“Contamos con grandes especialistas, de experiencia y en un contexto de formación universitaria". Francisco Ruiz Delgado, director médico de Cuomax - El Sol Digital
“Contamos con grandes especialistas, de experiencia y en un contexto de formación universitaria”. Francisco Ruiz Delgado, director médico de CuomaxFrancisco Ruiz con dos profesionales de su especialidad en Cuomax

“Contamos con grandes especialistas, de experiencia y en un contexto de formación universitaria”. Francisco Ruiz Delgado, director médico de Cuomax

Francisco Ruiz Delgado, director médico de Cuomax

Francisco Ruiz Delgado es cirujano oral y maxilofacial, así como facultativo en esta rama, sobre todo en el desarrollo pediátrico. Además de ejercer en la sanidad pública como tal, también es director médico de Cuomax, una clínica de odontología y cirugía maxilofacial que abrió sus puertas hace poco más de un mes en la provincia de Málaga. El centro, además de ofrecer varias especialidades odontológicas y centrar las expectativas de futuro en dermatológicas, destaca por estar vinculado a la formación con enseñanzas universitarias de posgrado. Así, seis especialistas, profesores externos y más de 100 alumnos forman parte de este proyecto que ofrece una atención específica a cada paciente según su patología “con la máxima seguridad y una dotación técnica muy alta”. Además, aquellos que se traten bajo el sistema universitario “pueden ahorrarse hasta un 70 por ciento del tratamiento que necesiten”.    

¿Qué especialidades ofrecen actualmente en Cuomax?

Ahora mismo tenemos todas las especialidades odontológicas, desde la odontología conservadora hasta la rehabilitación implantológica, estética, periodoncia, ortodoncia y pediatría. Así, se trata de aquellas que, ante el reconocimiento ministerial, están más aceptadas públicamente.

Entre los objetivos futuros de la clínica está la iniciativa de prestar servicios dermatológicos.

Sí, en este caso el proyecto está muy vinculado a la parte de la dermatología y de la medicina estética, sobre todo facial, porque es un área que está muy próxima a la cirugía oral y maxilofacial. Además, en un futuro también esperamos contar con algún servicio de cirugía plástica asociado.

Hace muy poco tiempo que abrieron sus puertas.

Así es, y una de las peculiaridades de este centro es que se trata de una clínica que está vinculada a la formación. Es universitaria y se ofrecen posgrados de odontología, esperando también poder impartir especialidades médicas en un futuro. La parte de la formación lleva abierta desde principio de año, tal como el funcionamiento de las aulas, pero la parte clínica desde el 1 de septiembre de este año.

¿Cómo surgió la idea de poner en marcha un proyecto como este?

Surge por la motivación en la formación que tienen los profesionales que la conforman. Hay un equipo de trabajo que tiene mucha vinculación con la formación universitaria y entendíamos que había un vacío en ese sentido al no contar con una facultad de odontología en la provincia de Málaga. A través de colaboraciones con universidades de diferente procedencia, inicialmente en Almería y actualmente en Murcia, se consiguió establecer un espacio de trabajo para impartir cursos de formación en él área de odontología y, a partir de ahí y ante la necesidad de contar con pacientes para poder mantener la formación, se constituyó este proyecto clínico, asistencial y también formativo.

¿Los mismos especialistas que ejercen en la clínica son los que imparten la formación?

Exacto, son los especialistas que trabajan en ella y los que están centrados fundamentalmente en el día a día de la actividad asistencial, es decir, dando el mejor trato a sus pacientes y, en función del calendario formativo, imparten clases tanto prácticas como teóricas a alumnos, todos con titulaciones superiores.

¿Cuentan con clientes desde el principio o empiezan de cero en todos los sentidos?

El proyecto se inicia desde cero. Es verdad que algunos de los profesores y de las personas implicadas en el proyecto tienen una amplia experiencia y una gran trayectoria en la asistencia patología bucomaxilofacial en general, en la provincia de Málaga, desde hace ya muchos años. Contamos con gente con una gran experiencia. El hecho de plantear un proyecto nuevo significa que la vinculación con Cuomax tenga poco tiempo pero, por ejemplo en mi caso, llevo atendiendo pacientes en Málaga en la patología derivada de mi especialidad desde el año 2002.

¿Con cuántos especialistas cuenta el centro?

Existe un perfil de especialista por cada una de las especialidades odontológicas, es decir, seis personas, cada una con un perfil muy específico y especializado y siempre sujetos a la mejora continua que exige formar parte de un proyecto de formación. Eso hace que nuestros especialistas estén continuamente aprendiendo, especializándose y mejorando sus capacidades.

¿El número de profesores es el mismo?

Hay también profesores externos. En este caso, la clínica tiene un personal estable, pero hay docentes ajenos porque hay determinados tratamientos o perfiles de pacientes que necesitan una atención hiperespecializada. En este caso, intentamos dar atención a lo más común pero sin dejar de atender los pequeños problemas, aquellos casos y pacientes que no encuentran esa atención en otras clínicas, otros centros o espacios incluso hospitalarios.

En cuanto a la parte universitaria, ¿ha habido una buena acogida por parte de los alumnos?

Ahora mismo tenemos cinco cursos master funcionando en ortodoncia, cirugía bucal, periodoncia, rehabilitación y estética, y estética facial, con un número superior a 100 alumnos cursando en este año su posgrado.

¿Qué diferencias presenta esta clínica respecto a otras del sector?

Primero, el perfil tan especializado que tiene, con una atención que la desarrollan y la llevan a cabo personas que están muy actualizadas en las diferentes patologías y, por tanto, pueden dar una atención lo más novedosa y actualizada a todos los pacientes, especialmente en una época en la que estamos en continua mejora y atentos a las novedades que van surgiendo para asumir retos y estar actualizados. Además, tenemos una dotación técnica muy alta, de la más importante en cuanto a equipamiento y diagnóstico, y para cirugía mínimamente invasiva. También destacamos porque ofrecemos la posibilidad de que la población se sume a los proyectos y cursos de formación, atendiendo su patología en condiciones económicas muy favorables, porque pueden tratarse en el contexto universitario y eso permite en muchos casos un abaratamiento de los presupuestos de hasta un 70 por ciento.

Se trata, entonces, de un beneficio en doble dirección.

Exacto. Para los alumnos porque ponen en práctica la formación y para los apacientes porque tienen una mejora económica y, aparte, saben que estarán atendidos bajo la supervisión de profesionales muy especializados. Así, los pacientes son tratados de forma conjunta, codo con codo, por los especialistas y el odontólogo diplomado -siempre con su titulación- que, actualmente, está superespecializándose en una patología en concreto. En ningún caso serían alumnos, es decir, no son estudiantes, sino personal en especialización, que es diferente. Siempre con la seguridad de que están en un entorno muy protegido, con condiciones clínicas tranquilizadoras y un personal altamente capacitado.

Cuomax es una clínica para todos.

Sí, y no podemos perder el norte de que es una clínica dental, de cirugía oral y maxilofacial y lo que queremos es tratar a los pacientes de Málaga y su entorno y hacerlo lo mejor posible.

¿Cómo ha ido este primer mes?

Pues va bien, estamos en plena fase de publicitarnos y darnos a conocer. Tengo la suerte de tener vinculación con la sanidad pública y, en este caso, es verdad que siempre todo lo que sea compatibilizar la atención en un lugar y otro es interesante. Acabamos de arrancar y hasta ahora estamos satisfechos.

¿Qué expectativas tienen a corto y largo plazo?

El objetivo fundamental es encontrar el desarrollo profesional adecuado. En este caso, mi formación es médica y ésta es mi vocación, ya que me gusta atender a los pacientes, que estén correctamente tratados y satisfechos con la atención que se les da. Después, también buscamos que los programas de formación sigan funcionando, que tengamos la ocasión de mantener este entorno universitario, puesto que es enriquecedor para los alumnos, los profesionales, los profesores y para los pacientes en muchos casos. Y, por último, evidentemente, que el proyecto a nivel económico sea rentable y que se nos permita seguir creciendo. Siempre, sobre todo, orientados hacia la formación.

Deja un comentario

El email no será público.