Ángel López Quintana: “La demanda es muy alta y en este sector hay mucha movilidad de puestos de trabajo” - El Sol Digital
Ángel López Quintana: “La demanda es muy alta y en este sector hay mucha movilidad de puestos de trabajo”Ángel López Quintana

Ángel López Quintana: “La demanda es muy alta y en este sector hay mucha movilidad de puestos de trabajo”

Ángel López Quintana, presidente de la Asociación de Ingenieros de Telecomunicación de Andalucía

Vicente Almenara Martínez.- Ángel López Quintana está al frente de la Asociación de Ingenieros de Telecomunicación de Andalucía desde 2016. Se trata de ingenieros superiores que en el ámbito de su demarcación de Andalucía Oriental -Málaga, Jaén, Granada y Almería y Melilla- se cifran en 460 asociados.

¿Qué razón motiva que un ingeniero de esta especialidad se asocie?

Básicamente, es un motivo corporativista, ya que ahora mismo hay una fuerza de  lobbies que es muy importante en el mundo. Otra cuestión de interés es que el hecho de estar colegiado implica que cada vez que confirmes un trabajo por la plataforma de visados tienes un seguro de responsabilidad civil que, de otra forma, sería muy complejo conseguir y, económicamente, nada interesante. Otro factor es la cantidad de servicios que puede ofrecer el Colegio mediante convenios con otras entidades financieras o compañías de seguros, cooperativas, entornos de ocio…

¿Qué principales problemas tiene la profesión actualmente?

Creo que problemas importantes no tenemos en la profesión, somos un colectivo que se acerca al cien por cien del personal con trabajo, podemos decir que es un colectivo privilegiado. Incluso faltan profesionales en nuestro sector, muchos huecos los están cubriendo personas con otra titulación.

¿A qué se debe esta falta de profesionales?

La demanda es muy alta y en este sector nos movemos mucho de puesto de trabajo. El único inconveniente quizás sea cuando los nuevos titulados se incorporan al trabajo, que los salarios realmente no se corresponden con las funciones que realizan. Este es un mal endémico en nuestro país. Hay un estudio que el Colegio publica cada dos años sobre el estado de la profesión y da estos resultados.

¿La mayoría de los ingenieros de Telecomunicación están empleados en el sector público, privado o son empresarios?

Creo que la mayoría están en el sector privado por cuenta ajena. Hay un porcentaje de colegiados que trabajan en la Administración pública y hay un porcentaje más bajo de lo que debería ser de freelances o que tienen una pequeña empresa. Ahora mismo, con el apoyo a los emprendedores cada vez hay más minipymes con gente joven, que están lanzándose a este mundo, normalmente lo hacen combinando sinergias con otros sectores.

¿Cuáles son los trabajos que realiza un ingeniero de Telecomunicación?

Básicamente, en el sector de telecomunicaciones, operadoras, despliegue de redes, y en cuanto a los freelances hay un gran porcentaje que se dedican a desarrollar aplicaciones y softwar basados en las nuevas tecnologías. En el sector del autónomo, el trabajo fundamental son los proyectos de todo tipo, algunos relacionados con la construcción, el reglamento de telecomunicaciones, otros relacionados con emisiones radioeléctricas, hay un gran campo en el ámbito jurídico como peritos judiciales…

Próximamente, hay un cambio en la normativa de las antenas de los edificios para adaptarse a una nueva distribución de frecuencia…

Hace un año y medio se aprobó la nueva Ley General de Telecomunicaciones, con este entorno se cambian las competencias que podían tener los entes autonómicos y locales en el ámbito de las telecomunicaciones.  También se ha aprobado el nuevo cuadro de distribución de frecuencias, en el que se matiza todo lo vinculado con el internet de las cosas y el 5G; ahí es donde vamos a encontrar los cambios normativos. Por ejemplo, algo interesante es que después del dividendo digital parece que todo se había acabado en el terreno de la televisión digital y van a darse nuevos cambios.

Esta es una profesión que debe de actualizarse mucho por las nuevas tecnologías.

Permanentemente. Cualquier ingeniero que esté en el ámbito privado, pequeña empresa o autónomo debe tener unos amplios conocimientos jurídicos en materia de telecomunicaciones. Cualquier ingeniero de Telecomunicación podría ser una pieza esencial en un gabinete jurídico que se dedicase a redactar pliegos técnicos para otras entidades o concursos públicos o a llevar adelante alguna demanda judicial o incluso para definir alguna ordenanza municipal o alguna ley. El conocimiento técnico que tenemos hace que seamos capaces de interpretar de una forma mucho más obvia y fácil la normativa que va surgiendo en torno a las telecomunicaciones que cualquier otro profesional.

¿Qué le diría a un estudiante que quiera trabajar profesionalmente en telecomunicaciones y quiera acceder a esta carrera?

Considero que todas las ingenierías son carreras realmente duras. Lo que sí observo es que ahora los medios que tienen los estudiantes son muchísimos para poder optimizar el estudio y, sobre todo, la capacidad de colaborar en grupo para resolver dudas y problemas. Que el esfuerzo merece la pena, especialmente si se materializa en un máster. Las posibilidades de empleo están garantizadas.

¿La profesión ha tenido un boom y después se ha vuelto a la normalidad?

Hubo un boom al que siguió un bajón brutal cuando empezó la crisis en 2008, me refiero al acceso de estudiantes y demandantes de ingenierías. De hecho, hubo que reestructurar un poco los másteres, pero podemos decir que ahora hay una lenta pero palpable recuperación de los profesionales en el sector.

 ¿Hay un ranking de las mejores escuelas de España?

Precisamente, salió un estudio en el que se decía que Málaga a nivel de ingenierías estaba entre las mejores universidades del país. Una de las ingenierías y uno de los másteres que oferta la UMA están entre los cinco primeros. Ahora existe una empatía que se crea entre los grupos de docentes y el alumnado que hace que fluyan más los conocimientos y la forma de enfocar las pruebas para ir sacando la carrera. Hay un mal y es que los estudiantes no se preocupan del tiempo que invierten en hacer una carrera, les da igual tardar cinco años que ocho porque, realmente, sus prioridades en estos momentos son otras.

¿En Europa qué país estaría a la cabeza en desarrollo tecnológico aplicado a las telecomunicaciones?

No sabría que decirte, pero a nivel de investigación un alto porcentaje migratorio se va a Alemania o Reino Unido. Allí las posibilidades de promoción son más altas, los salarios son más altos, y en España tenemos una gran materia prima de personas muy cualificadas que podrían adaptarse a cualquier tipo de trabajo, y no me refiero solo al sector de las telecomunicaciones, sino a la industria 4.0, a la industria tecnológica de cualquier ámbito, aunque no esté exactamente vinculada con las telecomunicaciones. Podemos hablar de empresas agrícolas o de logística que tienen un gran conocimiento de conectividad, de teoría de colas, teletráfico, el tema de servocontrol o gestión de accesos. Y, por supuesto, en los nuevos avances en Internet de las Cosas, redes malladas de sensores y 5G.

¿En la vida diaria del profesional de telecomunicaciones en España varía mucho que estés en una ciudad u otra?

Los salarios son más altos en Madrid, pero también todo es más caro. Por ejemplo, es más lógico que un ingeniero con menos de cinco años de experiencia esté en Málaga, en Valencia o Sevilla que en la capital por el tema de lo cara que es la vida en Madrid, ¿qué ocurre?, pues que en Madrid las posibilidades de promoción son más altas. Aparte de que en Málaga la gente prioriza la calidad de vida.

¿El PTA es empleador de muchos telecos?

Creo, realmente, que aquí en Málaga el gran empleador de los telecos es el Parque Tecnológico, en cualquier empresa que esté asentada en el PTA, incluso en consultoras de alto nivel hay ingenieros.

¿Cuál es la diferencia entre el Colegio y una asociación?

Un colegio está regulado a nivel normativo, es más, las demarcaciones territoriales dependen de una entidad nacional con un único CIF, pero hay actuaciones en las que un colegio profesional no podría verse inmerso. Y en cambio, la asociación es un ente con un CIF independiente. Hay que decir que Melilla está incorporada a Málaga y que cada asociación tiene un CIF, de hecho la Asociación Andaluza de Ingenieros de Telecomunicación está registrada en el servicio nacional de asociaciones, mientras que otras asociaciones están registradas en el correspondiente registro autonómico de asociaciones.   El Colegio desarrolla actividades vinculadas al cuerpo de ingenieros de Telecomunicación y la asociación está más por la labor de apoyar al ingeniero en su vida cotidiana, actividades de ocio, colectivas, convenios con entidades públicas y privadas y también hay un factor interesante ya que la asociación organiza, por ejemplo, la noche de las telecomunicaciones o la celebración del patrono, que es San Gabriel, y desde que estoy yo en la presidencia hemos optado por hacer una celebración más homogénea en las cuatro ciudades de Andalucía oriental, cuando antes se hacía con más medios en Málaga y ahora lo estamos haciendo en Granada, Linares, e incluso en Almería (aún sin tener escuela). En Almería hemos visitado, por ejemplo, en Tabernas un parque solar, dentro de poco vamos a realizar una actividad lúdica en la asociación que será subir a la noria del puerto o irnos a tomar unos espetos de sardinas. También si se otorga algún premio o se ejecuta alguna actividad de renombre, si fallece algún compañero se informa sobre la pensión…  Por todo esto, tenemos un colectivo de asociados que está muy motivado y mantenemos una comunicación real con ellos. Somos un gran colectivo con una gran responsabilidad sobre la sociedad.

 

Deja un comentario

El email no será público.