Consejos al amparo de la chimenea. Miguel Guijarro. Economista - El Sol Digital

Consejos al amparo de la chimenea. Miguel Guijarro. Economista

Permíteme, amable lector, que te haga unas consideraciones personales basadas en mi experiencia sobre las relaciones con el sector económico.

1.- Los bancos no son tus amigos ni tus socios ni tus consejeros, de hecho si hablamos de pasta, nadie es tu amigo, ni si quiera tus familiares.

2.- La bolsa es un timo, está diseñada para que ganen los grandes. Te lo digo en serio, además está dominada por programas informáticos, es como jugar al ajedrez contra un ordenador de la NASA.

3.- No te endeudes más de lo necesario y vive por debajo de tus posibilidades. Seguramente éste sea el mejor consejo que te puedo dar y francamente no cuesta tanto.

4.- A más rendimiento, más riesgo. Esta es la regla de oro de toda inversión que muy frecuentemente olvidamos. Desconfía de cualquier inversión con intereses sorprendentes, seguramente tenga gato encerrado.

5.- La letra pequeña existe y muchas veces cuenta cosas importantes que no quieren que sepas. Toma tu tiempo en leerla. Pregunta. Si no entiendes algo, pregunta, no es en absoluto una muestra de ignorancia, más bien lo es de inteligencia.

6.- Valora tu tiempo libre, seguramente no le des la importancia que tiene y lo sacrificas para mantener un nivel de vida que no puedes.

7.- Los buenos amigos no tienen precio. Cuando las cosas van mal son un apoyo emocional imprescindible y en el peor de los casos, pueden ser un apoyo económico.

8.- Puedes vivir mejor cobrando lo mismo, todo es cuestión de tomarse en serio los gastos. De verdad que no es difícil, aunque da pereza. Prueba con las marcas blancas, cambiar de compañía de móvil o simplemente saliendo de casa sin tarjeta.

9.- No seas fiel a tu empresa, ella no lo será contigo. Aprovecha que estás en ella para formarte todo lo que puedas y conseguir buenos contactos y demostrar lo que vales. A la primera oferta buena que te salga, ve a por ella sin remordimientos. Nadie es un empleado de por vida. Todos los trabajos son temporales.

10.- No te agobies. Seguramente estés más preocupado por lo que podría pasar que por lo que realmente está pasando. Basta con ser algo previsor para evitar ese estrés que puede afectar a tu vida personal.

11.- Recuerda que es imposible prever el futuro con los datos del pasado. El estrés proviene de descontar hoy lo que prevés pasará mañana y, de seguro, que no pasará como lo prevés.

12.- El Estado no es papá, cualquier problema que tengas te tocará resolverlo a ti.

13.- No avales personalmente operaciones financieras. El aval, si es ejercido, te dejara de por vida con deudas. Recuerda que el aval y la esclavitud son de por vida.

14.- No te juegues todo tu patrimonio. Ahorra y prevé un futuro incierto. Guarda una reserva intocable.

15.- No te fíes de las administraciones públicas. No suelen jugar limpio y si lo hacen es en un terreno diferente al tuyo.

16.- No te creas todo lo que te dicen. Acostúmbrate a tener tus propias opiniones, pero que éstas estén basadas en hechos reales, no en sensaciones o suposiciones.

17.- Disfruta de la vida. Ríete, di tonterías sin miedo. Solo se vive una vez y no puedes convertir tu existencia en un calvario.

18.- La economía no es una ciencia y mucho menos exacta. Tenlo en cuenta cada vez que tengas relación con ella.

19.- Recuerda que una cosa es el valor de las cosas, que suele ser estable a lo largo del tiempo, y otra el precio de las mismas, que depende de la volatilidad del mercado. No los confundas.

20.- Desconfía de la denominada “economía financiera”. La “economía real” es la que sustenta los países y los crecimientos y a las personas. La financiera es una pura burbuja manipulable.

Con que uno solo de los consejos te haya servido, me sentiré orgulloso de haberlos escrito.

 

 

 

Deja un comentario

El email no será público.