El arte en tiempos de la pandemia - El Sol Digital
El arte en tiempos de la pandemia

El arte en tiempos de la pandemia

Alfredo Viñas: “Donde está más contenido el mercado es, precisamente a nivel medio, el de las clases profesionales liberales”

Alfredo Viñas, galerista de Málaga durante más de veinte años, está convencido de que “el mercado del arte está contenido en una situación donde el mercado se recoge, hay bastante pereza a la hora de comprar arte. Hay dinero, el problema es que hay prudencia a la hora de gastar, y la prudencia se traduce en el mundo del arte en pocas compras. De todas maneras, hay niveles, el mercado del arte orientado a las clases medias, ilustradas, de profesiones liberales, ese es el que está más contenido. Si estamos hablando de un mercado del arte de alto nivel, ese sigue estando muy activo en España. No bajan los precios. Baja la demanda, hablo de las clases medias, en las altas no. Grandes coleccionistas en España como los Botín, el BBVA y las entidades bancarias siguen comprando y no discuten los precios. Donde está más contenido el mercado es, precisamente, a nivel medio, el de las clases profesionales liberales. Lo que no pueden es bajar los precios, porque si tú has comprado una obra de Miró hace 10 años a 10 euros, hoy no puede estar a 5. Es decir, lo que hay son descuentos para facilitar el mercado y condicionados a la forma de pago, condicionados a la fidelidad del coleccionista, del cliente, son acuerdos personales”.

Viñas añade que “lo que se llama el mercado secundario, es decir, las obras históricas o el valor de obras de Zurbarán o de Sorolla, ese no pierde valor y es un mercado seguro. No tiene vaivenes ni oscilaciones, porque esto no es la bolsa, se contiene. Lo único que hemos visto a lo largo de la historia es que determinados artistas que a veces no están en primera fila del top o lo que consideramos el hit parade del arte, van desapareciendo, con lo cual sus cotizaciones se quedan estancadas. Cuando vemos a Velázquez o Murillo o a Zurbarán, debajo hay cincuenta pintores que se han quedado perdidos un poco en la historia del arte”.

¿Y los artistas emergentes?: “Para un artista que comienza ahora la situación es complicada. Primero, porque las instituciones que siempre han protagonizado ese papel de bienales, de certámenes, estimulantes para la creación, cuando un artista tiene 20 años, pues se presenta a un certamen de arte del ayuntamiento de su provincia, de su diputación, etc. Eso ahora mismo está con presupuestos muy recortados, con lo cual estimula muy poco la creación”.

Viñas entiende que “el arte no debe tener un padrino. En el Renacimiento era así, no había otra forma. Pero ahora, en la pandemia, yo creo que no podemos volver al Renacimiento. A mí nunca me han subvencionado. Las subvenciones no valen para nada”.

A propósito de internet, el galerista cree que “es una herramienta necesaria para promocionar una galería, por ejemplo, pero según los últimos estudios, internet tiene casi el 20 por ciento del mercado del arte en el mundo. No es poco, pero tampoco es mucho. Pero el matiz es que lo que se vende en internet es obra de precio bajo. El ejemplo más claro es que se celebró este año Arco Lisboa en mayo, online, resultado, fracaso. Se vuelve a plantear Arco 2021 y se plantea online, y la polémica en el mundo de las galerías en España es que se ha preferido trasladar la feria de Arco a julio, presencial, para evitar el online si la hay, probablemente la haya porque hay un empeño, porque si no, sería un poco el caos de las galerías en España, por eso se ha planteado en julio, y cuidado, que es un mes muy complicado, estamos hablando de pleno verano. El mercado online no tiene una presencia importante todavía en el mercado internacional”.

¿Y el anonimato? “El anonimato de la compra de arte estamos hablando de alto nivel, funciona, porque estamos hablando de cientos de millones de euros. Es decir, donde hay una cantidad de intermediarios, que están interviniendo en una compra, que a veces no sabemos a dónde va el cuadro de Van Gogh, pero esa es otra historia, es otro mercado. Yo me refiero al mercado más directo que hay en España, es decir, al mercado del mundo del arte que funciona entre las galerías, las ferias…”.

Deja un comentario

El email no será público.