Editorial - La rebelión de los abuelos - El Sol Digital
Editorial – La rebelión de los abuelos

Editorial – La rebelión de los abuelos

Es, con seguridad, una de las incertidumbres económicas más graves que aquejan a España, las pensiones. Miles de pensionistas han salido a la calle en las últimas semanas en protesta por la pérdida de capacidad adquisitiva de las prestaciones que perciben del Estado. Y pocas cosas hay más frustrantes e injustas que trabajar toda tu vida para que después, cuando ya has dado todo de ti a España y a su Seguridad Social, la pensión no te alcance para llegar a fin de mes. La subida en 2018 del 0,25 por ciento supone frente a la inflación pérdida de capacidad económica porque el IPC está en valores entre el 1 y el 2 por ciento. Es cierto que cuando la inflación fue negativa las pagas recuperaron nivel. Ahora no. Y, mientras tanto, en el Pacto de Toledo todos los partidos haciendo política con las pensiones, unos más y otros menos, el PP por ejemplo es el más responsable en cuanto al estatus económico pero… a costa de los pensionistas. A los demás, le importa un rábano el déficit del Estado.

Lo cierto es que el sistema lleva desde 2012 generando un déficit descomunal que ya el pasado ejercicio alcanzó la cidra de 18.800 millones de euros. La crisis económica arrasó con la estabilidad de la Seguridad Social y recuperarla es, principalmente, cosa de la creación de empleo. Como contrapunto a este negro panorama, el PIB creció el 3,1 por ciento en 2017, encadenando la economía española tres años de crecimiento por encima del 3 por ciento. En el mismo ejercicio, Hacienda obtuvo la mayor recaudación tributaria de la historia. Y, sin embargo, los pensionistas andan cortos de dinero. Ya se ha dicho, es injusto.

Es verdad que si se indexan las pensiones al IPC para que no haya desfase el país tendría que crecer por encima del 4 por ciento, en otro caso se dispararía el déficit del Estado. Desde luego, la propuesta del PSOE de crear un doble impuesto a la banca, además de demagógica no significaría otra cosa que el pago de la subida por parte de los ahorradores.

Las elecciones están en el horizonte y esa expectativa dispara todas las demagogias posibles. Lo que debe hacerse es eliminar cargas que no corresponden al sistema, como las políticas de empleo, llevar ciertas prestaciones (como la viudedad y orfandad) a los Presupuestos del Estado, mejorar las condiciones de los planes de empresa, aumentar ligeramente la edad de jubilación y bajar los presupuestos de políticas superfluas. Pero nuestros padres merecen este esfuerzo después del que hicieron ellos por todos nosotros.

Unicaja

One thought on “Editorial – La rebelión de los abuelos”

Miguel Guijarro

6 marzo , 2018

Para empezar a solucionar el tema de las pensiones lo primero que hay que hacer son bien las cuentas. No engañarse en el solitario y no engañar a la gente. El sistema debe ser reformado con anterioridad a la entrada en carga de los pensionistas procedentes del baby boom de los 60. Cualquier propuesta que signifique nuevos impuestos tiende al desastre. Los políticos deben darse cuenta que los ajustes provienen por dos caminos: incremento de ingresos y decremento de gastos. El primero ya no es factible. Y, el sistema de reparto, tal y como está establecido, aunque haya crecimiento del 6%, casi imposible, hará inviable el sistema en poco tiempo. Hay soluciones pero hay que ser sensatos y serios en los planteamientos.

Reply

Deja un comentario

El email no será público.