Civismo social y democrático. Carlos Ramírez. Abogado - El Sol Digital
Civismo social y democrático. Carlos Ramírez. Abogado

Civismo social y democrático. Carlos Ramírez. Abogado

Una sociedad que premia a quienes ostentan el poder, la riqueza, la belleza física y la fastuosidad de la fama está enferma. El recientemente fallecido Zygmunt Bauman, sociólogo, filósofo y ensayista polaco-británico de origen judío, definía la sociedad moderna “líquida” como aquella sociedad donde las condiciones de actuación de sus miembros cambian antes de que las formas puedan consolidarse en unos hábitos y en una rutina determinada. Aseguraba que “los triunfadores en esta sociedad” son las personas volátiles, como el comercio y las finanzas. Personas hedonistas y egoístas, que ven la novedad como una buena noticia, y un héroe es el triunfador que aspira a la fama, al poder y al dinero, sin importarle a quién se lleva por delante.

Esto coincide con la definición de “hombre light” del profesor Enrique Rojas, definido con cuatro características: hedonismo, consumismo, permisividad, todo vale, y por último, relativismo, donde nada es bueno ni malo y en última instancia todo depende del pensamiento de cada uno. En una sociedad así la lealtad y el compromiso son rechazables porque son valores duraderos.

Un país donde se maltrata a las mujeres sin castigo proporcionado es debido a que esa sociedad está enferma o está anclada en la Edad Media, tal y como ocurre en varios países musulmanes como Afganistán, Arabia Saudita, Catar, Indonesia, Nigeria, Sudán o Pakistán.

En España, los defensores “de las mujeres” se autoproclaman impulsores de la ideología de género. Quizás sin saberlo, o, a lo peor, con conocimiento, defienden un conjunto de ideas que explican la sexualidad humana desde la cultura, sin ninguna referencia a la Naturaleza. Persigue establecer una igualdad total entre hombre y mujer, sin considerar las naturales diferencias entre ambos, y relativizan la noción de sexo de tal manera que, no existirían dos sexos, sino más bien «orientaciones sexuales».

El llamado “feminismo de género” propone que hay que acabar con el concepto mismo de feminidad pues solo así, la mujer podrá obtener los mismos derechos que el hombre. En el ámbito de lo social lo que se persigue es minimizar la familia y el matrimonio “tradicional”.

Los países en la UE que encabezan la lista de casos de violencia machista son Dinamarca (52 por ciento), Finlandia (47 por ciento), Suecia (46 por ciento), Francia y Reino Unido, ambos con un 44 por ciento. Estos porcentajes representan a mujeres de la Unión Europea que han sufrido violencia física y/o sexual desde los 15 años. España tiene menos de la mitad de los casos en términos porcentuales que Dinamarca, un 22 por ciento.

Un total de 121 mujeres fueron asesinadas en Francia por sus parejas o exparejas en 2018, esta cifra incluye a las parejas oficiales o no, muestran un ligero retroceso con relación a 2017, año en el que se registraron 130 feminicidios.  En lo que va del 2019, 76 mujeres han sido ya víctimas mortales de la violencia de género frente a 64 en el mismo período en 2018.

Un total de 147 mujeres murieron el año pasado en Alemania a manos de sus parejas o exparejas. El porcentaje de ciudadanos alemanes entre los sospechosos de haber infligido malos tratos a sus parejas o exparejas asciende alrededor de un 68. En Suecia, se denunciaron 56,8 violaciones por cada 100.000 habitantes en 2015, 20 veces más que en España, donde se registraron 2,65. Las cifras no reflejan el número de delitos cometidos, sino las denuncias registradas. De 32 países analizados por la Oficina de Estadística Europea, España está por debajo de la media, en el puesto 25.

Lamentablemente con la aprobación en 2007 de la Ley de Identidad de Género, hay una redefinición de la sexualidad en la incorrecta y moralmente discutible dirección del reconocimiento de múltiples sexualidades e identidades sexuales y de género. Al respecto, el filósofo británico Gilbert Keith Chesterton, opinaba que “Quienes hablan contra la familia no saben lo que hacen, porque no saben lo que deshacen.” Distinguir no es discriminar; diferenciar para discernir es valorar con propiedad, no discriminar.

El incivismo también abarca a la política. El PSC ha planteado reconocer a Cataluña como nación y a España como un estado plurinacional en el documento político que someterá a votación en su Congreso. Un horror. Cada uno puede sentir como quiera la región en donde resida, pero no cuestionar el Estado español y pretender conseguir un Estado ajeno al español, u obtener el reconocimiento de ser nación sin Estado.

Unas recientes escuchas telefónicas de la Guardia Civil han confirmado que Puigdemont, prófugo, está escribiendo un libro, junto al director de El Punt Avui, Xevi Xirgo, para detallar los trapos sucios de su socio encarcelado Junqueras.  El nuevo desafío en el Parlament es otra muestra de la actitud convergente y de la debilidad de Esquerra.

Sobre la decisión del PSOE de incluir el conflicto catalán en la vía política, lo lógico es incluir la violación de las leyes estatales y catalanas y la traición sistémica al orden constitucional desde la Generalidad.

El PSC y la rama catalana de Podemos se conjuran para “no incomodar al independentismo” en plena negociación de la investidura. Así, han evitado respaldar en el Parlament una moción de Ciudadanos que perseguía retirar las subvenciones concedidas a la Plataforma per la Llengua, la entidad que espió en los patios de 50 escuelas para comprobar si alumnos y profesores hablaban en castellano. Esa “ONG del catalán”, ha recibido 3,7 millones de euros de la Generalitat desde 2012, y también por el Ayuntamiento de Barcelona con Colau en la Alcaldía y por la Diputación de Barcelona presidida por el PSC.  El PP ha anunciado que demandará a la Plataforma ante la Agencia Española de Protección de Datos por haber espiado a escolares y profesores y haber usado sus datos.

Y mientras, con el dinero de todos, la comunidad autónoma más endeudada de España, ha fijado en 1.239 euros mensuales el salario mínimo que deberían percibir los trabajadores de Cataluña, una cifra que supera en 340 euros a los 900 euros del Salario Mínimo Interprofesional que rige para toda España. La razón es que «un país que se quiere justo y libre no puede tener trabajadores pobres».

En España estamos en una fase en el que se normalizan los discursos de la extrema izquierda y de los separatistas radicales. ¿Se está permitiendo desde el gobierno central abrir una herida, en canal, a la soberanía y unidad nacional? Sánchez puede abrir las puertas del castillo a los asaltantes sin meditar la magnitud del trágico error.

El proyecto de España como horizonte de certidumbre y de seguridad se rompe al no permanecer consensos básicos, que generen confianza a lo largo del tiempo en la sociedad.  Lo otro, las traiciones, engaños, honores mancillados y ciegas venganzas en los partidos políticos les interesan a los afectados y a sus séquitos de seguidores.

En Podemos, “por casualidad”, estalló el escándalo. Un delegado de protección de datos del partido hacía temblar los pilares de la formación. Hay denuncias que abarcan las infracciones penales, sobresueldos, pagos en B, hasta financiación ilegal. El propio Pablo Iglesias habló de ‘acoso sexual’. Y si hubo un acoso sexual, ¿por qué no ha ido Podemos a los tribunales? El escándalo se dispara cada día.

Gracias a la gestión de la exvicepresidenta Sáenz Santamaria, de dar todo el poder mediático a la prensa y televisiones izquierdistas, estos medios apenas abordan o se pronuncian sobre tales escándalos públicos. ¿Y los 2. 300 millones de euros de los ERES? ¿Eso? ¡El pasado!

Mientras, en Gran Bretaña respecto las elecciones adelantadas al 12 de diciembre impuesta por la oposición parlamentaria, solo había una duda, si los conservadores obtendrían mayoría absoluta. Eran unas elecciones en formato de referéndum sobre el Brexit y los conservadores han conseguido atraer al electorado laborista proBrexit, y han arrasado con el 44 por ciento de votos y 360 escaños de los 650 en liza. El pacto del diablo a cuatro bandas de laboristas, liberales e independentistas galeses y escoceses de no concurrir junto en las mismas circunscripciones para evitar la victoria de conservadores solo ha beneficiado a los nacionalistas escoceses, que se les esfuma la convocatoria fácil de un segundo referéndum por la independencia como le ofrecía el líder laborista.

Será un Brexit duro, además ocasionará el exilio del candidato radical laborista antijudío Corbyn y de la líder liberal. Escocia ha evidenciado que es proEuropea y está en otro planeta aparte de la política británica. ¿Exigirá otro referéndum? Sí.

El tiempo litúrgico que ahora comenzamos, el Adviento, es una invitación a reforzar nuestra esperanza. En estas semanas, mientras preparamos la gran fiesta del Nacimiento del Redentor, podemos considerar el modo de actuar de Nuestro Señor. Para los cristianos la oración es nuestra fuerza. Hemos de llamar continuamente a la puerta del Corazón Sacratísimo de Jesucristo, que es nuestro amor, y del Corazón Dulcísimo de María, que es nuestra salvación; y no olvidar que, para el Señor, los siglos son instantes.

Deja un comentario

El email no será público.