Editorial - Los presupuestos de la Junta desenmascaran a las ONG de la memoria histórica - El Sol Digital
Editorial – Los presupuestos de la Junta desenmascaran a las ONG de la memoria histórica

Editorial – Los presupuestos de la Junta desenmascaran a las ONG de la memoria histórica

Las llamadas asociaciones memorialistas han puesto el grito en el cielo y con razón. En Andalucía, las partidas presupuestarias para subvenciones en la mal llamada memoria histórica, ahora memoria democrática, se destinarán a recuperación en fosas, investigación y localización de fosas, además de banco de ADN, que es lo que parece correcto, pero no, se han indignado porque solo les queda un 20 por ciento de la subvención que pueden dedicar a gastos de sostenimiento, y ahí es donde están realmente sus intereses, principalmente en sueldos de cuantos trabajan para la ONG -en realidad  OSG- en cuestión. Eso es lo que les preocupa, y lo acaban de demostrar. Estaban mal acostumbrados con los anteriores gobiernos socialistas, de los que vivían, y ahora tienen que destinar el principal monto de las subvenciones a lo que se supone que es su fin. Y por esto sufren.

Lo llamativo de esta historia es que hay otra historia, de la que ni el nuevo gobierno ni, por supuesto, los anteriores se han ocupado. ¿Qué sucede con los crímenes que cometieron los miembros del Frente Popular en las checas, con los paseíllos y el tiro en la nuca o las violaciones y asesinatos de curas y monjas?, ¿son menos crímenes?, ¿no merecen también investigación y resarcimiento histórico? Hubo criminales en los dos bandos, en el republicano y el franquista, hubo asesinos vestidos de azul y también de rojo y no reconocerlo es engañarse y engañar a los demás. Una guerra civil tiñe a todo un país de sangre.

Los medios de comunicación, en general, no hacen hincapié en esta otra parte de la misma historia de España pero es que, incluso, estos presupuestos de la Junta de Andalucía, en los que se recogen partidas para la puesta en valor del descubrimiento de América, la circunnavegación de la Tierra o el establecimiento de relaciones comerciales y culturales con los países hispanos les parecen ridículos a los voceros de estas organizaciones subvencionadas, a las que más allá de sus bolsillos nada les importa. Las asociaciones deberían nutrirse de los fondos procedentes de sus seguidores y no vivir del dinero de todos los españoles, así cada asociación tendría los recursos que libremente unos ciudadanos han decidido. Estos presupuestos autonómicos también han venido a quitarles las máscaras a muchos farsantes del pesebre público.

Deja un comentario

El email no será público.