El COVID reduce al mínimo las negociaciones diplomáticas en la ONU - El Sol Digital
El COVID reduce al mínimo las negociaciones diplomáticas en la ONU

El COVID reduce al mínimo las negociaciones diplomáticas en la ONU

By Stefano Gennarini, J.D. | September 24, 2020

(C-Fam).- Por primera vez desde que se fundó las Naciones Unidas en 1945, los líderes mundiales no acudieron a Nueva York para el inicio del nuevo período de sesiones de la Asamblea General.

Los líderes mundiales prometieron su apoyo continuo y elogiaron la importancia perdurable de la organización internacional en los mensajes de vídeo pregrabados mientras las Naciones Unidas celebraban su 75 aniversario esta semana. Pero los pasillos vacíos de la sede de la ONU contaron una historia diferente.

La maquinaria diplomática del mundo se ha detenido a causa de la pandemia de coronavirus. Y la pandemia está forzando una reevaluación de las alianzas internacionales y las esferas de influencia, lo que aumenta el interés en las conversaciones diplomáticas internacionales, incluso en cuestiones como el aborto.

Para la causa pro-vida, la tensión se ve agravada por la incertidumbre de las inminentes elecciones estadounidenses.

En su mensaje en video, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió continuar defendiendo al no nacido, como lo hizo en su discurso de la ONU el año pasado. Su reelección probablemente aseguraría una continuación y expansión de la diplomacia pro-vida de Estados Unidos. Pero un cambio de gobierno en los Estados Unidos resultaría en una reversión abrupta de todos los esfuerzos pro-vida de los Estados Unidos a nivel internacional.

A pesar de la oposición estadounidense, el sistema de las Naciones Unidas insiste en promover el aborto, dependiendo de la supervisión cada vez menor por parte de los Estados miembros de la ONU. La disminución de la transparencia y la falta de rendición de cuentas durante el cierre de las Naciones Unidas se aprovecharon para promover el aborto.

Desde el comienzo de la pandemia, la burocracia de las Naciones Unidas, encabezada por el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, y el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha promovido sistemáticamente el aborto como un servicio de salud esencial.

Sólo los funcionarios de la administración Trump han adoptado posiciones contrarias a esta política de Naciones Unidas. Incluso los países que se llaman a sí mismos pro-vida —Brasil, Polonia y Hungría— se han quedado de pie y han visto el sistema de las Naciones Unidas promover el aborto. Esta stuación puede suscitar más problemas en las próximas negociaciones de aproximadamente una docena de resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas que plantean preocupaciones pro-vida.

La Unión Europea, que es partidaria de mantener el aborto en la política de las Naciones Unidas. En una votación reciente en la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Unión Europea podría contar a más de 120 países de su lado. Todos votaron en contra de un intento estadounidense de excluir el aborto de una resolución sobre la respuesta del coronavirus de la ONU. Lo mejor que Estados Unidos pudo conseguir fueron 30 países para abstenerse de votar.

Al igual que otras empresas y oficinas gubernamentales, el coronavirus ha impuesto una especie de letargo. Los diplomáticos no se reúnen a diario. Las negociaciones se han reducido al mínimo.

La labor diplomática de la Asamblea General en las próximas semanas ya se ha visto gravemente afectada. Los diplomáticos ni siquiera han empezado a hablar de las resoluciones que adoptarán este año. En este momento del año pasado se distribuyeron a las delegaciones los proyectos iniciales.

Todo esto puede resultar en un afianzamiento de las alineaciones diplomáticas preexistentes, especialmente porque muchos países pueden esperar el resultado de las elecciones estadounidenses. Si Trump es reelegido, será más fácil para los países alejarse de la esfera de influencia de la UE. Si no es reelegido, el Departamento de Estado de los Estados Unidos se alineará con la Unión Europea y apoyará el aborto en la política de las Naciones Unidas.

 

 

Deja un comentario

El email no será público.