Cerca de la vacuna y de máximos, en EEUU. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga - El Sol Digital
Cerca de la vacuna y de máximos, en EEUU. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

Cerca de la vacuna y de máximos, en EEUU. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

La Semana finalizó con correcciones en Europa entre un -4%/-5% mientras que en Estados Unidos fueron, como siempre, más moderadas (-2%/-3%). Pero empezamos la presente con fuertes subidas (+4%/+5% en Europa, +3% en EEUU) apoyadas en las positivas perspectivas de una vacuna contra el Covid-19 (Moderna) con la esperanza de que ésta permita una más pronta recuperación de la economía, a lo que se sumó la propuesta de Merkel y Macron de un Fondo de Recuperación Europeo de 500.000 mln eur financiado a través de emisión de deuda europea y destinado totalmente a gasto (no préstamos) en las regiones y sectores más afectados.

En lo que respecta a nuevos estímulos fiscales, y según varias fuentes, en EEUU el partido demócrata va a presentar un nuevo plan de ayuda, valorado en 3 billones (españoles) USD que se añadiría a los planes de más de 2 billones USD ya aprobados. La votación podría llevarse a cabo pronto si bien también se sugiere que tiene pocas opciones de ser aprobada en el Senado.

Por su parte, los datos macroeconómicos continúan mostrando el impacto del confinamiento con cifras de actividad muy deprimidas, y la caída de los precios del crudo, con unos IPCs que han registrado una moderación importante del ritmo de avance. En Estados Unidos, de mayo destacamos la encuesta manufacturera de Nueva York (-48,5 vs -60e y mínimos históricos de -78,2 anterior) y la confianza de la Universidad de Michigan (73,7 vs 68e y 71,8 anterior).

En el mercado del crudo, sorprendió la decisión de Arabia Saudí de incrementar sus recortes de producción en junio con el objetivo de intentar impulsar el precio del crudo. De esta forma, añadirá a los recortes ya pactados en el acuerdo OPEP+ un recorte adicional de 1 mln b/d, reduciendo su producción en junio hasta 7,5 mln b/d (vs 8,5 mln b/d de objetivo original en mayo-junio y >12 mln b/d en marzo). Kuwait y Emiratos Árabes Unidos se unieron a estos recortes adicionales con el fin de acelerar el re-equilibrio entre oferta (aún exceso) y demanda (recuperación muy incipiente, manteniéndose importantes caídas interanuales ante el confinamiento). Se da así una clara marcha atrás a la guerra de precios iniciada en el mes de marzo.

Tampoco debemos pasar por alto el incremento de las tensiones geopolíticas, con el presidente Trump afirmando que no está dispuesto a hablar con el presidente chino Xi Jinping en estos momentos ante la situación creada por el Covid 19. Incluso llegó a sugerir la posibilidad de cortar toda relación comercial. Recordamos que Trump se estaría planteando la posibilidad de castigar a China a la que acusa de liberar el virus, aunque suavizó sus palabras al decir que China habría liberado el virus involuntariamente. En su punto de mira podrían estar ahora las compañías chinas que cotizan en las bolsas americanas pero que no siguen las normas contables americanas. También rechazó renegociar la fase 1 del acuerdo comercial EEUU – China, en contra de lo que podría pretender China y a pesar de que recientemente las compras chinas de productos agrícolas americanos han aumentado.

En cuanto a nuestra visión de los mercados, la incertidumbre en torno al impacto del coronavirus en la economía global continúa siendo elevada. Por ello seguiremos de cerca las revisiones a la baja de crecimiento económico, los indicadores más adelantados de ciclo y el impacto en BPAs a medida que vayamos ganando visibilidad. Hasta entonces, nos parece difícil vislumbrar un suelo sostenido en las bolsas. La continuidad en la ralentización del ritmo de contagios sigue siendo condición necesaria, aunque no suficiente, para ver un rebote sostenido en los mercados y habrá que mantener un cuidadoso equilibrio entre reactivación económica y distanciamiento social para prevenir un repunte en las infecciones. En este contexto, mantenemos la cautela en nuestras carteras, primando la exposición a sectores regulados o considerados esenciales, y compañías con mayor flexibilidad para adaptarse al entorno actual y con posiciones financieras más conservadoras, que puedan mostrar un mejor comportamiento relativo, sin descartar que el mercado ofrezca mejores puntos de entrada.

Deja un comentario

El email no será público.