El confinamiento provoca desgaste emocional al 94 por ciento de los docentes malagueños, que trabajan más horas que antes - El Sol Digital
El confinamiento provoca desgaste emocional al 94 por ciento de los docentes malagueños, que trabajan más horas que antes

El confinamiento provoca desgaste emocional al 94 por ciento de los docentes malagueños, que trabajan más horas que antes

CSIF, primera fuerza sindical de la enseñanza pública en la comunidad andaluza, lanzó el pasado 8 de mayo una encuesta entre los docentes de todas las provincias respecto a las circunstancias en las que desarrollan su trabajo, que ha suscitado una importante respuesta entre el colectivo. En sólo unos días, más de 3.600 profesionales de la enseñanza en Andalucía se han manifestado en relación con las cuestiones planteadas por CSIF, que pretenden recoger el sentir del profesorado en su labor docente en las circunstancias actuales.

Según esta encuesta, esta nueva situación laboral ha generado en algún momento desgaste emocional –es decir: estrés, angustia o ansiedad— al 93,9 por ciento de los docentes cuestionados en Málaga, mientras que sólo el 6 por ciento niega encontrar estos problemas en el desempeño de su labor bajo las circunstancias actuales. Además, el 90,3 por ciento asegura trabajar más horas que antes de decretarse el estado de alarma, y más de la mitad, el 59,2 por ciento, ha visto cómo esta nueva situación laboral también está afectando a su conciliación familiar (el 25,6 por ciento asegura que le afecta “a veces”, y el sólo 15,2 por ciento niega que le afecte).

Por otra parte, el 99,6 por ciento de los profesionales asegura haber hecho uso de recursos tecnológicos propios para poder teletrabajar con el alumnado y contactar con las familias, frente al 0,4 por ciento que ha utilizado los medios facilitados por la Administración educativa. Del mismo modo, a la cuestión sobre si han podido trabajar con los medios digitales que la Administración educativa ha puesto a disposición de los docentes, el 43,3 por ciento ha contestado que ha usado otros medios, como blogs, canales de Youtube o el correo electrónico.

Respecto a las instrucciones y normativas para regular el último trimestre de este curso escolar, el 64,9 por ciento de los docentes malagueños las ha encontrado “poco útiles” y sólo el 2,5 por ciento ha considerado que son “esclarecedoras y de gran utilidad”. Igualmente, en cuanto a si la Administración educativa está teniendo en cuenta la opinión y experiencia del profesorado en la toma de decisiones y regulaciones normativas que se están adoptando en este atípico último trimestre escolar, el 91,8 por ciento opina que no se está teniendo en consideración y un 8,2 por ciento cree que sí.

Los resultados obtenidos en este sondeo avalan lo que CSIF ha venido detectando en esta etapa desde que se decretó el estado de alarma: desgaste emocional de los docentes, sobrecarga de horas empleadas en su trabajo, dificultades para conciliar y poco apoyo por parte de la Administración, tanto en medios materiales como en normativa que aporte certidumbres al colectivo.

Así, lo ha subrayado Francisco González, responsable de CSIF Educación Málaga, que ha destacado que “la dedicación y el esfuerzo de los docentes ha hecho posible que se haya seguido desarrollando la docencia fuera de las aulas en este período, salvando en muchas ocasiones los obstáculos por la falta de medios y las carencias de la Administración educativa”.

A este respecto, “la colaboración de las familias en el proceso educativo durante esta etapa también ha sido importante”, ha destacado González. Así, el 39,8 por ciento de los encuestados aseguran que las familias sí colaboran, y el 52,2 por ciento que lo hacen a veces, frente al 8 por ciento, que indica que las familias no colaboran.

Por otra parte, los resultados muestran la elevada carga burocrática que soportan los docentes en Málaga, donde el 89,4 por ciento de los profesionales encuestados considera que simplificar y reducir las tareas burocráticas en la labor docentes es muy necesario. A este respecto, el 74,8 por ciento entiende que las tareas burocráticas encomendadas al profesorado en la nueva situación de educación a distancia son excesivas; el 20,7 por ciento considera que son excesivas a veces; y un 4,4 por ciento no cree que lo sean.

Estos resultados respecto a las tareas burocráticas coinciden con el estudio realizado por CSIF Educación Andalucía a finales del pasado año que indicaba que el 90 por ciento de los docentes andaluces cree que las labores de este tipo que están obligados a realizar son excesivas y que sirvió de base para la campaña del sindicato denominada “Stop burocracia”, que aún está activa. “Desde CSIF entendemos que, especialmente en la situación como la que atravesamos, este tipo de tareas deben reducirse al mínimo imprescindible entre los docentes”, ha señalado el responsable de Educación del sindicato en Málaga a este respecto.

Deja un comentario

El email no será público.