Eboka recupera los guisos tradicionales de antaño con la propuesta ‘Cocina de Herencia’ - El Sol Digital
Eboka recupera los guisos tradicionales de antaño con la propuesta ‘Cocina de Herencia’Responsables de la iniciativa con algunos de los platos que se ofrecerán en el nuevo menú.

Eboka recupera los guisos tradicionales de antaño con la propuesta ‘Cocina de Herencia’

El restaurante tendrá una carta especial con platos que recuerdan los sabores del hogar y las sensaciones gastronómicas de la niñez y que contará con un plato solidario a favor de la Fundación Andrés Olivares

Recuperar los guisos tradicionales y la cocina de antaño en la carta del restaurante es el objetivo que se ha marcado Eboka con su propuesta gastronómica Cocina de Herencia, que desarrollará durante toda la temporada. Antonio Fernández, alma mater del establecimiento, pretende así hacer un homenaje a las madres y padres, a las abuelas, a la evocación de esos sabores del pasado, de los recuerdos en torno a la mesa y del calor del hogar. “Es una forma de volver a la cocina de los guisos, la de los sabores, la que nos han enseñado nuestros mayores. Ahora somos los hijos los que guisamos esos platos de la cocina de tradición y raíces que nos han enseñado, pero con las posibilidades de la cocina de hoy. Cada plato va a contar la historia de una familia”, dijo Fernández.

Para ello, el restaurante contó con asesores de primera, y es que involucraron en esta iniciativa gastronómica a Maruja Urbaneja, Antonia Ruy, Reme Lanzas, Francisco José Jiménez, Virginia Moya y Conchita Lanzas, que trasladaron su conocimiento culinario a los fogones de Eboka para que los platos y guisos salgan a la sala con la mismas recetas que ellos cocinan en sus casas, esas que aprendieron de sus madres, padres y abuelas y que ahora pueden aprender sus hijos, y guisarlas para ellos como sucedió en la cocina de esta Casa de Vinos y Comidas.

“La evocación a nuestros recuerdos de infancia a través de la comida está más que asegurada. Va a ser un universo de sensaciones en torno al sabor”, afirmó Fernández. Y no será para menos, porque Cocina de Herencia es un concepto gastronómico para el que el personal de Eboka preparó su propia carta, que los comensales encontrarán junto con la habitual. Disfrutarán de platos tan tradicionales y arraigados en la cultura gastronómica andaluza como el rabo de toro, el atún “encebollao”, la sopa de maimones, la cazuela de fideos con boquerones fritos, la crema de porra con jamón ibérico, la porrilla de verduras de la Serranía de Ronda, o el ajoblanco, entre otros.

La carta irá ampliándose y los platos se irán renovando, ya que es una propuesta que expresa muy bien los valores gastronómicos de Eboka y que se va a mantener en el tiempo. No faltarán en esta nueva carta de Cocina de Herencia los postres de María Moya, de Candy’s Repostería Artesanal, que elaboró para la ocasión bizcocho borrachito de vino dulce de Málaga y Yema Tostada a la Naranja.

Para fomentar esta transmisión de conocimiento entre generaciones, Eboka se apoyará en una campaña a través de sus redes sociales (Facebook y Twitter) en las que invitarán a padres e hijos a compartir recetas y recuerdos en torno a esos platos. La propuesta más valorada y compartida por los seguidores de Eboka, cada mes, será reconocida con una visita a la cocina del restaurante, donde los mismos podrán compartir con sus hijos la receta y serán éstos los que cocinen para el elegido. Después se sentarán a la mesa donde disfrutarán servidos con la atención y mimo que caracteriza a la casa.

Además, la nueva carta de Cocina de Herencia cuenta con un plato solidario con mucha tradición y sabor: crema de porra antequerana con atún marinado y jamón ibérico. En la carta aparecerá el precio solidario, especificando que el comensal que lo desee puede donar dos euros a la Fundación Andrés Olivares. Mensualmente, Eboka hará entrega a la Fundación del importe donado por sus clientes.

Deja un comentario

El email no será público.