Confidential ESD75 - El Sol Digital
Confidential ESD75

Confidential ESD75

Los robots podrían cotizar a la Seguridad Social. Parece que ya lo están considerando algunos gobiernos, ávidos de más leña para sus calderas de los Presupuestos. De hecho, la Comisión Europea estudia fórmulas para calificar como “personas electrónicas” a estas máquinas que progresivamente adquieren un aspecto más humano. Así, las empresas que contraten los servicios de estos robots tendrían que cotizar por ellos a la Seguridad Social y garantizar también sus responsabilidades legales, ya que no se podría cargar sobre una máquina un accidente o un error.

Tendría que establecerse un registro de robots inteligentes y las empresas declararían el dinero que ahorran en cotizaciones sociales por utilizarlos en lugar de personas. Es decir, que si la tecnología viene en ayuda de la empresa para abaratar costes, como es el caso de los robots, el Estado se interpone y dice: un momento, que paguen también cotizaciones sociales. La ambición recaudatoria no tiene límites, ni de ciencia ficción. Por supuesto, los fabricantes europeos de robots no ven con buenos ojos esta regulación y sostienen que se trata de más burocracia y que impediría el desarrollo de la robótica. Para desbaratar la argumentación oficialista de que los robots ocasionarían pérdidas de empleo humano, las empresas del sector explican que el número de empleados humanos en la industria automovilística alemana ha crecido el 13 por ciento entre 2010 y 2015, mientras que la cifra de robots crecía el 17 por ciento en el mismo periodo.

EIFOR

Deja un comentario

El email no será público.