¿Demasiado rebote en EEUU? Feliciano Macías. Asesor de inversiones. Renta 4 Málaga - El Sol Digital
¿Demasiado rebote en EEUU? Feliciano Macías. Asesor de inversiones. Renta 4 Málaga

¿Demasiado rebote en EEUU? Feliciano Macías. Asesor de inversiones. Renta 4 Málaga

Semana de subidas generalizadas en la renta variable internacional, que registra revalorizaciones cercanas al 3% en Europa y EE.UU., e incluso superiores en algunos países emergentes. En este sentido, comentar que algunos índices americanos, como el Nasdaq 100, se llegaron a situar a tan sólo un 6% de máximos, algo impensable hace un mes, cuando el mundo se iba a “acabar”. Ni antes estábamos tan mal, ni ahora tan bien. Se antoja que es demasiado rebote.

Igualmente, esta vuelta al riesgo se tradujo en subidas en la renta fija, con importantes contracciones en las primas de riego soberanas europeas, con los países periféricos registrando caídas de yields cercanas a los 20 pbs en España y Portugal.

En EEUU se conoció el esperado dato adelantado de PIB 1T20, que puso fin al periodo expansivo más largo de la serie histórica, registrando la mayor caída desde 4T08 con una contracción del -4,8% trimestral anualizado (vs -3,9%e y +2,1% en 4T19), que con toda probabilidad empeorará de forma significativa en el 2T20. Por componentes, el consumo privado y la inversión registraron la mayor contracción, penalizados por las medidas de confinamiento, el aumento de la incertidumbre y el endurecimiento de las condiciones financieras, mientras el gasto público y el sector exterior aportaron cierto apoyo, con las importaciones cayendo casi el doble que las exportaciones.

En Europa, por su parte, conocimos también el dato de PIB 1T20 de la Eurozona, registrando la peor cifra desde que Eurostat empezó a seguir el crecimiento en 1995, con una caída trimestral del 3,8%, que probablemente empeore de forma notable en el 2T20. En la misma línea se conocieron los datos de crecimiento de España, Francia e Italia, -5,2%, -5,8% y -4,7% respectivamente, lo que suponen las peores contracciones de las series históricas que datan de 1970, 1949 y 1981. Además, en España, como cabía esperar, la tasa de desempleo de 1T20 repuntó con fuerza hasta 14,4%, mientras las ventas minoristas de marzo registraron la mayor caída histórica, marcando mínimos de la serie.

En los mercados de materias primas, la volatilidad continúa elevada en los precios del crudo, especialmente en el WTI más sujeto a operaciones financieras que el Brent, con mayor exposición a las posiciones comerciales. En este sentido, el rebote supera el +5% en el petróleo tejano mientras en el Brent de referencia europea alcanza el +17%, hasta 17 USD/b y 25 USD/b respectivamente, ante señales de inicio de recuperación de la demanda y recorte de la oferta. En el primer caso, el inicio en los planes de desconfinamiento en Europa, las señales desde EE.UU. y la recuperación en los datos de tráfico en China apoyan el consumo de crudo.

Por último, en plena efervescencia de resultados empresariales, continuamos conociendo cifras tanto en EE.UU. como en Europa, aunque la visibilidad a medio plazo de las compañías es aún limitada como para descontar un suelo próximo en los resultados empresariales. Así, en el S&P 500 con un 40% del índice reportado, las ventas crecen un 1%, con el 63% de las compañía mejorando estimaciones, mientras en BPA la caída es del 15%, con el 65% de las empresas mejorando las estimaciones del consenso. Por su parte, en el Stoxx 600, con solo un 25% del índice presentado, las ventas caen un 7% y el BPA -25%, con el 60% de las empresas mejorando estimaciones en ventas y el 52% en beneficios.

En cuanto a nuestra visión de los mercados, la incertidumbre en torno al impacto del coronavirus en la economía global sigue siendo elevada, y los datos de PIB recogidos esta semana solo reflejan el golpe sufrido en los últimos 15 días de marzo. Por ello seguiremos de cerca las revisiones a la baja de crecimiento económico, los indicadores más adelantados de ciclo y el impacto en BPAs a medida que vayamos ganando visibilidad. Hasta entonces, pese al rebote de las últimas semanas, nos parece difícil vislumbrar un suelo sostenido en las bolsas. La continuidad en la ralentización del ritmo de contagios continúa siendo condición necesaria, aunque no suficiente, para ver un rebote sostenido en los mercados y habrá que mantener un cuidadoso equilibrio entre reactivación económica y distanciamiento social para prevenir un rebote en las

Deja un comentario

El email no será público.