Editorial - La corrupción se paga - El Sol Digital
Editorial – La corrupción se paga

Editorial – La corrupción se paga

La situación de deterioro a la que ha llegado este Gobierno por la corrupción de su partido y de anteriores gabinetes del mismo afecta gravemente la estabilidad del país y, por tanto, a su economía -que ya se refleja en la bolsa y en las expectativas empresariales- y el bienestar de los ciudadanos. La reciente sentencia de la Audiencia Nacional acerca de la primera parte del caso Gürtel pone de relieve no solo las deplorables conductas personales de un puñado de delincuentes sino también que el partido en el Gobierno se benefició de la trama. Naturalmente, el presidente Rajoy y todos sus portavoces niegan que el PP haya estado incurso en alguna clase de responsabilidad.

Con gran oportunismo, Pedro Sánchez presenta una moción de censura para, dice él, regenerar la vida política nacional, mientras que Ciudadanos, más acertadamente, propone la celebración cuando antes de nuevas elecciones generales de la que salga otro Gobierno. Podemos, ansioso de sacar tajada de cualquier circunstancia, en primera instancia ni ha consultado a sus bases -a las que sí convocó para pronunciarse sobre el chalé de su jefe- y así decidió sobre la moción y ahora habla de preguntarle a sus fieles. Del afán de rapiña de otros grupos, como los vascos y catalanes, poco puede decirse después de la negociación del cupo vasco y la catadura golpista del PDeCat y ERC.

Así las cosas, no puede decirse que el panorama sea muy halagüeño para los españoles, sobre todo si prosperara la moción del líder de PSOE, que necesitaría necesariamente de lo peor de la clase política -EH Bildu, PDeCat y ERC- para sacar adelante su iniciativa si tuviera un voto más. Pero como continuar así, con un Gobierno que hace dejación de sus obligaciones en Cataluña y que mañana nos puede sorprender -tras Zaplana, Cifuentes, etc.- con nuevos escándalos, tampoco es higiénico, el adelanto electoral parece la salida más democrática. Que el pueblo español se pronuncie acerca de qué quiere, y qué no, siempre será preferible a oír los estribillos a los que unos y otros ya nos tienen acostumbrados. La última encuesta situaba a PP como cuarta fuerza política española, tras Ciudadanos, PSOE y Podemos, tal es su caída. Pero salgamos de dudas. Urnas.

Deja un comentario

El email no será público.