Editorial - El golf, un tesoro - El Sol Digital
Editorial – El golf, un tesoro

Editorial – El golf, un tesoro

La riqueza que proporcionan los campos de golf en la provincia de Málaga es un tesoro a guardar y a promocionar. La Costa del Sol, a la que muchos también llaman Costa del Golf, es el primer destino de Europa para los seguidores de este deporte. Naturalmente, la excepcional oferta se ve acompañada de otra, una magnífica planta hotelera y residencial, un territorio de gran atractivo y un clima que permite jugar durante todo el año.

Es cierto que la crisis ha afectado a los campos pero más a los del interior de la geografía española que a los situados en el litoral. El caso es que el sector del golf -muy amplio- aporta a la economía española más de 2.000 millones de euros anuales. Y han sido los extranjeros los que han permitido mantener muchos campos, lo que en la Costa del Sol es una evidencia y pese a que algunos se construyeron con fines de especulación inmobiliaria más que pensando en quiénes iban a jugar, detalle que después ha pasado factura.

Un factor muy a tener en cuenta son las decenas de empresas que se han creado alrededor de los campos, desde consultoras hasta pymes de mantenimiento (greenkepers), de riego, de ventas de céspedes o maquinaria, vehículos, escuelas, de construcción de campos…, sin olvidar que las muy exigentes normativas respecto al agua han favorecido la aparición de firmas especializadas.

Los datos de que se dispone indican que el deporte del palo y la bolita alcanzó en 2010 los 338.000 federados y seis años después éstos eran 273.000, aunque ya se ha frenado la caída. Son los extranjeros los que han tenido la llave en muchos casos de que algunos campos no se cierren y es que el pasado año vinieron a España nada menos que 1,1 millones de jugadores extranjeros. España es el segundo país del mundo receptor de turismo de golf después de EEUU -en España hay 400 campos mientras que solo en Florida hay 2000-.

Esta envidiable realidad deportiva de la que gozamos en la Costa del Sol, más que en ninguna otra provincia -Málaga tiene 61 campos y le sigue a distancia Barcelona con 44- debe contar con el decidido apoyo de las administraciones públicas y también del favor de todos los malagueños para aficionarnos a una práctica en la que los españoles hemos cosechado importantes éxitos internacionales.

 

Unicaja

Deja un comentario

El email no será público.