Editorial - La sanidad pública de Málaga, en urgencias - El Sol Digital

Editorial – La sanidad pública de Málaga, en urgencias

El estado comatoso de la sanidad pública en Málaga resulta evidente. Las denuncias se suceden: el sindicato médico denuncia que los MIR duermen “hacinados” en Carlos Haya; el Materno tiene que habilitar una planta para aliviar la saturación del hospital antes citado; los profesionales alertan de que la falta de espacio y camas en el Clínico afecta a enfermos graves, aparte de la saturación de sus urgencias; una mujer con una arritmia espera cinco horas para tener una cama; más los casos conocidos de una muerte en urgencias de Antequera, etc., etc. El diario Sur titulaba el pasado 17 de febrero “la sanidad de Málaga, al límite”. Se conoció, incluso, hace unos meses que una enfermera de un centro hospitalario llamó una noche a la Policía porque se quedó sola en una planta.

Los gestores de la sanidad pública en Málaga parchean, desmienten y tapan como pueden este gravísimo estado de cosas pero la realidad está ahí y si ésta crea alarma en los ciudadanos pues bueno es que éstos sepan qué les espera si una noche osan dirigirse a urgencias o han de ser hospitalizados.

Nos estamos tomando con cierta resignación este calamitoso estado sanitario y no debería ser así. Somos ciudadanos y no súbditos y los responsables, desde la consejera a los gerentes de los centros, deberían temer, en su caso, actuaciones legales y administrativas contra ellos porque se trata nada más y nada menos que de la salud de todos y cada uno de nosotros. Los partidos políticos, los sindicatos, plataformas ciudadanas, colegios profesionales, organizaciones de derechos humanos y cualquier entidad orientada a la defensa de los derechos ciudadanos deberían levantar la voz y movilizarse ya.

Ahora, como si se tratara del bálsamo de Fierabrás, se lanza la tercera promesa del tercer gran hospital de la provincia, pero son los mismos médicos los que se muestran escépticos y piden, además, otro en la zona Este. Los terrenos, como pone de manifiesto el presidente colegial, son limitados y conociendo la lentitud con la que se mueven las administraciones públicas el deterioro sanitario continuará durante años, el sindicato médico por eso habla de “cuento parea niños” del tiempo previsto.

En contraste con lo anterior, los centros privados de salud funcionan razonablemente bien, ¿por qué no concierta entonces el SAS más camas para sus enfermos, aliviando la presión actual de los públicos? Inversiones públicas, agilidad administrativa, más profesionales… soluciones y no palabras es lo que queremos los ciudadanos de Málaga. La Junta de Andalucía es la responsable, para eso asumió las competencias de salud en nuestra Comunidad.

Unicaja

Deja un comentario

El email no será público.