"Creo que la gente está bastante harta de las adscripciones políticas en los sindicatos” - El Sol Digital
“Creo que la gente está bastante harta de las adscripciones políticas en los sindicatos”Juan Carlos Pedrosa, presidente de CSIF Málaga

“Creo que la gente está bastante harta de las adscripciones políticas en los sindicatos”

Conversaciones de El Sol Digital (XXXVI)

Vicente Almenara.- Juan Carlos Pedrosa, presidente de CSIF Málaga, lleva pocos meses en el puesto y está al frente de una Ejecutiva compuesta por cinco personas, a las que coordina, después están los sectores en los que el sindicato tiene presencia, cada uno de ellos con un responsable, esta es la Unión Provincial.

El nuevo presidente está ilusionado con el reto que tiene por delante de hacer más grande su sindicato, que ya lo es en la función pública, y habla con humildad de ese día a día que hace futuro.

  • Hemos cambiado el logo del sindicato, ha sido más por el tema del dominio, antes teníamos un guión medio que no se usa mucho, y había un punto después de CSI antes de la F y causaba mucha confusión, y es que la gente considera que somos un sindicato de funcionarios, y no lo somos, tenemos funcionarios, contratados, estatutarios… y una proyección muy importante en privada. En toda España somos el sindicato con más representación en las Administraciones Públicas, esta parte sería el 70 por ciento del sindicato y el 30 por ciento restante es la privada, son cifras aproximadas. En Málaga tenemos un repunte en la privada muy importante, podemos estar en el 60 pública y 40 privada. Somos más fuertes en las empresas públicas del Ayuntamiento, casi todas, comercios, cadenas de almacenes, hostelería… vamos ganando terreno poco a poco.
  • ¿Es difícil hacerse un hueco con los sindicatos llamados de clase?
  • Mucho, en la pública pero más en la privada; si practicas el juego de que te preguntan que digas una bebida refrescante es muy probable que digas Coca Cola, pues aquí se dice CCOO. El referente que tiene la gente en la cabeza son los sindicatos de clase, de toda la vida, entonces es complicado, pero vamos avanzando. Vamos al trabajador y le ofrecemos los servicios que ofrece el sindicato, formación, asesoría jurídica, las instalaciones, etc. Ahora, en el conflicto que ha habido con SMASA hemos conseguido una importante afiliación.
  • ¿Cuál es vuestra seña de identidad frente a los otros sindicatos?
  • La independencia. Yo no sé a quien vota el que trabaja a mi lado, ni se lo pregunto, otra cosa es que si tomamos una cerveza pues hablemos de política. Creo que la gente está bastante harta de las adscripciones políticas en los sindicatos, socialista, más de izquierda e incluso anarquista. Yo creo que esto en el siglo XXI no tiene cabida.
  • Entonces, ¿se mueve el mapa sindical?
  • Se mueve. Si vas a Marbella te encontrarás mil sindicatos, o en sanidad, en la Agencia Tributaria hay un sindicato del grupo C1, uno de auxiliares en la Junta de Andalucía…
  • Se tiende a sindicatos de sector, muy específicos. Eso no os beneficia.
  • No nos beneficia, ni a los demás. La gente cree que lo va a defender mejor el sindicato que tenga muchos enfermeros y no tiene por qué ser así.
  • ¿Y no procuráis llegar a acuerdos o alianzas con estos sindicatos?
  • Sí, y las hay. Con el de la Policía Nacional, con la Asociación de la Guardia Civil hay contactos -no se pueden sindicar, son militares-, y en las mesas de negociación con muchos más, a nosotros no nos importa que esta idea sea de ese sindicato y se le apoya.
  • ¿Cómo estáis en Enseñanza?
  • Estamos en un segundo puesto, tras CCOO.
  • Turismo y hostelería.
  • Tercer puesto, englobando todos los subsectores. Ahora hemos conseguido representación en hoteles muy importantes, como Los Monteros, por ejemplo.
  • ¿Cómo veis la economía provincial?
  • Vemos que Málaga tiene un compromiso turístico, que está bien, pero vemos otros sectores en los que no hay empeño por ninguna Administración para proyectarlos. Reconozco que es importante que los cruceros paren en Málaga, los museos abiertos… pero no descuidemos el resto de los sectores, aquí los esfuerzos son insuficientes. Cuando llegué a Málaga en 1998 estaba Siemens, hoy no, se hablaba de Intelhorce, de la fábrica de amoniaco y todo eso se ha desmantelado. En los polígonos industriales ¿qué hay?, no hay industrias, hay distribución. Hay que potenciar que a Málaga vengan empresas. No debemos depender tanto del turismo.
  • Pero invertir es sufrir. Las empresas se van a otros sitios ante las dificultades que encuentran.
  • Somos el martillo pilón de las administraciones para que esto no sea así. Y como somos los más representativos en la Administración del Estado lo hacemos.
  • ¿Por qué no se ha hecho la reforma de las Administraciones Públicas?
  • Ahora parece que se están poniendo las pilas con la modernización y agilizar trámites pero había y hay organismos que parece que van todavía con el manguito de antaño, ahora hay un esfuerzo por adaptarse a las nuevas tecnologías, pero si no tienes gente pues no hay nada que hacer y hemos tenido una paralización de entrada en las Administraciones por la crisis, por eso tenemos una población de empleados públicos que está envejecida, una media de 53 años, muy alta. La oferta de empleo público solo cubre huecos de gente que ha fallecido, se ha jubilado o se ha ido, pero no se crea empleo.
  • ¿Pero las Administraciones necesitan más empleados todavía?
  • Las tecnologías reducen empleo, claro que sí, y en todos los sectores. Pero hace falta un mínimo de empleados que nuestras Administraciones no tienen. En Andalucía, según nuestros números, harían falta 20.000 empleados públicos más, de los cuales 7.000 tenían que estar en Málaga, entre todas las Administraciones… Solo hay que mirar las Oficinas de Empleo, Tráfico, las oficinas del DNI… faltan empleados públicos.
  • Cataluña.
  • Somos de los pocos que está de acuerdo con la aplicación del artículo 155, no le han dejado al Gobierno otra opción, otra cosa es que durante el proceso el Gobierno haya actuado bien o mal. Este es un problema bastante grave, no se puede decir de la noche a la mañana que declaro la independencia, hay un Parlamento. Hemos hablado con los trabajadores de la Administración General del Estado y de las corporaciones locales y están en una situación bastante mala y les hemos prestado todo nuestro apoyo, muchos estaban asustados ante la tesitura de recibir órdenes ilegales. Hemos estado con los trabajadores que nos han pedido ayuda. Y es que no se puede provocar tanto. Han puesto contra la pared al Gobierno.

Deja un comentario

El email no será público.