Conversaciones de El Sol Digital (XX) - Juan Antonio Casado, productor de El Jugador de ajedrez - El Sol Digital
Conversaciones de El Sol Digital (XX) – Juan Antonio Casado, productor de El Jugador de ajedrez

Conversaciones de El Sol Digital (XX) – Juan Antonio Casado, productor de El Jugador de ajedrez

“Para entrar en EEUU necesitas una película de terror”

Durante el pasado Festival de cine de Málaga El Sol Digital tuvo ocasión de hablar con Juan Antonio Casado acerca de la película que presentaba, El jugador de Ajedrez. Una historia que funciona en la pantalla y que abre el camino a otros proyectos de este joven productor que estudió en Málaga y que dejó los despachos del Ministerio de Cultura, donde trabajaba, para apostar por el cine, todo un riesgo en un país en el que esto no se entiende muy bien.

¿Cómo llega a conocer a Julio Castedo, autor de la novela de El Jugador de ajedrez?

Fue por casualidad, estaba en mi banco, y la directora me habló del proyecto. Resulta que su cuñado es Julio Castedo. De esto hace ya 8 años, aunque parezca mucho tiempo, este periodo dentro del cine puede ser normal. Por ejemplo, la película Blancanieves tardó en hacerse también 8 años. Entonces, nos ponemos manos a la obra, estuvimos negociando con inversores privados. Al final nos presentamos a RTVE. La entrada fue el detonante de que la película cogiera el rumbo que cogió. De esta forma pudimos conseguir un millón de euros. Después entró también Telemadrid y el Ministerio de Cultura, con lo que conseguimos un millón doscientos mil euros. En España, esta cuantía para hacer una película no está nada mal, sin embargo, en EE.UU. estas cantidades son bajas. Conocemos a Luis Oliveros por su trabajo de El Ángel de Budapest, nos gustó mucho su trabajo y la experiencia con la que contaba. Gracias a él, conseguimos grabarla en siete semanas de rodaje, de ellas cuatro fueron en Budapest y el resto en Gran Canarias.

¿Por qué en Gran Canarias?

Canarias nos ofrecía los incentivos fiscales y además allí encontramos unos escenarios estupendos. Descubrimos unos túneles que hizo Hitler con Franco. Tienen varios kilómetros y van desde la ciudad hasta el mar y estaban hechos para que entraran los submarinos en la II Guerra Mundial. En la película, cuando aparecen los bajos de las cárceles en París, en realidad son estos túneles que te estoy comentando.

¿Qué tal son los actores?

Hemos encontrado grandes actores que dan mucha credibilidad al proyecto. En mi opinión, están todos estupendamente. Desde Mark Clotet, que estuvo nominado por la película La Voz Dormida, también Melina Matthews, que ha interpretado a una de las actrices de la serie de televisión El Príncipe. Otros de los actores que ha estado genial ha sido Alejo Sauras, conocido por Los Serranos. Hace un trabajo muy bueno y la gran mayoría de las veces ha trabajado en papeles secundarios, así que con este papel creo que tiene una buena oportunidad para que la gente vea el gran actor que es.

¿Qué predomina más en la película contar una historia o las relaciones personales entre los protagonistas?

Yo creo que la historia en sí, es una historia de valores humanos que llega a todo el mundo. Lo he podido comprobar en mi pueblo de Jaén, con un prestreno técnico que hicimos. La gente se metió en la historia, les impacto.

¿De qué va la película?

El protagonista es un jugador de ajedrez, fue campeón en el año 1934. En ese campeonato se enamora de una periodista francesa, ella es una persona muy liberal. No es feliz en España y entonces se marchan a París. En aquellos años Hitler invadió esa ciudad y al protagonista lo acusan de espía. Pero él es una persona normal, un campeón, que se ve envuelto en un conflicto bélico, él no ha hecho nada. Entonces pasa cuatro años en la cárcel y hay un comandante alemán a quien le encanta el ajedrez. Así que se interesa por el jugador y lo usa como entretenimiento.

¿El Festival de Cine de Málaga qué le puede aportar a la película?

Creo que es la película perfecta para el cambio de rumbo que quiere este festival. Me refiero a su apuesta por lo internacional. Creo que ahora es el momento de inflexión, de ir hacia otro lado. Lo que ha hecho a lo largo de estos años está muy bien y digamos que tiene cubierto ese espacio. Esta película es un ejemplo de la apuesta por lo nuestro y por lo de fuera. Mira en El Jugador de Ajedrez hay actores andaluces, madrileños y catalanes. Todos hemos convivido. Es el ejemplo de que en España nos podemos entender en la cultura. Hemos trabajado en paz y no solo con españoles, también han trabajado alemanes, franceses y húngaros. Este último es el mismo equipo de profesionales que trabajaron con Steven Spielberg en la ambientación. Ahora depende del jurado, porque sé que al público le gusta, ya la he puesto en Madrid a críticos de cine que se han ido encantados. Es una película en la que el boca a boca funciona muy bien. Si se mantiene dos semanas en cartelera sería estupendo. Es una película española cien por cien e internacional. Yo para el Festival de Cine, seguiría manteniendo el logo del cine en español, pero también en otros idiomas. Han seleccionado la película para Houston, también para el Festival de Melilla, ha venido la consejera de Cultura de China, también el embajador chino con su esposa. Se emocionaron y dijeron que la película tenía que llevarse a Shanghai.

¿Es suficiente un par de semanas en cartelera?

Sí, eso como mínimo. Es que últimamente no llega a estar ni una semana. Entra una película americana y te la quitan. Entonces he tenido la suerte de que grandes distribuidoras se han enamorado del proyecto, entre ellas la FOX, me llamó el director y me preguntó como lo había hecho, le encantó. Sus comentarios me han dejado mucha huella y creo que me van a servir para los próximos proyectos que quiero hacer. Así que su distribuidora, Syldavia Cinema, es con la que contamos en esta película.

¿Tu paso por el mundo del cine cómo ha sido?

Desde pequeño siempre he tenido ese gusanillo. Yo soy profesor de inglés, trabajé durante un tiempo en el Ministerio en Cultura. He tenido muchos contactos con gente del mundo del cine. Mi madrina fue la actriz Assumpta Serna. Vino a mi despacho, porque yo trabajaba en el departamento de subvenciones para trabajos de literatura, vídeos, danzas, etc. El Ministerio llevaba un programa de la Comisión Europea que se llamó Cultura 2000. Entonces ella me dijo que yo tenía un don y me animó para montar una productora. Entonces ahí empecé. Primero con un proyecto de un guion de una madre palestina y otra judía que seleccionaron en Madrid, después me fui a Los Ángeles, estuve allí con Chencho Arias, el cónsul de España allí. Fue una experiencia maravillosa y, además, conocí a Quentin Tarantino y estuve en su casa. De aquella época tengo anécdotas increíbles. Al final no salió ese proyecto. Porque a veces los proyectos salen y otros no. Luego ha salido este.

¿Y los próximos?

Quiero tener base en España, pero hacerlo con técnicos de otros sitios también. Tengo un proyecto muy ambicioso de un tema histórico en Colombia, sobre un personaje español que hizo mucho por España en Colombia. También quiero hacer otro de vampiros, se llama Sangre inmortal. Para entrar en EEUU necesitas una película de terror. Después ya puedes hacer otras cosas.

Una escena de la película

La Deriva

Deja un comentario

El email no será público.