Editorial - El mercadeo de la Justicia - El Sol Digital
Editorial – El mercadeo de la Justicia

Editorial – El mercadeo de la Justicia

Estupor e indignación son las palabras que más se aproximan a las reacciones que ha provocado entre los ciudadanos atentos a la cosa pública el nuevo pacto PSOE-PP sobre la elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). El mercadeo de los viejos protagonistas del bipartidismo no ha tenido pudor alguno, incluso, en decidir quién será el presidente del órgano de gobierno de los jueces, aunque todavía los vocales no han votado en ese sentido. Una asociación judicial ha denunciado esta nueva práctica corrupta.

Para el PSOE, este no es más que un nuevo paso de colocación de peones en el entorno del poder y para el PP este acuerdo se traduce en el voluntario y consciente alejamiento de cualquier esperanza de regeneración de su política, ahora encarnada en su nuevo presidente Pablo Casado. Éste se ha mostrado como continuista de Rajoy y Soraya sin ningún propósito práctico, más allá de gestos hueros, de asear la política del partido, tan necesario si se quiere estar en condiciones de dignidad para afrontar los grandes retos que acucian, el más importante de ellos, sin duda alguna, hacer frente al golpismo catalán, envalentonado con los mimos de Sánchez y su gobierno.

La independencia judicial no es frase para quedar bien en un discurso al uso, es un bien inapreciable para el ciudadano, y situar afines en el órgano de gobierno de los jueces, que ha de decidir sobre casos de corrupción y otros de trascendental importancia resulta una práctica indeseable.

El PP ha regalado la mayoría (11 a 9 propios) por un plato de lentejas, el voto del presidente, que igualaría 10 a 10 en los casos de desacuerdo. Ese mercadeo es condenable para un demócrata. Máxime si implica mover a Marchena del tribunal que juzgará a los golpistas, ¿o es que eso es lo que, precisamente, se quiere?, ¿también un presidente amigo en el Supremo que podría juzgar a Rajoy? Por todas partes, el cambalache PP-PSOE huele.

Unicaja

Deja un comentario

El email no será público.