El Cultural - Exposición de Mark Ryden - El Sol Digital
El Cultural – Exposición de Mark Ryden

El Cultural – Exposición de Mark Ryden

Esta semana hemos visitado en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga la exposición de Mark Ryden. Richerdios

El Centro de Arte Contemporáneo de Málaga presenta la primera exposición retrospectiva de Mark Ryden en Europa. Cámara de las maravillas, título de la muestra organizada por Fernando Francés, compuesta por un total de 55 obras, abarca diferentes lienzos de pequeño y gran formato, además de varias esculturas que resumirán y ayudarán a comprender el complejo mundo del “padre del Surrealismo Pop”. La obra del artista, oscila entre lo críptico y lo bello, trazando una delgada línea entre lo melancólico y lo perturbador. El mundo de Mark Ryden es un lugar impregnado de dulce nostalgia y teñido de oscuridad, donde complejos elementos psíquicos se esconden bajo la superficie de clichés culturales. Esta exposición, que abarca 20 años de creaciones, se presenta como una de las más importantes en la trayectoria de Mark Ryden, en palabras del propio artista. Para Fernando Francés, director del CAC Málaga, “su interés estaba mucho más cercano al arte comercial y a las nuevas corrientes underground influidas por movimientos musicales como el rock, el deathrock, el heavy metal o el punk, la atracción por lo esotérico y la subcultura gótica, la iconografía cotidiana procedente del cómic, la ilustración y los posters, la publicidad en una especie de postmodernidad no oficial, la literatura fantástica, el road movie, la customización de motos y coches, el juguete, las camisetas con simbologías de todo tipo, el uso del sticker, el skate y el grafiti. En la obra de Ryden – continúa Fernando Francés- subyace una actitud personal sensible y romántica, una permisibilidad que hace protagonista al sentimiento frente al pensamiento, convirtiéndose este último en un instrumento y no en la fuente de inspiración. Sin embargo, la influencia del sueño, de la fuente caudalosa de ideas irracionales, es un hecho. Y es esa combinación la que hace fascinante cada obra de Ryden porque el sueño es parte de lo que él es, pero no lo que es”. Una parte esencial del proceso creativo de Ryden es la inspiración de su vasta y variada colección de objetos. El artista eligió de manera conjunta con Fernando Francés el título de la exposición Cámara de las maravillas, ya que su trabajo comienza en un “gabinete de curiosidades”. Tanto su estudio como su propia casa están repletos de objetos pertenecientes a mercados y tiendas de antigüedades de todo el mundo. El artista se siente atraído por todo aquello que evoca recuerdos de su infancia. Ryden recoge y recopila todo lo que capte su imaginación. La diversidad de su inspiración es lo que define su arte. Los “gabinetes de curiosidades” nacieron en el siglo XVI y XVII y eran lugares donde se coleccionaban y exponían gran cantidad de objetos raros o diferentes que representaban alguno de los tres reinos de la naturaleza como se entendían en ese momento, animaliavegetalia y mineralia, además de realizaciones humanas. Los cuartos de maravillas son los antecesores directos de los museos modernos. En esta gran retrospectiva Cámara de las Maravillas, podrán contemplarse obras de todas sus series, algunas pueden resultar contemplativas (The Snow Yak Show); o desconcertantes (Blood); otras extravagantes (The Meat Show); algunas impregnadas de naturaleza (The Tree Show); varias especialmente cargadas de iconografías y simbologías (The Gay 90’s) y otras dedicadas a las conversaciones de sus especiales conejos y abejas (Bunnies & Bees), pero todas impregnadas con un fuerte sentimiento provocativo no intencionado. Mark Ryden ha creado un estilo propio y singular que desdibuja las fronteras tradicionales del arte, iniciando un nuevo género en la pintura: el “Surrealismo Pop”. La obra de Ryden oscila entre lo críptico y lo bello, trazando una delgada línea entre los sentimientos nacidos del recuerdo e iconografías que pueden ser perturbadoras en un análisis primario. Seducido por sus superficies infinitamente detalladas y minuciosamente esmaltadas, el espectador de su obra se enfrenta a la yuxtaposición de la inocencia de la infancia y los misteriosos recovecos del alma, desde una pincelada extrañamente clásica y tradicional, tan minuciosa, que hace utilizar a Ryden lupa para poder realizar sus obras. El realismo mágico presentado en las obras de Mark Ryden, tiene raíces en el surrealismo e incluso en el dadaísmo, sin ningún tipo de prejuicio. El artista pinta en infinidad de ocasiones este símbolo, representado en tantas ocasiones por Johannes Theodor, Picabia, Man Ray o en caligramas de Apollinaire. El mundo de Mark Ryden es un lugar impregnado de dulce añoranza y teñido de oscuridad, donde complejos elementos psíquicos se esconden bajo la superficie de clichés culturales. En él, conviven, el presidente Lincoln, Jesucristo, Buda, Papa Noel o el diablo. Su trabajo destaca las misteriosas características de lo clásico, enfrentadas a inquietantes personajes infantiles de enormes ojos pensativos y expresivos. Esta es sin duda su característica más llamativa, sus heroínas, distantes e inaccesibles pero sumamente vulnerables que capturan la atención del espectador con la misma expresión críptica y misteriosa que la Mona Lisa, la Joven de la Perla, las Meninas, la Odalisca u Olimpia. Estas tenebrosas y dulces protagonistas parecen leer el pensamiento del que las observa. El espectador, quizá en primera instancia rechace este atrevimiento, pero después quedará atrapado, incapaz de separar su vista de estas convincentes y fijas miradas. No se puede descifrar la edad de las mismas, si son niñas o adolescentes, pudieran ser habitantes de un limbo, son realmente encarnaciones del alma.

La Deriva

Deja un comentario

El email no será público.