Confidential ESD25 (1)

El malagueño Bernardino León es la nueva víctima de un hacker de altos vuelos por el que hemos podido conocer en una información divulgada por The Guardian que había entrado en negociaciones con el Gobierno de Emiratos Árabes –que lo ha fichado como director de su Escuela Diplomática– meses antes de abandonar su cargo como representante de Naciones Unidas en Libia. Su trabajo, en extremo difícil y peligroso incluso para su vida, ha dejado preparado a su sucesor un acuerdo entre las asambleas de representantes de Tobruk y Trípoli, las dos grandes facciones del país todavía enfrentadas; al margen quedan los terroristas de Ansar al-Sharia.
Algunos de los correos robados por un periodista comprometían su imparcialidad como delegado de ONU, aunque él ha replicado que están sacados fuera de contexto.

EIFOR

Deja un comentario

El email no será público.