El Cultural - El Carnaval de Venecia - El Sol Digital
El Cultural – El Carnaval de Venecia

El Cultural – El Carnaval de Venecia

Esta semana hemos estado en el Carnaval de Venecia, alojados en el Hotel Danieli, y hemos cenado en su terraza con un tinto de la Toscana: un Brunello di Montalcino. Richerdios.

El Carnaval de Venecia

Alcanzó su máximo apogeo en el siglo XVIII, época en la que acudían a la festividad algunos aristócratas llegados de lugares muy diversos, y lo más normal era que los príncipes y nobles se escaparan a disfrutar del acontecimiento. Durante siglos fue la vía de escape de los ciudadanos para evadirse del gran control del gobierno veneciano. Con la ocupación de Venecia por el ejército de Napoleón el Carnaval quedó prohibido por miedo a que se generaran conspiraciones. El Carnaval se recuperó en 1979. El Carnaval es totalmente distinto a la imagen española, y mucho más a la brasileña. Durante los 10 días que dura, la gente se disfraza y sale a la calle a pasear y a hacerse fotos, ya sea en desfiles organizados, o improvisados. Los disfraces son trajes de época del siglo XVII veneciano, como si estuvieran recién salidos de un cuadro de Canaletto. Durante el Carnaval también se organizan muchos eventos y fiestas, algunas de ellas privadas a las que es difícil asistir sin conocer a alguien. Los precios de las fiestas también suelen ser altos, y una noche puede llegar a costar hasta 500 euros. La gran mayoría de los turistas no se disfrazan o se limitan a llevar una máscara o antifaz comprado en las miles de tiendas y puestos callejeros que abundan en Venecia. El objetivo de la mayoría de los visitantes es ver Venecia en Carnaval y hacerse fotos con los mejores disfraces.

Hotel Danieli

Riva degli Schiavoni 4196 30122 Venecia. Italia. Tel. +39 041 5226480 email: danieli@luxurycollection.com

Es uno de los establecimientos más lujosos del mundo. Queda a pocos metros de la Piazza San Marco de Venecia y ocupa tres palacios tradicionales de la ciudad de los canales. Cuenta la leyenda que cuando el año 1300 llegaba a su fin, el duque Enrico Dandolo tuvo un capricho: que se le construyera el palacio más noble entre todos los palacios venecianos. La construcción llevó su nombre y quedó ubicado a pocos metros de la Piazza San Marco, de cara al gran canal. A lo largo de los siglos ganó tal fama que se convirtió en parada obligatoria y favorita de cuanto príncipe, rey, cardenal o embajador pasara por esas tierras. En ese período, el edificio cambió muchas veces de manos: Dándolo se lo cedió a Gritti, que lo transfirió luego a las familias Mocenigo y Bernardi. Bendecido, el Palazzo Dandolo no perdió esplendor a pesar de la diversidad de dueños. Cuando la república veneciana cayó, en 1797, el palacio fue dividido entre muchos propietarios. Una de esas partes fue tomada en 1822 por Giuseppe Dal Niel, conocido por todos como Danieli. De inmediato, fundó allí el Albergo Reale, que no tardó mucho tiempo en ser conocido por todos como, precisamente, “el Danieli”. Gracias a su éxito, Dal Niel pudo recuperar todos los fragmentos del antiguo palacio y volver a convertirlo en uno. La fama del establecimiento recorrió toda Europa. Sus habitaciones fueron ocupadas por todas las celebridades inimaginables de los últimos dos siglos: desde el Rey Guillermo de Prusia hasta Charles Dickens, desde Honoré de Balzac hasta Greta Garbo, desde Marcel Proust hasta Charles Chaplin. Con la llegada del siglo XX, se anexó el palacio Casa Nuova, que llevaba 100 años de antigüedad y alrededor de la década del ’40 pasada, el espacio más moderno, “Danieli Excelsior”, completó la fisonomía actual. Este último fue remodelado por completo en 2008, momento en que también se renovó la Terrazza, en el quinto piso. El arquitecto Jacques García combinó elementos actuales con la esencia del gótico veneciano y regaló a los huéspedes del hotel las mejores vistas de la laguna en el marco de un restaurante, donde se pueden degustar los clásicos de la cocina local y una excelente selección de platos mediterráneos, todo bajo la dirección del chef Gian Nicola Colucci. En el 2012, el francés Pierre-Yves Rochon hizo una meticulosa restauración de la antigua habitación del duque Dandolo (la Doge Dandolo Royal Suite). En pleno siglo XXI, el hotel es una invitación a viajar en el tiempo y hospedarse en un lujo palaciego de las épocas doradas de la nobleza. Desde el lobby, con su escalera con alfombras de época, sus lámparas de cristal de Murano, sus columnas de mármol rosa y sus techos decorados con hoja de oro, hasta las habitaciones, igualmente barrocas, todo invita a activar la imaginación y sentir que uno acaba de transformarse en príncipe. Los cuartos están decorados con elementos que remiten a la rica herencia de la cultura veneciana: muebles antiguos, telas de excelente calidad para vestir cortinas y camas y baños de mármol lujosos son algunos de ellos. Sus pasillos guardan infinitas historias. Fue el lugar elegido por el poeta romántico Alfred de Musset y la escritora Amandine Lucie Aurore Dupin, que se sobrepuso a su situación femenina para poder descollar en el mundo literario y trascendió con el masculino seudónimo de George Sand, para vivir a pleno el romance que había nacido en París en 1833. También fue donde se conocieron, estando ambos casados y durante un baile en 1957, el magnate griego Aristóteles Onassis y la soprano María Callas. En un mundo cíclico, un hotel que nació como el capricho de un duque hoy ofrece 255 habitaciones para que los visitantes, tengan o no sangre azul corriendo por sus venas, puedan satisfacer sus propios caprichos de nobleza.

Venecia

Restaurante Terraza Hotel Danieli

Teléfono : +390415226480. Email : restaurant.danieli@luxurycollection.com.

Sitio Web : http://www.terrazzadanieli.com/en/

Precio de la comida : Menú 127/176 € – Carta 126/221 €

Es necesario reservar

Este elegante restaurante ubicado en la última planta del hotel Danieli brinda impresionantes vistas de la Serenísima. A modo de recordatorio del papel histórico de Venecia como cruce entre Oriente y Occidente, el menú adorna los platos locales con especias y sabores exóticos. Agradable terraza de verano.

Brunello di Montalcino riserva Vigna le Macchiarelle

REGIÓN. Montalcino, Toscana, Italia

UVAS. 100% Sangiovese Grosso

GRADUACIÓN ALCOHÓLICA. 15 %

VINIFICACIÓN. Fermentación en tanques de acero inoxidable a temperatura controlada durante 30 a 35 días. Envejecimiento en barricas de roble francés durante 36 meses. Refinamiento en botella durante 24 meses.

CARACTERÍSTICAS. Vino color rojo granate. En nariz es complejo, elegante, con rico aroma a fruta roja, ciruela negra y bayas rojas; con notas frescas y dulces integrando la textura olfativa; aromas a tabaco, carne a la parrilla, chocolate blanco, pimienta blanca, pimienta negra. En boca es muy intenso, fuerte carácter gustativo y personalidad; taninos bien integrados con una fresca acidez. Con un final largo, persistente.

MARIDAJE. Estofados, caza, osobuco y quesos añejos.

TEMPERATURA DE DEGUSTACIÓN. Servir de 16 a 18 grados. Tiempo máximo de guarda sugerido de 6 a 7 años.

 

Deja un comentario

El email no será público.