Editorial - Los autónomos, un poco mejor - El Sol Digital
Editorial – Los autónomos, un poco mejor

Editorial – Los autónomos, un poco mejor

La Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo ha dejado el Congreso y pasa al Senado, cámara en la que está garantizada su aprobación. El Gobierno, Ciudadanos y otros grupos han estado negociando un texto que complace en alguna medida a los autónomos, que se encontraban, y se encuentran, perjudicados en relación a otros regímenes fiscales y laborales.

La norma permite a los trabajadores por cuenta propia deducirse hasta 26,67 euros diarios por los gastos de comidas que realicen en el ejercicio de su actividad, lo que no es mucho, la verdad, pero antes no podían deducirse nada; ahora bien, este pago deberá realizarse de manera telemática. También es importante el 30 por ciento de descuento en la parte de los gastos de suministros habituales de su hogar, cuando la actividad la realicen en casa. Sobre el gas, el agua, la telefonía o la electricidad podrán descontarse un coeficiente en función de los metros cuadrados de la vivienda efectivamente utilizados por su negocio.

En cuanto a la jubilación, podrán compatibilizar su trabajo con el cobro del cien por cien de su pensión, para lo cual deben tener contratado un empleado a su cargo. Ya desde 2013 los autónomos podían cobrar el 50 por ciento de su prestación a la vez que desarrollaban su trabajo. Los autónomos, también se recoge en el proyecto de norma, podrán cambiar hasta cuatro veces al año su base de cotización, adecuándola mejor a sus ingresos, y podrán darse de alta o baja en la Seguridad Social hasta tres veces al año, y pagar por los periodos realmente trabajados. También se contempla que los recargos por retrasos en los pagos a Hacienda en el primer mes se reduzcan del 20 al 10 por ciento. Si hasta ahora en el inicio de la actividad empresarial el autónomo solo cotizaba 50 euros al mes ahora se amplía el plazo hasta un año. Un paso importante es que se recoge el accidente in itinere -camino del trabajo o vuelta a casa- como en el caso de los trabajadores por cuenta ajena.

En conjunto, se trata de un paso importante en la normalización de las condiciones de trabajo y cotización -tanto a la Seguridad Social como a las Agencia Tributaria- pero quedan pendientes dos reformas de gran calado y que afectarían muy positivamente tanto a estos trabajadores por cuenta propia como a todos los empresarios en general, el abaratamiento de las cotizaciones sociales por la contratación de trabajadores y la reducción de la pesada carga impositiva que penaliza el beneficio, el ahorro y la inversión empresarial.

RESIDENCIA

Deja un comentario

El email no será público.