí están donde su deber les exige. Y decimos firmeza sin complejos,  nada de moderación, porque no se puede explicar que un grupo de delincuentes ataquen un acuartelamiento de la Guardia Civil o una Comisaría,  con total impunidad, sin que al parecer, nadie asuma la responsabilidad de ordenar una respuesta a dicha agresión, contemplándose actos que trascienden lo humillante, como en este caso, el sufrido por  cuerpos policiales,  cuyo mejor aval, ha sido el coste en vidas de muchos de sus miembros en su servicio a España y a todos sus ciudadanos.                                                                                                                                                     

Deja un comentario

El email no será público.