Drones: Aeronaves no tripuladas - Deja huella. Cristina Herrera - El Sol Digital
Drones: Aeronaves no tripuladas – Deja huella. Cristina Herrera

Drones: Aeronaves no tripuladas – Deja huella. Cristina Herrera

El futuro ha llegado. El futuro es el presente tecnológico. Toda evolución de nuestra sociedad se centra en la tecnología. Las profesiones cada vez más demandadas son las ingenierías y las relacionadas con las TICs. En otros artículos de El Sol Digital hemos hablado del talento, de la necesidad de encontrar personal con habilidades específicas y técnicas y a esto se suma el captar la motivación del profesional. A partir de aquí, vamos a hablar de algo que no hace mucho solo veíamos en las películas y estaba solo al alcance de grandes producciones cinematográficas o multinacionales pero que cada día se está adentrando en la sociedad, los drones o aeronaves no tripuladas.

En 2030 – 2040, que no anda tan lejos, los drones formarán parte de la industria, de tal forma que serán imprescindibles para la ejecución de diferentes tareas para las empresas. Los drones crearán un mercado alrededor de ellos que supondrá la creación de nuevos empleos y nuevos hardware y software relacionados con estas máquinas. Podremos usar los drones en materia de agricultura, medioambiente, industrial o como se está empezando a usar, en temas de seguridad y mensajería. El mundo del dron se abrirá a diferentes proyectos que creará oportunidades de negocio. ¿Podemos hablar de dron como AI (inteligencia artificial)? ¿Ayudarán al empresario, al trabajador o será competencia directa para quitarnos el trabajo? Sea como fuere, empresas como Telefónica, Airbus, IBM o Endesa entre otras están empezando a incorporar drones a su estrategia, ya sea estrategia de desarrollo tecnológico o en seguridad o ciberserguridad.

Podríamos decir que el dron es un pequeño robot, que irá evolucionando en ‘pájaro artificial’ con los años. No estamos hablando de un digimon o un transformer, pero si que es verdad que los japoneses no iban muy desencaminados en sus películas de animación. Este sistema aéreo no tripulado ha creado la necesidad de profesionales expertos en pilotar estas máquinas, no las puede pilotar cualquiera, hay que tener un certificado de piloto de dron para adquirir los conocimientos no solo prácticos sino teóricos para poder manejarlos. Podemos encontrar el Real Decreto 18/2014 en el que se regula el uso de drones en espacio aéreo español ya que este futuro trabajo que ya es presente tiene sus limitaciones legales y sus obligaciones al igual que la normativa creada a nivel europeo. El pasado mes de junio, sin ir más lejos, el Consejo Europeo adoptó unas normas nuevas, basadas en el riesgo, que incrementarán notablemente la competitividad del sector de la aviación de la UE.

Los drones están empezando a marcar territorio aéreo y están dejando huella en el sector empresarial poco a poco. La normativa tendrá que ir regulándose conforme vayamos evolucionando por este camino para ampliar y fortalecer sus puntos fundamentales como son la seguridad a nivel empresarial y a nivel del ciudadano y su estabilidad en espacio aéreo.

 

Deja un comentario

El email no será público.