Confidential ESD10

De abandono por parte de Europa calificó el primer ministro tunecino las llamadas de regreso a casa de Gran Bretaña, Irlanda o Dinamarca a sus nacionales que están de turismo en el país norteafricano. Tras el importante despliegue policial, la recuperación del estado de emergencia, el cierre de mezquitas de tendencia radical y otras medidas adoptadas, Londres considera altamente probable la posibilidad de nuevos atentados. Pero lo cierto es que Londres tampoco está a salvo, es objetivo yihadista de primer orden y ningún país ha pedido que los turistas abandonen Gran Bretaña. El duro golpe que la salida del turismo representa para la economía tunecina es considerado un éxito por parte de los terroristas islamistas, a los que Londres con su decisión favorece involuntariamente. El primer ministro Habid Essid, ha advertido que esta actitud occidental tendrá consecuencias no sólo en su país sino a escala internacional.
Expertos españoles consideran que nuestro país no se beneficiará especialmente de un desvío del flujo turístico a Túnez, dados nuestros precios, más altos que en el Magreb.
Las autoridades españoles sí están preocupadas por otro desvío, el de los yihadistas en Francia, que muy perseguidos allí por la implacable política antiterrorista de Hollande podrían cruzar la frontera en dirección a España, que aunque está en el cuarto, de cinco, nivel de amenaza es mucho más vulnerable que Francia, con más de 10.000 efectivos militares en las calles, además de los policiales.
El servicio de Inteligencia español, CNI, que ya reconvirtió parte de sus recursos destinados a la lucha contra ETA a otras tareas, ahora los retrae de labores contra el crimen organizado y la delincuencia internacional para centrarse en el yihadismo, verdadera amenaza real hoy. Los hombres y mujeres del CNI, insuficientes para los nuevos retos –al igual que sus presupuestos-, sostienen un trabajo de control de paso de potenciales terroristas por el Estrecho, el aeropuerto de Málaga y las fronteras de Ceuta y Melilla que requieren de una mayor vigilancia. En la sede del CNI en Málaga, en las afueras de la ciudad, el trabajo es continuo y continuas son las demandas informativas de Madrid de la cúpula del director, el teniente general Félix Sanz Roldan, al frente del servicio desde 2009.
En el mismo ámbito terrorista, cabe felicitarse por la decisión del juez de la Audiencia Nacional, Juan Pablo González, al haber admitido a trámite tres querellas de víctimas del terrorismo que permitirán investigar a la dirección etarra desde 2004 por delito de lesa humanidad en concurso real con delitos de asesinato. Las querellas de Dignidad y Justicia y Fundación Luis Portero, que requerían remontarse a 1977, son un nuevo éxito de Daniel y Luis Portero en su lucha, muchas veces en soledad, contra la banda terrorista.

EIFOR

Deja un comentario

El email no será público.