Carta de Chantal Moll, profesora de la Universidad de Barcelona - El Sol Digital

Carta de Chantal Moll, profesora de la Universidad de Barcelona

Queridos amigos.
Hoy no puedo daros noticias positivas. He asistido al acto sobre Cervantes, organizado por la sección cultural de Sociedad Civil Catalana, en el Aula Magna de la Universidad de Barcelona. Intervenía Jean Canavaggio, catedrático de Letras Hispánicas de la Sorbonne, una eminencia en Francia y uno de los mayores expertos en Cervantes. Mi madre fue su alumna en la Sorbonne y fui con mucho interés a escucharle.

En el acto tuve la alegría de encontrarme con mi tía María Teresa Gallego que es escritora y autora del libro «Mi querido Don Quijote» .

Pues bien, a las puertas del acto estaban unos CDR y unos radicales separatistas con pancartas gritando «fora feixistes de la Universitat». Hemos empezado el acto y los manifestantes radicales han empezado a poner ruido de sirenas, a aporrear las puertas, a silbar, a gritar. Dentro, los ponentes trataban de seguir con su exposición académica. Ha habido un momento que los golpes a las puertas eran tan fuertes que, como reacción y como protesta ante tanta intolerancia, nos hemos puesto a aplaudir a Canavaggio y a decir «libertad, libertad».

A medio acto, el presidente de SCC nos ha dicho que el rector le acababa de llamar para decirle que no podíamos proseguir con el acto porque no se podía garantizar nuestra seguridad y que saliéramos ordenadamente y en silencio por una puerta lateral. Así lo hemos hecho los 250 asistentes al acto, en fila india, aguantando los insultos de estas personas «fora feixistes», «fora opressors».

Ha sido muy, muy triste. Una cincuentena de personas han conseguido que no se celebrara un acto cultural de alto nivel. Canavaggio tiene 81 años, es reconocido por su extensa y gran obra a nivel internacional, y unos radicales separatistas le han impedido dar su conferencia y le han insultado. Era una gran ocasión para oír a un gran profesor. Quizás no podrá volver.

¿Cómo puede ser que no haya habido seguridad? ¡Por qué no han actuado las fuerzas de seguridad para protegernos? No se entiende… No lo entiendo.

Como sabéis soy profesora de la UB, para mí ha sido muy duro. He tenido que salir de la Universidad donde soy profesora desde hace 24 años, donde he recibido todo tipo de reconocimientos académicos, porque unas personas que yo creo que no eran ni de la Universidad, han venido a boicotear un acto académico, y lo peor es que lo han conseguido. Los asaltantes del acto no eran estudiantes. Ahora estamos de exámenes en la Universidad, no hay clases, estamos todos estudiando o corrigiendo exámenes y trabajos. Era gente de fuera. ¿Por qué les dejaron entrar a ellos y en cambio no dejaron entrar a las fuerzas de seguridad?

Os mando vídeos del momento que aporrean la puerta y como al final pedimos libertad y del momento que nos hacen salir y como nos increpan.

¡Por favor que alguien nos ayude! No puede ser que la intolerancia, el fanatismo, se apropie de la Universidad, de las instituciones.

Deja un comentario

El email no será público.