Actividad física en la empresa

Actividad física en la empresa

Carlos Ramirez. Abogado

Sí es cierto, todos queremos vivir más y en mejores condiciones de vida que nuestros mayores, pero ¿somos conscientes del tipo de vida que llevamos? ¿Cuántas horas al día pasa ud. sentado? Si no lo ha contado, vale la pena que lo haga y constate si forma parte del numeroso grupo de personas que pasan más de la mitad del tiempo que están despiertos sobre una silla o sofá….¿quizás unas 12 horas?
Durante las últimas cinco décadas, la evolución en los hábitos de vida ha tenido un impacto directo en la salud. Concretamente, en el sedentarismo: los cambios en el entorno laboral tampoco han favorecido demasiado la actividad física: los oficios manuales van desapareciendo gradualmente, al tiempo que proliferan los trabajos donde la tónica general es pasar ocho horas diarias -o más- sentado frente a una pantalla. “Como consecuencia de todo esto, desde el año 1960, el gasto de energía que se produce en el entorno laboral ha decaído en 175 kilocalorías diarias, lo que supone una reducción del 20 por ciento de la actividad física. Si se sigue esta tendencia, en 2030, la pérdida podría llegar a ser del 35 por ciento. Son datos correspondientes a una guía que publica el British Medical Journal (BMJ) para orientar a las empresas y a sus empleados sobre cómo reducir el sedentarismo laboral, cada vez más presente en las empresas. Se trata de una inciativa de Active Working CIC, fundada por Gavin Bradley, quien también es coautor de la publicación del BMJ.”(1)
El tiempo que cada día pasamos sin movernos en el trabajo puede tener consecuencias perjudiciales para nuestro cuerpo. Los riesgos más conocidos son la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cánceres, y la muerte prematura. Por poner algunos ejemplos que se citan en el BMJ: las personas que pasan más tiempo sentadas tienen, aproximadamente, el doble de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 o alguna enfermedad cardiovascular, un 13 por ciento más de padecer cáncer y un 17 por ciento más de mortalidad prematura.
El objetivo es animar a las empresas a que reduzcan el tiempo que sus empleados pasan sentados, y especialmente, guiarles sobre cómo hacerlo. “De la misma forma que las compañías fomentan que sus trabajadores dejen de fumar y beber, sigan una dieta saludable o reduzcan su estrés, los directivos también deberían advertir a sus equipos de los peligros que conlleva pasar demasiado tiempo sentados”, puede leerse en el documento.
Las instrucciones que se dan son las siguientes: pasar al menos dos horas al día levantado y caminando ligeramente (lo ideal, apuntan, es avanzar hasta que ese período sea de cuatro horas), combinar el tiempo de estar de pie con el de estar sentado, y evitar los períodos de parón, esto es, aquellos en los que estamos de pie sin más, es decir, parados. Para alternar ese estar de pie con estar sentado, y viceversa, en la guía se hace especial hincapié en la importancia del entorno y del mobiliario, y apuntan que hay escritorios adaptados específicamente para ambas posturas (que ya tienen el 90 por ciento de los trabajadores de los países escandinavos pero sólo el 1 por ciento de los ingleses) que podrían ayudar a conseguir esto. Así, la falta de energía, mal humor, estrés y propensión a sufrir múltiples enfermedades, son sólo algunas de las consecuencias de estar todo el día sentado. Las jornadas laborales en nuestro país son sumamente largas y pueden llegar a extenderse a 10 horas de trabajo diarias.
(2)“Una reciente investigación encargada por el programa de salud pública británico Weight Watchers reveló que 8 de cada 10 trabajadores se toman sólo un descanso en toda la jornada para ir al baño o hidratarse. Además, 1 de cada 5 logra pasar alrededor de 15 minutos de pie, y más de un tercio admite que casi nunca sale de la oficina para almorzar.
Interrogados sobre los motivos de esta conducta, la respuesta suele ser unánime: falta de tiempo. En nuestro país, la realidad no es muy distinta a lo que muestran estas cifras. De hecho, un estudio realizado este año por el portal de empleo Trabajando.com evidenció que un 61 por ciento de los trabajadores chilenos no hace deporte en la semana porque no le alcanza el tiempo para ser productivos laboralmente y dedicarse al bienestar personal al mismo tiempo.
Por más que seas considerado un buen empleado por no despegar los ojos de la pantalla del computador, debes saber que si no te preocupas por tener un estilo de vida activo sufrirás las consecuencias en el mediano y largo plazo. A continuación, te presentamos 5 tips para combatir el sedentarismo laboral.
1. Si tienes que comunicarte con un compañero, evita llamar por teléfono o enviar un email. Aprovecha esta instancia para caminar hacia su escritorio y escapar de la monotonía.
2. Planea una pausa a mitad del día para salir a la calle y caminar un poco. Sólo te tomará 10 o 15 minutos, moverás tu cuerpo y despejarás tu mente.
3. El ascensor puede resultar muy cómodo, ¿verdad? De todas maneras, debes saber que subir escaleras es uno de los mejores ejercicios, por lo que vale la pena hacer este pequeño sacrificio.
4. Mantente hidratado durante toda la jornada. Tu cuerpo y mente necesitan agua para funcionar. De paso, date una vuelta por la cocina y socializa.
5. Realiza ejercicios de estiramiento durante la jornada laboral. Recuerda que no debes pasar más de dos horas seguidas sentado.”
Si el empresario lo ve con buenos ojos, el empleado tiende a ser más activo, y se puede crear una política de vida activa en toda la compañía; pero si el mando intermedio ve mal que el trabajador salga al mediodía a pasear en lugar de comerse un bocadillo delante del ordenador, lo más fácil es que el empleado se quede sentado. Es en Estados Unidos y Australia, donde se han realizado muchos estudios sobre la agresividad de estar sentado para la salud.

(3) En la década de los cincuenta la revista The Lancet ya publicó un estudio que mostraba que los revisores de autobús tenían la mitad de riesgo de desarrollar enfermedades del corazón que los conductores, que se pasaban la jornada sentados. Desde entonces muchas investigaciones han relacionado el pasar mucho tiempo sentado con problemas en el metabolismo de los azúcares y las grasas. En concreto, parece que al estar sentados se altera el mecanismo de control de la glucosa y se reduce una enzima llamada lipasa que descompone las grasas en la sangre para que sean utilizadas como combustible por los músculos, de modo que al bajar los niveles de esa enzima hay más triglicéridos y grasas en la sangre y aumenta el riesgo de enfermedades del corazón.

(1)http://www.elmundo.es/salud/2015/06/08/556c6406268e3e62108b4594.html
(2) Fuente: Universia Chile , 1 octubre de 2014 Autor: Universia Chile . http://noticias.universia.cl/empleo/noticia/2014/10/01/1112422/5-tips-combatir-sedentarismo-laboral.html
(3) http://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20140124/54399461636/para-vivir-mas-sientese-menos.html#ixzz2rQpCorpY

Deja un comentario

El email no será público.