Casi el 50 por ciento de los trabajadores españoles no ha tomado medidas para preparar su jubilación - El Sol Digital
Casi el 50 por ciento de los trabajadores españoles no ha tomado medidas para preparar su jubilación

Casi el 50 por ciento de los trabajadores españoles no ha tomado medidas para preparar su jubilación

El 77 por ciento de los españoles confiesa que les preocupa la jubilación, según la Guía del Mercado Laboral 2019 de Hays. No obstante, casi el 50 por ciento de los trabajadores de nuestro país destaca que no ha tomado medidas para preparar su retiro. Los que sí lo hacen apuestan por un plan de pensiones privado (29 por ciento), ahorrar (25 por ciento), seguir trabajando cuando se supere la edad de jubilación (6 por ciento) y obtener ingresos de otras actividades (5 por ciento).

Noelia de Lucas, directora comercial de Hays, recalca que estas cifras se deben a que “el nivel de ahorro de las familias españolas está en mínimos desde el 2005, debido a la inversión en vivienda y a la subida del consumo. España, en cuanto a países de la eurozona, es el tercero por la cola que menos economiza, junto con Portugal e Reino Unido”.

Según las últimas previsiones, España será el país con la población más longeva de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), solo por detrás de Japón. De hecho, el importante envejecimiento de la sociedad española y el menor número de cotizantes debido a la baja natalidad ponen en entredicho su viabilidad. Además, habrá una mayor necesidad de cuidados a los mayores. “En la actualidad necesitamos a 2,31 trabajadores en activo para poder pagar una pensión. En los próximos cinco o diez años bajaremos a dos trabajadores” constata de Lucas.

La experta también remarca que “es conveniente plantear estrategias de ahorro alternativas para complementar la pensión pública si queremos aspirar a un nivel de vida adecuado a nuestros estándares”. Este es el caso de muchos países de Europa Central y Australia, donde los trabajadores “destinan una cantidad de su nómina a un fondo de pensión, que además pueden moverlo con ellos. De esta forma, el Estado, a través de las empresas, ayuda a fomentar la cultura del ahorro”, destaca.

La jubilación, un aspecto demasiado lejano para los millennials

Para Noelia de Lucas, los pocos recursos empleados en este aspecto se deben a que el «53 por ciento de los jóvenes hasta los 29 años vive aún con sus padres, casi cinco puntos más que hace cinco años”, según la última Encuesta Continua de Hogares (ECH) del Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto, además de temas culturales y demográficos, y el aumento progresivo de la edad de jubilación hasta los 67 años, aleja aún más este tema de las prioridades para las nuevas generaciones.

Asimismo, la experta pone, como contraposición a España, a los Estados Unidos. “En este país los más jóvenes ya se endeudan para llegar a estudiar en la universidad, lo que fomenta que gestionen su economía e intenten ahorrar desde los 18 años. La cultura de tener un Estado que paga una pensión no existe para ellos». En cambio, en nuestro país “los más jóvenes no piensan a largo plazo debido a un salario mileurista, a no poder emanciparse y a destinar el dinero en intentar ganar calidad de vida”. “Es como el cuento de la cigarra y la hormiga. En los años de crisis nos apretamos el cinturón, pero en cuanto el Producto Interior Bruto (PIB) subió, hemos disparado el nivel de consumo y hemos dedicado casi la totalidad de nuestro sueldo a pagar una vivienda, y ahora estamos al nivel más bajo de ahorro desde el 2005”.

Lo vimos hace poco: el gasto en pensiones de la Seguridad Social se eleva en agosto hasta la cifra récord de 9.681 millones, un 5 por ciento más. No obstante, según los últimos datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, el 52 por ciento de las pensiones por jubilación en España son inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Es más, casi 90.000 jubilados tienen una pensión de menos de 150 euros al mes. Sin embargo, si continúan las tendencias recientes de salud, según la revista The Lancet, España podría subir hasta situarse en el primer lugar en 2040 con una esperanza de vida promedio de 85,8 años. “Si no fomentamos más medidas para preparar la jubilación entre los españoles, tendremos un grave problema”, concluye la directora comercial de Hays, ya que “hemos visto que los planes privados de pensiones, tal y como están planteados, no está siendo una medida atractiva para el trabajador medio. Además, se le une la tendencia a la baja natalidad, que ahora mismo se encuentra en niveles mínimos”.

Deja un comentario

El email no será público.