Editorial - Por qué el Gobierno no se atreve con TV3 - El Sol Digital
Editorial – Por qué el Gobierno no se atreve con TV3

Editorial – Por qué el Gobierno no se atreve con TV3

Todo indica que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha decidido no intervenir TV3 ni Catalunya Radio -por supuesto, los Mozos tampoco-, pese a que se lo pide el PP catalán y millones de españoles en todo el territorio nacional. Sus razones, aunque no las dice públicamente, apuntan fuentes del partido, son la negativa de PSOE a apoyarle en la iniciativa y que en Europa sería imposible de explicar. A este escuálido argumentario cabe oponer varias consideraciones de importancia. La primera es que el Gobierno tiene unas obligaciones que no tiene la oposición, que no gobierna, y debe hacer frente a las mismas si está en sus competencias y, por tanto, son legales. Para intervenir estos medios catalanes no necesita mayoría absoluta, necesita el artículo 155, todavía vigente en Cataluña. Sería deseable que PSOE apoyara al Gobierno en un ejercicio de responsabilidad, de los que tan pocos ofrece, pero si no lo hace no es óbice para que PP tome sus propias decisiones. Muy probablemente tendrá a Ciudadanos detrás, que sí está jugando la carta española en la crisis catalana y ha decidido ir a por todas.

Respecto a lo que le parezca a Europa está por ver. Desde luego, si el Gobierno no hace pedagogía y comunica, primero con la opinión pública española y después al mundo, pues los independentistas tendrán ganada sin un solo tiro la batalla mediática y de los ciudadanos europeos. Sin miedo, sin complejos, el Gobierno debe informar que las autoridades de la Generalidad han intentado dar un golpe de Estado y que hay algunos presos, otros fugados y los demás atacando de mil formas el Estado de Derecho.

TV3 y Catalunya Radio son solo la parte del iceberg mediático de los separatistas. A la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CORP) hay que sumar la Xarxa, red de televisiones locales financiada por la Diputación de Barcelona y una red de diarios digitales y otros medios también financiados con el pretexto de proteger la lengua catalana. Y ante este paisaje, ¿qué medios favorece el Gobierno si hasta la propia radio televisión del Estado emite con una cuidada equidistancia cuando no desde el otro lado? Estamos jugando un partido decisivo en la historia de España y el Gobierno no se apresta a favorecer la pluralidad de medios leales a la ley.

A un Gobierno hay que pedirle iniciativa política y no es un secreto que éste no la tiene, como ya se pone de manifiesto en conversaciones privadas de dirigentes y afiliados; tanto es así que se valora la necesidad de que Rajoy no se presente a una próxima convocatoria de generales para evitar un seguro batacazo y así minimizar los daños con un nuevo candidato no relacionado en modo alguno con los numerosos casos de corrupción en los que se ha visto envuelto el PP.

De Podemos nada se puede esperar ya tras desafiar a la Justicia y posicionarse con los separatistas, y CCOO y UGT han hecho lo propio. Habrá que tener todo esto en cuenta cuando prediquen con su acostumbrada demagogia porque ya sabemos quiénes están con el Estado de Derecho y quienes lo combaten, con y sin pasamontañas.

Unicaja

Deja un comentario

El email no será público.