Editorial - La oposición quiere acabar con la prisión permanente revisable - El Sol Digital
Editorial – La oposición quiere acabar con la prisión permanente revisable

Editorial – La oposición quiere acabar con la prisión permanente revisable

Se encuentra en trámite de enmiendas, en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, la malhadada iniciativa de derogación de la prisión permanente revisable para que en el próximo periodo de sesiones, que se inicia en febrero, se ponga fin a esta medida que solo con los votos del PP -que tenía mayoría absoluta- se incluyó en el Código Penal el 25 de marzo de 2015.

El nombre ya lo dice todo, “prisión permanente revisable y para delitos de especial gravedad”, pero la oposición en bloque quiere dar muestras de un supuesto “progresismo”, desproveyendo nuestro Código de esta sanción penal. Por supuesto, están a favor de que se mantenga la pena los familiares de Mari Luz, con su padre Juan José Cortés al frente, la niña asesinada hace 10 años; o Antonio del Castillo, padre de Marta del Castillo; o Ruth Ortiz, ex mujer de José Bretón, quien asesinó a sus dos hijos; y Rocío Viéitez, ex mujer de David Oubel, el único sentenciado en España a la condena máxima, el parricida de la radial de Moraña, condenado el verano pasado por el asesinato de sus dos hijas, de 9 y 4 años. Pero no solo se trata de los más directos afectados, están por el mantenimiento de la pena miles de españoles de toda nuestra geografía. La campaña que emprendió Rocío Viéitez tenía hace unos días 340.000 firmas, a un ritmo de casi 45.000 al día, pero es que en 2009, a la vez que Juan José Cortés desarrollaba otra campaña, se inició una recogida de firmas para que la pena fuera sometida a referéndum y logró 1.800.000 rúbricas.

Los delitos cubiertos por la pena son de los más odiosos que pueda cualquiera imaginarse y, de no existir, en pocos años podría darse el caso de que tras abandonar la cárcel un asesino de niños pudiera volver a cometer una nueva fechoría. Claro que desde sus cómodos sillones del Congreso, los diputados de la oposición piensan más en una justicia académica que en la basada en la realidad de cada día, conectada al pueblo, a su dolor y sus necesidades. Esta es una de las pocas ocasiones en que el PP se ha quedado solo y no ha dado un paso atrás, actitud que le honra y que resulta necesaria en la hora presente.

Deja un comentario

El email no será público.