Asún Vives, presidenta de Custodia Compartida, tras sufrir un cáncer ahora lucha para que la readmita su empresa - El Sol Digital
Asún Vives, presidenta de Custodia Compartida, tras sufrir un cáncer ahora lucha para que la readmita su empresa

Asún Vives, presidenta de Custodia Compartida, tras sufrir un cáncer ahora lucha para que la readmita su empresa

Vicente Almenara.- Asunción Vives es la presidenta de Custodia Compartida y además de la batalla que ya hace años emprendió, ella, una mujer, por la igualdad de los hombres y mujeres ante la ley, como reconoce el artículo 14 de la Constitución española, acaba de librar otra batalla nada menos que contra el cáncer, y después de ganarla, ahora también debe librar otra con su empresa para que la readmita en su puesto de trabajo. Muchas batallas, poca justicia. Su abogado, Jorge Hurtado da cuenta de este conflicto.

Su caso resumido es que ella sufre la enfermedad de cáncer de mama, lo supera, y se encuentra en condiciones de volver al trabajo y le informan de que tiene reserva de puesto de trabajo por dos años, y está dentro de esos dos años, entonces se pone en contacto con la empresa y le dan largas, sin mucha explicación. Es ahí cuando se pone en contacto conmigo. Yo estudio el caso, aunque la verdad es que es un poco raro, en el sentido de que personas que sufren la enfermedad y obtienen la pensión de discapacidad permanente, y que quieran volver al trabajo es bastante inusual, la verdad es que ha sido el primer caso que me he encontrado. Lo estudiamos, y bajo nuestro punto de vista, sí que lleva razón Asunción y la tienen que readmitir. A partir de entonces, notificamos de forma fehaciente el interés de Asunción de volver al trabajo y bueno, de momento, siguen negándose.

¿Y cuánto hace de esto?

Ella creo que tuvo una toma de contacto con su empresa en verano, no sabría decirte con exactitud. La comunicación fehaciente ha sido hace poco.

¿Y ahora qué queda por hacer?

Bajo nuestro punto de vista, al recibir largas, digamos, negativas de la empresa, entendemos que se le priva del ejercicio del puesto de trabajo y entonces lo entendemos como un despido. Nuestro procedimiento es la reclamación del despido, que es la forma legal y jurídica de proceder en este caso.

Ella puede trabajar una vez cobrado el despido, puede encontrar un puesto de trabajo en otra empresa, no le incapacita eso pese a la incapacidad parcial que tiene para trabajar en otra empresa…

Ella, realmente, puede volver en cualquier momento a otro puesto de trabajo, el tema está en que aquí la normativa sí que es verdad que es un poquito engorrosa, porque hay distintos reglamentos bastante antiguos, incluso preconstitucionales, que están por ahí todavía y se aplican. Y entonces es verdad que puede llevar a las personas a la confusión, pero en la práctica, realmente, a la Seguridad Social una vez que la persona ya tiene reconocida la pensión de incapacidad permanente, a la Seguridad Social no es que le dé igual sino que por ella pues que la persona se reincorpore al puesto de trabajo, la obligación que existe es de comunicar el trabajador que vuelve al trabajo, entonces la Seguridad Social ya se pone manos a la obra, le hace una revisión y le ajusta la pensión, bien la reduce en un porcentaje o bien se la extingue, dependiendo. Realmente, se puede reincorporar al trabajo, puede darse de alta como autónomo, siempre que lo notifique en la Seguridad Social, incluso antes del periodo establecido, digamos que cuando te notifican la incapacidad por ley te dan un plazo, pues mira, la revisión va a ser dentro de dos años, tres…, incluso en una gran invalidez ha habido casos que se permite la compatibilidad de un trabajo, de una actividad laboral con la pensión y en el caso de que no sea compatible, te reducen la pensión, pero trabajar siempre se puede trabajar.

¿Cuál es el por qué de la empresa para no readmitirla? ¿La considera que ya no es válida? Porque si la considerara válida no tendría ningún inconveniente en abrirle las puertas, ¿qué cabe pensar entonces?

Realmente, no puedo decir el por qué de la verdad, estaría un poco desvelando el secreto profesional de la parte contraria, pero lo más oficial es que se ciñen un poco al plazo que marca el INSS, el Instituto Nacional de la Seguridad Social, que te da la incapacidad, te dice que hasta dentro de un año y 300 días no te vuelve a ver, y eso es lo que hay, por así decirlo. Ya cada uno luego saca sus conclusiones del por qué, porque la verdad es que si una persona que lleva hasta cuatro o cinco años en la empresa y ha sido competente y demás, que supera esa enfermedad y quiere volver lo normal es que la reciban con los brazos abiertos.

Deja un comentario

El email no será público.