El Cultural - Atenas - El Sol Digital
El Cultural – AtenasEl restaurante del hotel

El Cultural – Atenas

Esta semana hemos estado en Atenas, alojados en el Hotel Grande Bretagne y hemos comido en su restaurante Roof Garden, con un vino de Retsina, Kourtaki, y un aperitivo de Ouzo, Kolona. Richerdios.

Hotel Grande Bretagne

Calle Vasileos Georgiou, esquina a la plaza Syntagma. Atenas, 105 64.  Teléfono: (30) (210) 3330 000. Cinco estrellas y 320 habitaciones y 58 suites.

Tras la caída del Imperio Otomano en 1830, Atenas comenzó a atraer a un nuevo tipo de visitante: griegos adinerados de la diáspora, cuyo objetivo era recobrar su patrimonio ancestral. Entre ellos se encontraba Antonis Dimitrios quien regresó en 1842 para comenzar una aventura. Dimitrios adquirió una parcela frente al Palacio del Rey Otto y encargó la construcción del primer “Stadtpalais” de Atenas, una majestuosa residencia que reflejaba el estilo de vida refinado de Londres y París. Su impresionante mansión de 90 habitaciones fue la primera encarnación del hotel actual. Entre el hotelero Savvas Kentros y Efstathios Lampas compraron la antigua casa de Dimitriou en 1874 y, con un increíble préstamo de 800.000 dracmas, la transformaron en el Hotel Grande Bretagne. Este fastuoso hotel, cuya majestuosidad no tenía precedentes, fue anunciado como el más lujoso de Atenas.  Cuando Grecia fue ocupada por los nazis en 1941, el hotel se convirtió en el cuartel del Tercer Reich. Aquí permanecieron Hitler y Rommel en la víspera de la invasión soviética. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, el malestar continuó y estalló una guerra civil entre la resistencia comunista y el ejército griego. El Hotel Grande Bretagne alojó a muchos refugiados durante varios años, al tiempo que fue la sede de las negociaciones diplomáticas entre George Papandreou y la delegación británica, en la que se destacaba Winston Churchill. Finalmente, la paz se restauró en 1956 y el hotel pudo reabrir sus puertas a las élites políticas, económicas y sociales de todo el mundo. Cuando la Junta de 1967 cayó en 1974, Constantinos Karamanlis pasó cuatro meses formando un nuevo gobierno desde la suite del quinto piso. Ese mismo año, el arzobispo Makarios pronunció su discurso dirigido a Grecia desde el balcón del segundo piso tras el fallido intento de asesinato y la invasión turca a Chipre. Dada la historia del hotel, repleta de acontecimientos, no sorprende que la lista de miembros de familias reales, magnates de negocios internacionales y celebridades que se han hospedado en él sea interminable. Para nombrar sólo unos pocos, mujeres destacadas como Elizabeth Taylor, Sofía Loren, María Callas y Brigitte Bardot recibieron un tratamiento majestuoso en la suite royal. Iconos de Hollywood como Greta Garbo, Sean Connery y Francis Ford Coppola han visitado el hotel reiteradamente y estrellas de la música como Sting, Bruce Springsteen, David Bowie, Jay-Z y José Carreras se han hospedado aquí durante sus giras. En el 2003, mediante una inversión de 82 millones de euros, el Hotel Grande Bretagne fue restaurado completamente y surgió como la reencarnación cinco estrellas de vanguardia de su gloria pasada. Desde entonces, continúa deleitando a sus huéspedes con su legendaria hospitalidad e icónico estilo. El Grande Bretagne se encuentra en una ubicación privilegiada, frente a la Plaza de la Constitución y el Parlamento, y ofrece habitaciones lujosas y una terraza en la azotea con vistas a la ciudad impresionantes. Algunas tienen balcones con vistas a la Acrópolis y al cambio de guardia diario del edificio del parlamento. El Restaurante Roof Garden del Grande Bretagne ofrece vistas al estadio olímpico original, la Acrópolis y el Partenón y cuenta con piscina y cocina mediterránea. El Grande Bretagne Spa dispone de una suite termal con baño de hierbas, gruta, fuente de hielo, refugio para parejas y piscina cubierta. Además, los huéspedes podrán disfrutar de masajes con aceite de ouzo. El legendario Grande Bretagne ofrece cenas privadas en The Cellar o un servicio VIP de traslado al aeropuerto. Este hotel de 5 estrellas y premiado en múltiples ocasiones está ubicado a escasos pasos de las exclusivas zonas comerciales, los museos y el distrito financiero. La antigua Ágora y la Acrópolis se encuentran a 600 metros.

Atenas
Vista frontal del majestuoso hotel

Restaurante G.B. Roof Garden

Teléfono: (30)(210) 3330 766. Horario de 6 a 11 a.m. y de 13 a.m. a 1,15 p.m.

A diferencia de cualquier otro lugar de Atenas, el G.B. Roof Garden invita a los huéspedes a contemplar algunos de los tesoros escondidos más importantes de la historia. Sentado cómodamente entre las coloridas almohadas ubicadas en las sillas y banquetas, se puede disfrutar de la vibrante escena que se desarrolla frente a los ojos. Contemplar las columnas del Partenón gastadas por el sol o dirigir la mirada hacia el impresionante Kalimarmaro, el primer estadio en el que se jugaron los Juegos Olímpicos. No importa qué llame nuestra atención. La magia de este jardín en la azotea le causará una impresión maravillosa. Abierto para el desayuno, el almuerzo y la cena, el GB Roof Garden no debe ser pasado por alto. Cuando sale el sol, el extravagante desayuno americano bufet puede consentir cualquier antojo culinario. Se puede elegir entre una selección de platos fríos y calientes, pasteles frescos, jugos exprimidos y una amplia selección de tés y de cafés recién preparados. O disfrutar de la brisa refrescante, mientras se prueba un delicioso almuerzo del Mediterráneo. Bajo un intenso cielo azul, es posible considerar estas opciones: carpaccio de ternera a la plancha con ensalada de remolacha y un aperitivo de vinagreta de mango, seguido de un risotto ahumado con mozarella ahumada. La torta “selva negra” de chocolate y coco cautiva con su encanto a los amantes del dulce. Por la noche, el resplandeciente paisaje urbano ofrece un deslumbrante telón de fondo para platos magníficos como la pechuga de pato con puré de patatas ahumadas y guisantes salteados con aceite de avellana. Entre las especialidades de mariscos se destaca el filete de mero blanco envuelto en pan y jamón y acompañado de espinacas y una ensalada salada. Para el postre existe el crujiente hojaldre con requesón, compota de cerezas y helado de vainilla, que combina dulce y ácido a la perfección. El tiramisú clásico con mascarpone y café expreso tiene seguidores fieles.

Vinos de Retsina y Ouzo

Retsina es un vino blanco o rosado, resinado griego que se ha elaborado durante al menos 2000 años. Su sabor único tuvo su origen en la práctica de sellar los recipientes del vino, particularmente ánforas, con la resina del pino de Alepo en épocas antiguas. Antes de la invención de la botella de cristal impermeable, el oxígeno, al estar en contacto con el vino, hacía que éste se estropeara en poco tiempo. La resina del pino ayudó a bloquear la entrada del aire en los recipientes y, a la vez, infundía al vino el aroma de la resina. Los romanos comenzaron a utilizar barriles en el siglo III, evitando así el uso enológico de la resina como conservador, pero el sabor se había vuelto tan popular que su consumo es, todavía hoy, extenso y común. En Grecia, la retsina local se produce por todo el país. Centros de producción importantes se localizan alrededor de ÁticaBeocia y Eubea. La Unión Europea califica al retsina como Denominación de Origen Protegida y Denominación Tradicional de Grecia y partes de las regiones del sur de Chipre.

El ouzo es un aperitivo con alcohol elaborado a partir de la grapa y con cierto gusto a anís. Se trata de la bebida alcohólica más típica de Grecia, normalmente consumida en un vasito pequeño al que sigue otro de agua helada para compensar los casi 50 grados de destilación que algunas variedades pueden llegar a alcanzar.

Deja un comentario

El email no será público.