Atyges cierra acuerdos para suministrar drones en Japón

Atyges cierra acuerdos para suministrar drones en Japón

J.A.Gómez
ATyges acaba de suscribir un contrato con la empresa ECE Europe Clean Energies de Tokio (Japón) para labores de topografía de campo. Los drones suministrados por la empresa malagueña realizarán los estudios topográficos previos a las obras para la instalación de centrales fotovoltaicas. El acuerdo contempla una segunda fase donde la malagueña asumirá el seguimiento de los parques fotovoltaicos, una vez operativos. En este caso, los drones de la compañía serán equipados con sistemas especiales de termografía. El director técnico y cofundador de ATyges, Federico Alva Bianchi, recordó que “ambos son campos” donde “estamos más especializados”.
ECE está formado por un grupo de empresas japonesas y españolas que desarrolla y promueve proyectos de energía solar fotovoltaica en territorio japonés. Su horizonte para 2016 es desarrollar 1.000 megavatios de parques solares en el País del Sol Naciente.
Entre sus clientes más recientes figura Gamesa, una de las mayores empresas de renovables de nuestro país. En este caso, ha sido una colaboración indirecta ya que su contratista principal es un viejo cliente de la malagueña. ATyges ha suministrado drones diseñados específicamente para el mantenimiento de varios parques eólicos que la enseña vasca mantiene en nuestro país. Debe operar a diferentes alturas para comprobar el buen estado de las palas y estructura que forma cada molino eólico. No descartan recibir más encargos para llevar dispositivos a otras plantas eólicas. Anteriormente, la tecnológica dio un salto cualitativo al adjudicarse un contrato para proporcionar a Ferrovial-Agroman su sistema Topodron. Este dispositivo lo ha utilizado la constructora en obras singulares como el hospital de Vithas (Granada) y otras instalaciones en Reino Unido.
Amplia repercusión en Latinoamérica
El mercado latinoamericano ha ganado cuota de negocio. Tanto es así que ya representa el 10 por ciento de sus ventas. Han recibido encargos de Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Panamá y Perú. El pasado mes de enero hacían entrega a la policía departamental de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) de un sistema de vigilancia no tripulado. Será destinado a labores de inspección y seguridad ciudadana, otro nicho de mercado que tiene gran potencial de futuro. ATyges ya fue pionero en este campo cuando entregó su primer dron de protección civil al Gobierno de Extremadura.
Otro hito a destacar es el contrato con Sipetrol, una empresa petrolífera que está realizando trabajos en la selva ecuatoriana. La unidad que proporcionó la empresa de Alva Bianchi ha debido soportar condiciones de uso muy duras y exigentes. No ha sido la única que ha confiado en la tecnología de la firma del parque. Una firma colombiana, de la que no ha trascendido el nombre por cuestiones contractuales, le encargó drones para la supervisión de las torres de telefonía de una red que está implantando también en el país ecuatoriano.
La empresa malagueña está dedicada a la ingeniería y la aeronáutica. En los últimos tiempos ha sobresalido en el parque tecnológico por su perfil innovador. El sector ha visto la irrupción de incontables firmas dedicadas al negocio drones. En muchos casos, aprovechan la coyuntura o emplean equipos fabricados en China. Incluso escasea la profesionalidad. Alva Bianchi desaprueba estos “modelos de gama media y baja” que se acercan más “al aeromodelismo”. La ventaja competitiva de Atyges son los sistemas avanzados que integra cada dron que comercializa. Además, sus equipos son “fiables” y emplean “componentes españoles y europeos”, lo que avala su perfil innovador. El directivo remarca que ATyges aporta “soluciones” que incluyen no sólo aparatos testados sino “formación de vuelo” para sus potenciales clientes y, especialmente, “una buena postventa”. No en vano, todos sus prototipos se prueban en el Centro de Vuelos no Tripulados de Villacarrillo (Jaén), el único que existe en nuestro país para ensayar esta nueva tecnología.
ATyges es líder nacional en el diseño y fabricación de drones usando tecnología propia. Sus sistemas aéreos no tripulados se dirigen a la obra civil (topografía y cartografía), el sector industrial (inspecciones, termografías, líneas de alta tensión, renovables), la seguridad (protección civil, vigilancia o búsqueda de personas) y el sector audiovisual (spots, videos o films).

Prestaciones
Los drones de la empresa malagueña destacan por ser “muy intuitivos” a la hora de manejarlos y “fiables”, expone Alva Bianchi. Se personalizan “al gusto del cliente” y son “totalmente escalables en tecnología”, recalca. De hecho, pueden incorporar “cualquier tipo de sensor”, abunda. En términos de vuelo, gozan de “una gran estabilidad” con un techo máximo de 5.000 metros.

Deja un comentario

El email no será público.