Carlos Díez de la Lastra: ‘La sociedad española se ha dado cuenta de que estamos en el mejor país del mundo a nivel turístico y necesitamos profesionalizarnos para ofrecer una calidad premium’ - El Sol Digital
Carlos Díez de la Lastra: ‘La sociedad española se ha dado cuenta de que estamos en el mejor país del mundo a nivel turístico y necesitamos profesionalizarnos para ofrecer una calidad premium’Carlos Díez de la Lastra, director de Les Roches

Carlos Díez de la Lastra: ‘La sociedad española se ha dado cuenta de que estamos en el mejor país del mundo a nivel turístico y necesitamos profesionalizarnos para ofrecer una calidad premium’

Carlos Díez de la Lastra, director de Les Roches

Cristina Herrera.- Calidad, excelencia, ética e igualdad son los valores que nada más cruzar la entrada de Les Roches Marbella te das cuenta que son los que comparten en el equipo Les Roches y lo llevan con una disciplina exquisita. Les Roches, Escuela Internacional de Alta Dirección Hotelera, es una universidad internacional líder en formación hotelera y turística que reúne todos los requisitos necesarios para formar parte del sector turístico premium a nivel mundial. Está acreditada por un sello norteamericano, la Comisión de Institutos de Educación Superior (CIHE) de la Asociación de Escuelas y Colegios de Nueva Inglaterra. Y nos ofrece un mix entre la educación norteamericana, los valores y la excelencia suiza con el alma española. Carlos Díez de la Lastra – CEO/director general de Les Roches Marbella- nos abre las puertas de una de las mejores escuelas premium del sector.

En cuanto al tema del modelo suizo de vida, la sostenibilidad, los valores, la ecología aplicada a los hábitos diarios… en España es totalmente distinto, nos parece algo lejano, pero realmente ¿no crees que deberíamos de trasladarlo a nuestra sociedad?

A nivel europeo, el centro y el norte de Europa han sabido llevar este modelo de forma ejemplar, lo que pasa es que, en los países nórdicos en cuanto a valores, comportamiento, cultura… es asombroso. Esto en otro país sería preservado a una clase alta perfectamente educada y es simplemente cuestión de sociedad. Suiza ha destacado siempre por eso, yo creo que está bien porque al final los estándares de sociedad son cada vez más comprometidos y poco a poco van filtrando hacia el sur de España. En este país hemos avanzado también porque comparas la sociedad de hace 30 años con la de ahora y la sociedad actualmente es mucho más sensible y está más preocupada que antes. Nosotros somos una pequeña isla en el sur de Europa donde queremos transmitir eso, y la gente realmente se sorprende porque no están acostumbrados en Andalucía, por ejemplo, que nos asocian de forma errónea otro tipo de comportamiento porque somos más alegres y aquí convivimos unas 82 nacionalidades diferentes con una disciplina casi militar.

¿Puede que el sol sea el factor principal que influye en nuestro comportamiento?

No cabe duda de que el sol es el factor que hace que la ciudad sea más o menos abierta. Principalmente, es una causa antropológica, porque las sociedades que tenían sol hacen que no sea tan dura la vida en el exterior, por lo que las personas interactúan más y por tanto esa sociedad es más abierta. Las sociedades de los países más cercanos al ecuador siempre son más abiertas, la flexibilidad, la alegría e incluso el ritmo de trabajo es más pausado; sin embargo, las sociedades del extremo del globo que tienen un clima más duro, les obliga a ser más cuidadosos y más planificados, porque tu vida dependía realmente de si habías previsto el tema de la alimentación, por ejemplo, para todo el invierno. Por lo que el comportamiento es de otra manera. No puedes borrar el comportamiento que una sociedad ha ido adquiriendo siglo tras siglo, pero si puedes ir adaptando e incorporando lo mejor de cada sociedad. La riqueza de cada cultura es buena y positiva y podemos ir mejorando.

¿Por qué elegisteis Marbella para Les Roches y no la capital de España?

Hay condiciones casuales que empujan a determinadas decisiones. Marbella, por ejemplo, está situada en un emplazamiento muy bueno a nivel estratégico por una razón, Les Roches está a nivel mundial con tres bases en Suiza que es donde nació hace 65 años, es la cuna de las grandes Escuelas de hospitality, la segunda es esta de Marbella que nació hace 21 años que como país turístico líder junto con Francia o EE.UU no tiene comparación a nivel mundial, incluso yo diría que en cuanto a repercusión teniendo en cuenta incluso el tamaño del país España es el líder mundial del turismo. Con lo cual tener una Escuela a nivel mundial en el país líder del turismo era lógico. ¿Por qué la Costa del Sol dentro de España? En este país quizás haya tres o cuatro puntos estratégicos de turismo más marcados, Mallorca, Barcelona, la Costa del Sol a nivel internacional y de conocimiento extranjero son inigualables. Pero la Costa del Sol con Marbella quizás sea la mejor elección de turismo de lujo en el país. Toda la concentración que supone Marbella y su entorno es una de las más privilegiadas para que se pueda formar un profesional en este sector.

¿Qué dificultad tiene el fusionar las diferentes culturas e idiomas dentro de Les Roches, teniendo en cuenta vuestros valores?

Es complicado. Trabajar con la misma cultura es seguir los mismos patrones, pero nos encontramos en una Escuela con multitud de culturas e incluso pautas de comportamiento diferentes que pueden impactar en otra sociedad. Todo esto varía mucho dependiendo de la sociedad, quien viaja mucho se puede dar cuenta que incluso los estándares de comunicación son casi opuestos en algunas cosas. Conocer eso, saber cómo va a actuar cada persona es uno de los aprendizajes naturales en Les Roches. Aquí no enseñamos solo una profesión, aquí enseñamos también a convivir, es más bonito y más rico este aprendizaje, aunque se puedan generar ciertos conflictos. 86 nacionalidades juntas en un mismo espacio aportan experiencias que no te va a aportar el trabajar en un mismo entorno. Tenemos ya mucha experiencia y un equipo trabajando en este entorno con lo cual son capaces de entender las distintas sensibilidades y saben cómo manejar cada grupo. Además, tenemos diferentes herramientas que hacen que los alumnos se mezclen y colaboren entre ellos como las ‘hermandades’ estilo americano desde que entran en la escuela donde indistintamente van entrando unos y otros alumnos al llegar a la Escuela. Una vez que solventas esos problemas ya todo es a favor, es aprendizaje que recoges.

A pesar de la internacionalidad y variedad cultural que existe en Les Roches, ¿cuál es el perfil medio del alumno?

Hay de todo, tenemos alumnos incluso con becas completas o incluso empresas que apoyan el aprendizaje de estos alumnos. Pero sí hay que decir que suelen ser de clase medio – alta dependiendo del país del que vengan y en otros países como en España está reservado para la sociedad con mayor poder adquisitivo. Nosotros también intentamos ayudar al acceso a estos estudios con becas de excelencia completas, becas con asociaciones o con empresas y son alumnos brillantes que pueden acceder también a Les Roches. Aparte Les Roches Marbella tiene un compromiso con los alumnos brillantes en general por lo que se hace un baremo de sus méritos; todos los alumnos españoles y portugueses (de la península ibérica) que tengan en su último curso escolar una media de 9 son automáticamente becados con un 50 por ciento, no tienen ni que pasar un filtro.

¿Cuáles son los resultados de Les Roches? ¿Con qué satisfacción sale el alumno?

Un 30 por cierto de nuestros alumnos son emprendedores en esta industria tan exigente y eso hay que destacarlo. Es una profesión muy dinámica en la que si ves que en un principio no alcanzas el puesto al que optabas decides emprender. Pero realmente todo alumno que quiere trabajar para empresas ajenas encuentra trabajo; antes incluso de terminar sus estudios ya tiene cinco ofertas de empleo de media a nivel mundial. Si eres muy buen estudiante puedes tener hasta ocho ofertas.

Habéis incorporado diferentes postgrados recientemente en Les Roches, ‘Dirección de Marketing para turismo de lujo’ y ‘Executive en dirección hotelera’ ¿nos podrías hablar de estas especialidades?

Los incorporamos a partir de 2014, además de la incorporación de un grado en 2012 de ‘Emprendedores y gestores de Pymes hoteleras’. A partir del 2014 – 2015 quisimos apostar por esta especialización porque nos dimos cuenta de que empresas destinadas al sector del lujo estaban viniendo a reclutar a Les Roches como Luis Viutton, Qatar Airways o grandes compañías tecnológicas para grandes eventos. Todo esto es a raíz del aprendizaje del protocolo, la gestión del cliente, la importancia de tener una organización exquisita y preparada para atender a ese cliente premium, la gestión de equipos… muchos factores que encajaban en diferentes sectores pero que estaban todos asociadas a un tipo de turismo de lujo, por lo que decidimos lanzar esta especialización aportando además nuestra experiencia al sector. Y el año pasado quisimos lanzar nuestro postgrado de dirección internacional de hoteles, pero en versión Executive ya que teníamos una demanda desde hace tiempo de profesionales que se encontraban trabajando y no podían interrumpir su trabajo o simplemente no querían hacerlo, por lo que hemos sacado una versión en la que reorganizamos la estructura del postgrado con la opción del Executive, por lo que es un hibrido entre la parte obligatoria presencial y el resto es con formatos de apoyos y una parte más práctica.

¿Qué relación tiene Les Roches con la Organización Mundial del Turismo?

Desde hace unos tres años somos miembros afiliados de la Organización Mundial del turismo, pero no solo eso, sino que también colaboramos con ellos de manera muy activa. Hemos colaborado, por ejemplo, en la Conferencia Mundial anual que organizan, el próximo año será en Suiza, este año ha sido sobre ‘Desarrollo y talento turístico’; que vengan personalidades de todo el mundo y que discutan sobre este tema es algo que no es fácil y que nos llena de orgullo. También interactuamos con ellos en distintos proyectos; hay muchas líneas de colaboración entre nosotros. Les Roches está dentro de las tres escuelas hoteleras y de hospitality más importantes del mundo y ellos son la vertiente de la ONU relacionada con el turismo, con lo cual se hace lógica la colaboración.

Vista principal de las instalaciones

¿Tenéis otro tipo de cursos?

Tenemos cursos de verano que vienen a hacer la función de aproximación y de introducción a lo que te vas a encontrar en la Escuela. En este curso vas cogiendo conceptos con dos objetivos, preparas la base para entrar en Les Roches y te ayuda a decidir si realmente quieres entrar en este mundo profesional. Normalmente, suele ser un curso muy atractivo donde los alumnos acaban enamorados de la profesión, todo es realmente vocación.

¿Cómo ves el cambio de la sociedad española en cuanto al turismo?

Estamos viendo que las familias españolas y la sociedad de este país está teniendo una mayor preocupación por formarse profesionalmente en el Hospitality y en el sector del turismo. Hemos cambiado ese pensamiento erróneo de que este sector era el ‘patito feo’ donde acababa la gente sin estudios, y realmente es un sector que necesita profesionales porque es la industria que genera más empleos después del servicio público. Es uno de los sectores que tiene mayor crecimiento en un futuro, además que las inversiones que se están haciendo y los puestos de trabajo que van surgiendo y existe una oportunidad maravillosa en este sector. Siendo España un país líder en turismo, es positivo que nos estemos dando cuenta de esto. Se ve esa concienciación de la sociedad de que el turismo puede ser una carrera interesante e igual de válida que otra en un futuro y hace falta prepararse para ello. Cada tipo de formación responde a ciertas cosas, nosotros estamos especializados en formar a directivos del sector turístico premium donde el customer service es excelente y primordial, por lo que nuestro modelo para estos objetivos es el mejor.

¿Crees que el malagueño debería aprovechar que está en una de las mejores zonas del sector turístico mundial como Costa del Sol?

Lo están aprovechando ya, por fin se están dando cuenta. Antes parecía que era algo que había caído del cielo y simplemente se sumergían sin conocimiento en este sector. Pero ahora las ciudades como Málaga están poniendo el turismo en su sitio, el cambio que ha dado Málaga con el alcalde Francisco de la Torre a nivel turístico y cultural ha ayudado mucho a levantar este sector en la ciudad y en la Costa del sol, se ve que el alcalde tiene pasión por su ciudad para que crezca en positivo y ha conseguido que Málaga tenga un sello característico propio apostando por una serie de acciones que han ayudado a conseguirlo. Es un buen ejemplo de manager, porque realmente es el manager de la ciudad que ha sabido tener una visión y junto con un buen equipo desarrollarlo y mostrarla al mundo. Esto es muy bueno porque, por ejemplo, Marbella y Málaga se enriquecen mutuamente porque son compatibles, una aporta la cultura y el turismo desde una perspectiva y la otra aporta el lujo y el turismo premium y eso es muy positivo.

Deja un comentario

El email no será público.