Decálogo de medidas para un nuevo gobierno

Decálogo de medidas para un nuevo gobierno

Carmelo San Martín Díaz-Guijarro
Miembro de Magna Política

Así, a modo de simple listado y sin enredarme en recovecos jurídicos (tan ciertos como superables con voluntad política), teniendo en cuenta las circunstancias de la nueva situación “pública” española, propongo la consideración de las siguientes medidas (algunas más concretas que otras, ciertamente):

1ª.- Creación de un sistema mixto electoral con posibilidad de una sola vuelta o dos vueltas en caso de no conformarse el Gobierno en el plazo establecido. Reforma constitucional: convocatoria electoral prorrogable automáticamente a partir del día siguiente hábil al que queden disueltas Las Cortes por no haberse investido en el plazo de un mes un nuevo presidente del Gobierno (por el mismo sistema de mayorías actual), previéndose la celebración de nuevas elecciones en un máximo de un mes natural, pero ahora con la única y exclusiva participación de los dos partidos o coaliciones que en la precedente convocatoria hubiesen obtenido mayor representación en el Congreso.
2ª.- Obligatoria concurrencia a las sesiones de investidura de la persona propuesta por el Rey a Las Cortes para presidente del Gobierno, salvo causas de fuerza mayor. La primera propuesta del Rey deberá ser en el plazo máximo de una semana natural desde la constitución de Las Cortes.
3ª.- El Gobierno en funciones estará obligado a someterse a los procedimientos de control de Las Cortes en la forma ordinaria. En caso de necesidad de celebración de nuevas elecciones por no haberse investido nuevo presidente en el plazo de un mes natural desde la constitución de Las Cortes, el Gobierno en funciones no podrá tener más de seis miembros incluido el Presidente.
4ª.- Implantación del voto por vía telemática y reducción de barreras burocráticas para el voto de españoles residentes en el extranjero.
5ª.- Nueva reforma constitucional: delimitación constitucional de competencias legislativas exclusivas en favor del Senado (además de las que ya ostenta constitucionalmente) o su desaparición. Quién subscribe defiende la idea de una Cámara de representación de los intereses que corresponden a la gestión de las Comunidades Autónomas, reservando, por ello, a su exclusivo conocimiento la aprobación de modificación de estatutos de autonomía, las leyes recogidas en el art. 150º de la Constitución y las normas estatales de financiación autonómica, además de las escasas competencias exclusivas ya reconocidas en la Constitución.
6ª.- Mayor control y libertad de ingresos recibidos por las organizaciones políticas e impulso de la democracia interna: modificación del régimen de financiación de partidos políticos, proponiendo ventajas fiscales a las donaciones dinerarias directas y acreditables de personas físicas y jurídicas dirigidas a los integrantes de las candidaturas electorales válidamente constituidas.
7ª.- Posibilidad de publicación de encuestas sobre intención de voto hasta dos días antes de la fecha de celebración de las elecciones.
8ª.- Compromiso político con un Plan Nacional de Saneamiento de la Seguridad Social a largo plazo (Nueva Mesa del Pacto de Toledo).
9ª.- Con el fin de incentivar la contratación temporal unida a la mayor protección social para los trabajadores: implantación de contrato temporal de duración ilimitada, aparejado a un aumento en 10% de cuota empresarial a la Seguridad Social (en relación con condiciones semejantes en otro tipo de contratos temporales) y percepción de subsidio por desempleo sin fecha de caducidad mientras se estuviese en dicha situación legal de desempleo (tras agotar prestación contributiva) por el importe neto del 100% IPREM mensual para desempleados sin familiares a cargo o del 100% SMI mensual neto para desempleados con familiares a cargo, a partir del cumplimiento del tercer año de contrato con una misma empresa. A partir del cumplimiento del quinto año de relación laboral,la protección por subsidio de desempleo aumentaría al doble de lo señalado anteriormente.
10ª.- Impulso del consumo interno mediante congelación de impuestos directos y especiales, así como rebaja moderada y generalizada de impuestos indirectos y tasas.
(Por supuesto, los plazos, porcentajes, etc, aquí señalados, son básicamente orientativos y por ello modificables).

Deja un comentario

El email no será público.