Antonio Guevara Plaza, decano de la Facultad de Turismo de la Universidad de Málaga

Antonio Guevara Plaza, decano de la Facultad de Turismo de la Universidad de Málaga

“En los últimos cinco años la facultad de Turismo ha tenido una progresión espectacular”

Perfil
Antonio Guevara Plaza, decano de la Facultad de Turismo de la Universidad de Málaga (1960, Málaga). Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales. Pertenece al área de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la UMA. Ha desarrollado toda su labor investigadora en el ámbito en las tecnologías aplicadas al Turismo. Es decano de la Facultad de Turismo desde 2012. Fuera del ámbito académico, es presidente de la Red Intur y miembro del Foro de Turismo de Málaga.

JAG

La Facultad de Turismo de Málaga cumple su veinte cumpleaños, un aniversario que ha sido bendecido con el Premio Andalucía del Turismo, concedido por la Junta de Andalucía que han obtenido en la categoría de ‘Formación e Investigación’. Todo un espaldarazo para su equipo docente y de investigación que les anima a seguir trabajando en uno de los referentes de España en materia turística. Guevara recibía el galardón en el Teatro Central de Sevilla días pasados de manos del presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos. El centro educativo compartió podio con el empresario José Luis Martín Lorca, Andalucía Film Commission, La Opinión de Málaga, o el restaurante Abandal o la deportista Gisela Pulido, entre otros.

¿A qué atribuye el premio Andalucía Turismo?
En buena parte por nuestra trayectoria como Facultad y su enorme crecimiento. Se ha convertido en un centro de referencia, no sólo andaluz, sino a nivel nacional. Además, goza de gran prestigio fuera de nuestras fronteras. Y cumplimos 20 años de vida. A nivel formativo, tenemos la implantación completa de todos los estudios turísticos. Y a pesar de las dos décadas, no es una tarea fácil. Nació como Centro Superior de Turismo en 1995, dos años más tarde muta a Escuela Universitaria de Turismo y en 2012 se transforma definitivamente en la Facultad de Turismo de Málaga. En los últimos cinco años la proyección de ésta ha sido espectacular.

¿Y ese liderazgo de la Facultad a que lo atribuye?
En primer lugar, fuimos pioneros de Andalucía en la implantación de los primeros grados y máster. También somos los únicos que impartimos el Máster de Turismo Electrónico ‘e-Tourism’. Y uno de los escasos centros que cuenta con doctorados en la especialidad de turismo. En realidad, existen pocos dada la juventud de las facultades dedicadas a esta disciplina. Para ello, nos hemos aliado con la Universidad de Sevilla, la de Alicante y la Universidad Rey Juan Carlos.
Lideramos, asimismo, la red Intur (Red Interuniversitaria de Posgrados en Turismoi) formada por 26 universidades españolas de la que soy presidente. También desarrollamos el sistema de Investigación Científica sobre Turismo en la red denominada Sictur. Aglutina a todos los investigadores y profesores que trabajan en el terreno turístico. En este marco, se ponen en común estudios, investigadores y empresas. El Plan Nacional e Integral de Turismo califica esto como una red de talento turístico. Y ello gracias a nuestro equipo de profesores.

¿Y en el plano de investigación qué aporta la facultad de Málaga?
Muy pocos centros de España aglutinan equipos de investigación tan potentes. Participan en proyectos del Mineco, de Corporación Tecnológica, en diferentes iniciativas europeas y con Turismo Andaluz. En su caso, nuestros profesores colaboran en la redacción de informes, sistemas de indicadores turísticos y en el Plan Qualifica. Llevamos años colaborando con la Junta de Andalucía. Desafortunadamente se nos conoce sólo por la faceta docente. Se puede decir que es una labor más callada.

¿Cuál es su objetivo de su equipo?
Que la facultad sea considerada un centro de talento turístico. Gracias al premio, queremos que la gente sepa todo lo que hacemos. Con el tiempo queremos introducirnos en otros ámbitos como la Hotelería y la Gastronomía. Como centro específico somos el único en toda Andalucía. Nuestro mayor reto es que cualquier que estudie turismo en España quiera venirse a nuestro centro de Málaga. Le pongo un ejemplo, los másteres que impartimos generan una gran demanda y se completan.

A nivel de investigación, ¿en qué campos es fuerte la Facultad de Málaga?
Hay tres niveles donde somos muy reconocidos. El primero, en sistemas informáticos. Sirva de ejemplo Turitec (Congreso Internacional de Turismo y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) que organizamos nosotros. Además, somos el centro que más imparte en Tics aplicadas.
El segundo campo es la planificación y gestión de los recursos turísticos. Analizamos los flujos turísticos, el desarrollo local, calculamos el punto óptimo de equilibrio, los destinos turísticos inteligentes, o el desarrollo de planes. El tercer ámbito a destacar es la gestión y administración de empresas turísticas. De todos, es el más relacionado con el mundo empresarial.

¿Qué puede decir del modelo turístico de la ciudad de Málaga?
El trabajo que se ha hecho en la capital es magnífico pero no podemos morir de éxito. Nuestra idea es que el centro de Málaga (el más turístico) se abra a otras zonas del casco histórico. Lo que ocurre es que los flujos turísticos adoptan rutas marcadas. La idea que hemos lanzado en el Foro del Turismo es que bascule a otras zonas del entorno occidental como calle Carretería, Ollerías, Plaza de Viedmas. Falta un barrio singular por detrás de Carretería.

¿Ofrecen cursos específicos que no se imparten en ningún otro centro del país?
En efecto. Disponemos de cuatro títulos propios aunque los más demandados son los de Gestión y Dirección de Campos de Golf y el Máster de Enoturismo. El primero se realiza en colaboración con la Real Federación Andaluza de Golf. Esto representa una oportunidad inestimable para los profesionales del sector que participan en las clases junto a nuestro cuerpo docente. El resultado es una titulación muy aplicada. Tal es el éxito entre los alumnos que genera un cien por cien de ocupación laboral. El máster de Enoturismo surge como respuesta a la Ruta de los Vinos de Ronda. En la docencia participan muchos profesionales del turismo de este enclave, bodegueros, viticultores, enólogos y, por supuesto, profesores de esta Facultad. En tercer lugar, se imparte un curso de Experto en Gestión de Eventos y Reuniones que realizamos junto al Convention Bureau y el Palacio de Congresos de Málaga. Por último, un Estándar Lingüístico Europeo para el sector turístico. Si pudiera hacer una analogía guarda similitud con el Cambridge de inglés pero extrapolado al mundo del turismo.

Deja un comentario

El email no será público.