Andalucía Emprende pone en marcha Espacio de Innovación de Málaga

Andalucía Emprende pone en marcha Espacio de Innovación de Málaga

Maite Díaz Torres

 

Ángel Arenas es original de Castilla la Mancha y desde que llegó a Málaga hace un año trata de aprovecharse todo lo que puede del crecimiento que está viviendo la ciudad en el ámbito cultural. Su empresa se llama Poessible, lleva cuatro años constituida y cuenta con siete líneas de negocio que tienen el objetivo común de “poetizar el mundo” promocionando, no solamente la poesía, que es el elemento principal de este proyecto, sino también la creatividad y la sensibilidad.

 

Poessible, es una de las nueve empresas que forman parte del nuevo Espacio de Innovación de Málaga, iniciativa desarrollada en el CADE de la Fundación Andalucía Emprende y promovida por la Consejería de Economía y Conocimiento. Este programa, que comenzó el pasado lunes 7 de septiembre y que durará cuatro meses es pionero en toda Andalucía y tiene como objetivo “fomentar la maduración de los proyectos participantes mediante un acompañamiento especializado para su consolidación, excelencia e internacionalización” según comenta Gabriel Clavijo, director provincial de CADE Málaga.

 

El Espacio de Innovación de Málaga, o “CADE de excelencia”, como lo llama Gabriel Clavijo,    está dirigido a empresas del ámbito creativo cultural, empresas de innovación y base tecnológica y a empresas marítimas y portuarias. Se trata de un espacio de coworking y mentorización para empresas ya constituidas. “La mayoría de las empresas ya están facturando y tienen un espacio en el mercado, pero necesitan un punto más para tener la capacidad de la internacionalización de sus productos y llegar a espacios de inversión privados” asegura Gabriel Clavijo.

 

Para fomentar la inversión, comenta Clavijo, la Junta de Andalucía firmó un convenio con Telefónica dentro del programa Open Future para realizar un proceso de “auto-baremación de los proyectos y que los emprendedores tengan la posibilidad de llegar a los fondos Wayra, por ejemplo”.

 

Las empresas que acompañan a Poessible en la primera fase de este programa son Sibila Films, Lengua Verde Libros, Specta Dor Vip, Mecenas 2.0, Codeser, Woondi, Libercar y Ce de Código. Desde el lunes 31 de agosto todos se encuentran cada día alrededor de una larga mesa de reuniones acompañados por dos técnicos de Andalucía Emprende para trabajar de forma monitorizada en sus proyectos empresariales. Solo faltan por integrarse las empresas marítimas y portuarias que se encuentran en proceso de selección y se incorporarán unos meses más tarde.

 

Los nueve proyectos seleccionados en la primera fase cuentan con características mixtas entre la rama tecnológica y la cultural. “Hay muchos proyectos que pueden hacer sinergia entre ellos muy rápido, ya que la gran mayoría de proyectos que son de base tecnológica tienen un espíritu creativo cultural y muchos creativo culturales necesitan una tecnología específica”, cuenta  Rosa María Fernández, técnica de Andalucía Emprende, especializada en el sector de empresas tecnológicas y pionera potenciadora de este programa junto con su compañero Jon Plaza, también técnico de la misma fundación y especializado en el sector cultural.

 

El Espacio de Innovación pretende unir la “filosofía de las aceleradoras -apoyo para la financiación, ayuda informativa…- y la función de los técnicos en los programas de alojamiento empresarial de los CADES Andalucía Emprende.

 

Rosa y Jon vieron carencias en los programas de aceleración en general, ya que aunque ofrecen mucha información los proyectos se sienten “un poco solos” en el día a día. Por otra parte, se dieron cuenta de que “las empresas que cuentan con alojamiento empresarial tienen un índice de supervivencia mucho más alto, no solo por ahorrarse el alquiler, sino porque tienen el apoyo de un técnico”.

El Espacio de Innovación pretende ofrecer una mezcla entre el alojamiento empresarial y la tutorización. Los nueve proyectos participantes, cinco de temática creativo-cultural y cuatro de base tecnológica, trabajarán durante cuatro meses en un espacio de coworking en el que contarán con el apoyo diario de Rosa y de Jon, que ofrecerán su mentorización y trabajarán con ellos de forma personalizada.

Comenzaron a trabajar el modelo de negocio y Método Canvas para hacer el desarrollo de sus planes de empresa y ya desde los primeros días han podido ver cómo se “genera una sinergia espectacular” en el Espacio de Innovación entre los proyectos, ya que todos son “emprendedores, todos hablan y se ayudan”. Rosa comenta que “ese es el espíritu que pretenden conseguir en estos cuatro meses”.

 

El programa incluye proyectos de base tecnológica, creativo cultural y del entorno marítimo y portuario porque son los sectoresque más pueden influir en Málaga”, comenta Jon. Además, para fomentar el co-working se buscaron empresas compatibles, ya que se intentaba evitar que no “hubiera ningún proyecto demasiado avanzado ni atrasado con respecto al resto” para que nadie se aburriera durante los procesos de formación.

 

Todos los participantes tienen “un proyecto consolidado, han vendido alguna vez…” no hay ninguna empresa en el programa que esté en la ‘fase idea’, según asegura Rosa, ya que el objetivo de estos cuatro meses no es crear un modelo de negocio, sino “que las empresas tengan un salto cualitativo”, comenta Jon.

 

Todos los proyectos participantes en el Espacio de Innovación contarán con el apoyo de cuatro mentores: Hiágora (empresa de ventas), Lima Limón Creativos (empresa de comunicación), Juan Carlos Ortega (experto en financiación y en el área económico financiera) y Compañía de Marketing. Rosa cuenta que todos son voluntarios “con los que hemos trabajado o que han sido antiguos alojados, provedores o amigos” y van a ofrecer su apoyo experto a las empresas. Cada uno dará una formación convencional y trabajará con cada uno de ellos su proyecto personal.

 

Además de recibir las enseñanzas de los mentores especializados, durante los cuatro meses que durará el Espacio de Innovación, los proyectos disfrutarán de numerosos colaboradores que compartirán su conocimiento con ellos. Desde emprendedores que contarán su experiencia hasta organismos relacionados con el sector cultural y de base tecnológica.

Otra de las empresas que forma parte del Espacio de Innovación es la de Paca Cubero, socia-directora, junto con su compañero Norberto Rizzo de la empresa Specta’Dor Producciones.  Se trata de una productora dedicada a las artes escénicas y gestión cultural que cuenta con varias líneas de negocio.

 

Ahora mismo están trabajando en la producción de la obra Te pasa algo, que el próximo día 11 se estrenará en el teatro Alameda. El 10 de diciembre llevarán la producción del estreno nacional Jardín de Otoño, con Concha Goyanes, María Alfonsa Rosso y Nacho Vidal.

En el Espacio de Innovación de Málaga pretenden desarrollar su nueva línea de negocio, Specta Dor Vip. Una iniciativa que ofrecer “comodidad y exclusividad” a los espectadores mediante una serie de servicios asociados a las entradas a cambio de un coste adicional. Así, el espectador que lo desee podrá incluir en su entrada de cualquier obra de teatro el parking, el transporte, o incluso un servicio de canguro.

Para Paca, este espacio de coworking y mentorización es el lugar perfecto “para trabajar, hacer sinergia y conocer a otros compañeros muy creativos que aportan nuevas ideas”. Además sostiene que el espacio le sirve como apoyo, ya que “parece que dejas de ser el bicho raro de tus amigos por estar siempre ideando nuevas cosas y arriesgando”.

 

[box type=”info” bg=”#” color=”#” border=”#” radius=”1″]

Proyecto lunar

El Proyecto Lunar es otro de los programas de Andalucía Emprende que desde 2006 presta su apoyo a las empresas creativo culturales. Al igual que el Espacio de Innovación se desarrolla en los CADES (Centros de Apoyo al Desarrollo Empresarial) y se impulsa por la Consejería de Economía y Conocimiento. Se trata del primer programa público que fue creado para prestar apoyo integral a emprendedores del sector creativo-cultural.

 

Clavijo cuenta que en el ámbito creativo y cultural la Junta de Andalucía hizo una apuesta importante poniendo en funcionamiento el Proyecto Lunar, ya que “el ámbito del emprendimiento ha sido siempre diseñado para el sector de la ingeniería, tecnológico y económico, pero el ámbito creativo ha quedado un poco hueco”.

 

Durante el primer semestre de este año, el Proyecto Lunar ha contribuido a la creación de 291 empresas que han generado 341 empleos, según fuentes de la Consejería de Economía y Conocimiento. Además, se ha ofrecido formación específica a 310 emprendedores y se han celebrado 15 encuentros informativos.

[/box]

 

Deja un comentario

El email no será público.