Editorial - El Gobierno, siguiendo a Podemos, quiere jóvenes peor formados - El Sol Digital
Editorial – El Gobierno, siguiendo a Podemos, quiere jóvenes peor formados

Editorial – El Gobierno, siguiendo a Podemos, quiere jóvenes peor formados

El Gobierno de Pedro Sánchez está decidido, para complacer a los antisistema de Podemos y a los golpistas catalanes, a permitir que los alumnos de bachillerato  que suspendan una asignatura consigan el título y puedan acceder a la Universidad pese a no haber aprobado todas las materias. Es todo lo contrario de lo que los expertos consideran necesario, fortalecer los sistemas de admisión para los futuros nuevos titulados, elevando así el nivel de los profesionales del mañana. Este propósito político ha sido presentado por la ministra Isabel Celaá a la comunidad educativa.

Ya el anterior Ejecutivo, presidido por Mariano Rajoy, accedió a conceder el título de la ESO con menos de un cinco de calificación. Siempre la derecha siguió la hoja de ruta de la izquierda en la educación, y cuando se atrevió a modificarla, con Ignacio Wert, se arrepintió después, lo desautorizó y deshizo el camino andado.

Los propósitos socialistas deben pasar ahora al Parlamento. Afortunadamente, Pablo Casado, presidente del PP, ha rechazado esta lamentable reforma educativa.

Pero la norma de Celaá llega más lejos y pone trabas a la expansión de la enseñanza concertada -que acoge al 25 por ciento de los estudiantes-, baja el peso de la Religión en esta sociedad en la que los valores están en caída libre y devuelve a las comunidades autónomas la competencia en lenguas oficiales, como si no estuviese pasando nada en Cataluña, País Vasco,  Galicia o Valencia, comunidades en las que el castellano está en franco retroceso.

La ideología se impone a las necesidades reales de los estudiantes, que verán lastrado su futuro con estas concesiones a la izquierda radical, enemiga de la civilización que conocemos y que solo pretende adoctrinamiento y cuanto peor mejor para autoconcederse motivos de un sistema totalitario en el que la educación dirigida es pilar fundamental.

Esta es la novena ley del sector educativo español en democracia y ninguna se promulgó desde el consenso. PP es responsable de la LOCE y la ley Wert, que apenas se aplicaron, incluso esta última fue enmendada por el propio PP en el colmo de lo políticamente correcto.

Solo hay que esperar que las fuerzas sanas de la democracia española no se sumen a esta sinrazón educativa que solo atiende a criterios de permanencia en el poder de quien no ha sido votado en las urnas por todos los españoles y está resultando más peligroso de lo que nunca imaginaron sus propios adversarios políticos.

Unicaja

Deja un comentario

El email no será público.