“Debería estar prohibido trabajar con niños si se es conformista”

“Debería estar prohibido trabajar con niños si se es conformista”

Maite Díaz Torres

Novaschool surgió en el 2009 en Añoreta, centro en el que este grupo comenzó a impartir educación reglada infantil. Desde ahí, se extendió a Granada, Benalmádena y San Pedro en muy poco tiempo y ha ido creciendo hasta contar hoy con siete centros repartidos por distintos lugares de Andalucía y las Islas Canarias, algunos de ellos con más de 40.000 metros cuadrados de extensión. Novaschool nació con la intención de llevar a cabo “el cambio que necesita la educación” fomentando metodologías que se consideran innovadoras, aunque “nacen de una base creada hace muchos años”, explica Gemma Pérez Sánchez, directora de Novaschool Benalmádena.
Gemma Pérez intenta poner su granito de arena para conseguir que el sistema educativo actual cambie. Con ese fin organizó el pasado 3 de marzo la jornada No me cuentes cuentos, a la que asistieron 180 maestros de distintos colegios de Málaga y en la que se debatió sobre diversos temas relacionados con la formación. Esta inquieta profesora cuenta además con un blog lleno de mensajes motivadores que ponen el acento en la importancia de las emociones y comparten su particular idea de educación.

– ¿Cuáles son los pilares de Novaschool?

Novaschool tiene cuatro pilares fundamentales, que son el deporte, la tecnología, el bilingüismo y el arte. Estos cuatro pilares son muy importantes para que un niño mantenga su potencial. Son la base que tendría que tener cualquier sistema educativo para conseguir la excelencia académica y todos son significativos, ya que un niño deja de ser creativo cuando llega al sistema educativo. Para evitar esto, nosotros tenemos muy claro que se debe extender a la educación primaria y secundaria la manera que se tiene de enseñar en educación infantil.

– ¿En qué consiste esa forma de enseñar?

El niño es muy activo y tiene que seguir siéndolo a lo largo de los años. En infantil se enseña al niño basándonos en la realidad, pero cuando llega primaria se cambia el concepto y el niño pasa a estar sentado y a aprender asignaturas que no se basan en la realidad sino en una asimilación de contenidos que no está adaptada a la necesidad que tienen los niños en su vida diaria. Además, decimos que se callen y cambiamos las temáticas cada hora por lo que los niños tienen que cambiar constantemente el chip. Nosotros intentamos que el contenido que tiene que asimilar el niño tenga un sentido práctico para él, por lo que no creamos alumnos cultos, sino alumnos expertos.

– ¿Dónde está la base de una buena educación?

Para mí la base de una buena educación está en conocer al alumno, saber el potencial que tiene, formarle académicamente manteniendo su potencial y darle un sentido práctico a todo lo que están aprendiendo. En bachiller los alumnos hacen prácticas, proyectos empresariales y muchas otras actividades que dan un sentido real a lo que aprenden.

– Muchas personas piensan que con una enseñanza bilingüe no se asimilan bien los conocimientos. ¿qué piensa sobre esto?

En la época en la que estamos el idioma es la base. Todos los niños tienen que aprender el idioma y aprenderlo bien, con un bilingüismo real en el que el niño está inmerso en el contenido en inglés desde que tiene un año. En una escuela bilingüe el niño asimila bien el contenido porque lo comprende, aprende exactamente igual, pero en inglés. Ahí está la diferencia entre enseñar inglés y enseñar en inglés.

– ¿Cree que en algunos centros se tiende a una enseñanza del inglés hipocritizada?

Es probable, hoy se le pone el sello de centro bilingüe a muchos colegios que realmente no lo llevan bien. El profesorado tiene que tener un nivel de bilingüismo adecuado para poder enseñar en inglés. Para que un niño consiga el nivel de inglés que tiene que tener, mínimo el 50 por ciento del tiempo que pasa en el colegio tiene que estar en contacto con el idioma y además no es correcto que el mismo profesor que da la asignatura en español la imparta en inglés, que es lo que pasa en muchos centros, porque el niño tiene que cambiar el chip cuando tiene el profesor delante, sino no se esfuerza.

– Hábleme sobre su blog, El arte de vivir.

Soy una persona muy inquieta y muy crítica con el sistema educativo que hay actualmente, por eso busco la forma para reivindicar que tenemos que hacer un cambio. Este cambio no está relacionado con las leyes, sino que es un cambio de mentalidad del profesorado. Creo que si no funcionan las cosas no es porque el sistema educativo esté mal, que lo está, sino porque la actitud del profesorado no es adecuada. En Novaschool tenemos una libertad para trabajar y aplicar nuestro método que creo que es la base de una buena educación.

– ¿De qué habla en su blog?

Hablo sobre todo del tema emocional comparando a los mayores con los niños, porque el gran problema que tenemos los adultos es que nos olvidamos de cuando éramos niños. En el blog trato problemas que tenemos de mayores y que tenemos que trabajar en el aula para evitar que ocurran a los niños cuando crezcan. Para mí las emociones son la base de todo, si somos capaces de trabajar las emociones con los alumnos conseguiremos cualquier cosa de ellos, porque es la base.

– ¿Cómo tiene que comenzar ese cambio de mentalidad en los profesores?

Primero tenemos que dejar de echar los balones fuera. No podemos estar permanentemente echando la culpa al resto de que algo no funcione. Entiendo que hay mucho papeleo, muchas inspecciones y pocos recursos, pero la puerta del aula se cierra y solo utilizando el suelo se pueden trabajar con los niños un montón de cosas a cualquier edad. Es importante ser autodidacta y estar muy pendiente de la individualidad de los niños.

– ¿Qué opina de las nuevas tecnologías en la educación? ¿Traen una nueva forma de educar y de aprender?

Las nuevas tecnologías para mí son la base del aprendizaje ahora mismo. Sé que hay mucha polémica con eso y se piensa que las nuevas tecnologías distraen a los niños a la hora de aprender. Yo ahí creo que la familia tiene mucho que decir. Nosotros trabajamos con contenidos digitales desde tercero de primaria. Los niños tienen un contenido digital que preparamos nosotros y todos tienen su tablet. Hay familias que pueden pensar que eso es negativo, pero para mí es positivo porque ellos son nativos de las tecnologías, han nacido con eso y no podemos cerrar los ojos ante su manera de aprender. Las cosas han cambiado y es importante enseñar a los niños a saber utilizar bien las herramientas tecnológicas y a ser críticos.

– En su blog dice que una de sus habilidades es que nunca pone los pies en el suelo. ¿Cómo traslada esto a Novaschool?

Creo que Novaschool nunca pone los pies en el suelo, creemos que todo es posible. Cuando trabajas en educación no puedes poner los pies en el suelo nunca, tienes que ser muy soñador porque los niños son así. Debería estar prohibido trabajar con niños si se es conformista porque hay que hacerlos inconformistas para que luchen por cada una de las cosas que quieren.

– ¿Cuáles son las profesiones del futuro?

No lo sé, pero estoy convencidísima de que ahora mismo no existen. Estamos preparando a los niños para profesiones que ni siquiera se han inventado ahora mismo por lo que tenemos que formales creando personas críticas, reflexivas y manteniendo siempre su personalidad. Tenemos que hacer líderes, personas sin miedo. No sé qué profesiones habrá en un futuro, pero lo que sí me gustaría es que los niños no se pusieran límites.

Deja un comentario

El email no será público.