“Creo que lo bonito de estar en un espacio como el Gran Hotel Miramar es saber toda la historia que tiene detrás”Carlos Boga, director del Gran Hotel Miramar

“Creo que lo bonito de estar en un espacio como el Gran Hotel Miramar es saber toda la historia que tiene detrás”

Desirée Ruiz Ariza.- El Gran Hotel Miramar ya funciona al cien por cien de su capacidad. Así, desde su primera inauguración parcial a finales del 2016, tan solo una parte de las habitaciones han estado abiertas para los clientes. Sin embargo, hace unos días que Urbanismo concedió la licencia para que este establecimiento pueda abrir todas sus habitaciones y, según hemos podido saber por el director de este hotel, Carlos Boga, el hotel registra estos días las más altas ocupaciones, y tiene preparado un evento para la Feria de Málaga.

Carlos, a finales del pasado mes de junio se incorporó a la dirección del Gran Hotel Miramar. Tan solo seis meses después de su primera inauguración y saliendo de la dirección de este establecimiento Israel Martínez. ¿Cómo fue su llegada?

El cambio fue por una decisión empresarial. Yo he estado dirigiendo el Hotel Las Arenas en Valencia durante ocho años y la gestión de ambos establecimientos son parecidos. Los dos son edificios históricos y en el de Valencia hemos conseguido situarlo en unos niveles de calidad que son los que se querían para el Gran Hotel Miramar. Tuvimos que hacer un importante trabajo de rehabilitación y el público de ambos es muy parecido. Son dos productos muy similares. Mi experiencia y mi trabajo en Las Arenas ha tenido mucho que ver, pero también mi paso hace unos años por algunos hoteles en la Costa del Sol. Hice la apertura del Hotel Elba Estepona, luego trabajé unos años en el grupo AGH Hoteles y después entré en el grupo Santos precisamente cuando esta cadena consiguió el concurso para quedarse con el Miramar. Además, llevo más de veinte años trabajando en el sector. Me dijeron que empezara con ellos, que preveían que el proyecto iba a estar en unos pocos años. Luego vino la crisis, se tuvo que parar y yo me fui al Hotel Las Arenas. Ahora estoy aquí y para mí es todo un reto venir a Málaga y tratar de poner mi granito de arena para que el Gran Miramar se convierta en un referente en Málaga, Andalucía y Europa.

De este hotel lleva hablándose mucho en estos años en Málaga. Cuénteme la historia de este establecimiento.

Lo inauguró en el año 1926 como Hotel Príncipe de Asturias el rey Alfonso XIII. La obra fue del arquitecto Fernando Guerrero Strachan. En aquel año este hotel se abrió como un referente de la alta sociedad española y europea, venían las autoridades a pasar las vacaciones. También fue un sitio donde hubo muchos famosos y celebrities de la época, actores, toreros, etc. Venían a Málaga y se hospedaban aquí. Luego durante la Guerra Civil española se convirtió en hospital de campaña para atender a heridos durante la contienda. Después en 1939, cuando la guerra llegó a su fin se reabrió como Hotel Miramar, de ahí viene el nombre que tiene ahora, pero ya no con la misma categoría que tenía anteriormente, sino como un cuatro estrellas. Fue un hotel más popular y en los años ochenta, la empresa no iba bien y fue cuando la Junta de Andalucía adquirió el edificio y puso los juzgados de Málaga. Eso fue hasta el año 2007. Después lo volvieron a sacar para concurso hotelero y lo ganó nuestra empresa. En esos años, la empresa consideró que no era el momento de embarcarse durante la crisis, así que consiguió un aplazamiento por parte de la Administración con el compromiso de abrirlo en una fecha. Ahora estamos felices de que esté abierto, ya que para Málaga es un referente. En esta ciudad hay muy buenos hoteles, pero ninguno tan representativo y con la historia que tiene detrás.

¿Qué le hace a este hotel tan importante para Málaga?

Primero porque es parte de la historia de la ciudad, es darle a Málaga un salto de calidad en cuanto a alojamiento. Málaga se ha convertido de una de las ciudades referentes europeas, a nivel de cultura, de arte y como ciudad en sí misma. Ofrece hoy en día al visitante mucha variedad, compras, edificios bonitos, playas, buen clima, gastronomía, museos, arte, historia. Yo creo que es una ciudad muy completa y para cerrar el círculo le faltaba un hotel de categoría. Elevar el tipo de cliente, con una capacidad adquisitiva de gasto medio superior. Además, somos el primer hotel de cinco estrellas gran lujo de Málaga que estamos en el exclusivo The Leading Hotels of the World. Esto internacionalmente da mucha representatividad, con oficinas en los principales destinos del mundo y es una ayuda al posicionamiento internacional de Málaga. Queremos que los malagueños se sientan orgullosos del Gran Hotel Miramar.

Ha hablado usted de un tipo de cliente. ¿Cómo es el cliente de este hotel?

Hay un elevado número de clientes internacionales, la gran mayoría de un poder adquisitivo medio alto. En primer lugar, están los británicos, seguido de alemanes, norteamericanos y franceses. También tenemos un importante turismo nacional, aunque aún es pronto para arrojar datos, ya que llevamos escasos meses abiertos. Además de las habitaciones, este hotel dispone de unas magníficas instalaciones para turismo de congresos, reuniones de trabajo, presentaciones de productos, viajes de incentivos, etc. También cada semana se celebran aquí numerosos eventos empresariales y, además, nuestros espacios están muy solicitados para la celebración de bodas, bautizos, comuniones y todo tipo de celebraciones familiares.

¿Qué secretos guarda el edificio?

Como le he dicho antes, durante unos años estas instalaciones albergaron los juzgados de Málaga, por lo que uno de los secretos que le puedo decir es que debajo del edificio se encuentran los antiguas calabozos. Le adelanto que lo que estamos haciendo con este espacio es convertirlo en una bodega y que las mismas se puedan visitar y se organicen distintas catas de vino. Estamos manteniendo el aspecto original para que sea un atractivo más para nuestros clientes. La obra es probable que pueda estar terminada en octubre de este año. En los pocos meses que lleva abierto, ya se han grabado algunos videoclips y varias productoras nacionales e internacionales se han puesto en contacto con nosotros para grabar spots, series y algunas escenas de películas en varias zonas del hotel. Por otra parte, las habitaciones guardan cada una un diseño único y exclusivo, adaptadas a todo tipo de clientes y dotadas de las tecnologías más avanzadas que hay en estos momentos para el sector. También estamos ahora con la confección de un libro sobre el hotel, el edifico y el arquitecto original del mismo. Lo tenemos prácticamente maquetado y lo queremos poner en la habitación para que los huéspedes lo conozcan. Creo que lo bonito de estar en un espacio así es saber toda la historia que tiene detrás. Cuando uno llega, lo primero que ve es un jardín que te transporta a otra época. Los salones que alberga el hotel recuerdan a películas como la de Sissi Emperatriz y a los antiguos salones palaciegos de los grandes bailes de época.

¿Tienen pensado algún tipo de representación o evento donde las personas puedan trasladarse a esa época?

Mire la temática de fiesta de fin de año estamos pensando que sea algo así como un paseo por la historia. Inclusive nos gustaría rememorar el menú de la inauguración de 1926, y luego la temática de la fiesta de inauguración probablemente vaya también por ahí.

¿Cuánto puede costar pasar una noche en una de las habituaciones del Gran Hotel Miramar?

Depende de la temporada del año. La más baja puede estar entre los 160 euros sin desayuno, y en temporada alta puede llegar a 400 euros. A partir de ahí se va incrementando dependiendo de la categoría de las habituaciones. Por ejemplo, las suites reales están a partir de los 2.400 euros.

¿Qué servicios ofrece el hotel?

Son servicios de cinco estrellas. Tenemos el espacio de Wellness y Spa, que se compone de un circuito termal, sauna, jacuzzi, varias cabinas de tratamientos corporales y estéticos, zonas de relajación y piscina de sensaciones. Entre los tratamientos hay infinidad de tipos de masajes, toda una carta de sensaciones para que el cliente se sienta único. La marca con la que trabajamos es la francesa Sisley, que es cosmética de alta gama basada en extractos de plantas. El gimnasio abre 24 horas. También tenemos todos los servicios de información tanto del hotel, como de la ciudad, compra de entradas, reservas para restaurantes, etc. En cuanto a idiomas, en este hotel se hablan hasta ocho idiomas distintos y tenemos prensa nacional e internacional.

¿Cree usted que los alrededores del hotel están a la altura de un cinco estrellas?

Yo entiendo que hoy no, pero el proyecto de Valencia es lo mismo. El barrio que estaba alrededor del Hotel Las Arenas ha ido cambiando a mejor. También le digo que reconstruir edificios antiguos es lo que tiene, uno no elige dónde colocar el hotel porque el edificio base ya está colocado. Pienso que el Gran Hotel Miramar va a ayudar al barrio a crecer, a desarrollarse más todavía, será bueno para el entorno y la zona. Así se ha demostrado en Valencia con Las Arenas.

¿Qué sitios recomiendan de Málaga a los clientes cuando llegan a su hotel?

Primero preguntamos qué están buscando. Málaga prácticamente tiene de todo. Se pueden hacer visitas culturales, con la cantidad de museos que tiene esta ciudad es un atractivo que pocas lo tienen. Si vienen buscando fiesta pues le recomendamos los mejores restaurantes y sitios de Málaga. También al nivel de compra hay mucho que ofrecer. El cliente que viene aquí viene un poco buscando todo. El atractivo o gancho puede ser uno u otro, pero al final se disfruta de todo.

El hotel cuenta también con varios restaurantes.

Tenemos como chef al conocido Diego Nicas, que lleva ya varios años trabajando con nosotros dentro del Grupo Santos. El hotel tiene varios espacios para disfrutar de la restauración y oferta distintos tipos de cocina. Disponemos del Brasserie Príncipe de Asturias, del Restaurante Mediterráneo y un Bistro Snack Bar en la zona de las piscinas.

Dentro de nada comienza la Feria de Málaga y el hotel está muy cerca de la Plaza de Toros. ¿Tienen algo pensado?

La historia de este establecimiento ha estado también muy ligado a la Plaza de Toros, tanto por su cercanía como por el tipo de cliente. Nosotros queremos recuperar un poco eso. Así que en la Feria de Málaga vamos a tener abierto al público una terraza taurina para antes y después de la corrida de toros. Un lugar donde la gente pueda venir a tomarse una copa y disfrutar del ambiente taurino.

Son varios los premios que ha recibido su grupo hotelero.

Sí, estamos muy contentos por ello. El Grupo Santos se preocupa mucho por la atención especializada al cliente, cuida la calidad y el personal ante todo. Es un grupo familiar, son ocho hermanos. En total tiene en España doce hoteles de cuatro y cinco estrellas en diez destinos diferentes donde se puede disfrutar tanto de la playa, como de la ciudad y de la montaña. En unos cuatro años esta compañía contará con un hotel más en Valencia.

 

Deja un comentario

El email no será público.