El Cultural - La Batalla de los Arapiles - El Sol Digital
El Cultural – La Batalla de los Arapiles

El Cultural – La Batalla de los Arapiles

Esta semana hemos estado en la biblioteca leyendo “La Batalla de los Arapiles”: el noveno y último libro de la primera serie de “Los Episodios Nacionales” de Benito Pérez Galdós. Richerdios.

La Batalla de los Arapiles

 

Gabriel es destinado ahora al ejército de Extremadura, mandado por Carlos España y que se encontraba en tierras de Salamanca. Más adelante será agregado a las tropas que manda Wellington, en el ataque combinado de los ingleses, portugueses y españoles, y que culminaría, tras muchas acciones guerreras, en la famosa batalla de los Arapiles, cerca de Salamanca, y en la que las tropas del general Marmont fueron derrotadas por los aliados. Esto en lo que se refiere a la Historia. En la parte novelesca Gabriel conoce, por Amaranta, que Inés ha sido llevada, por Santorcaz, a Salamanca, ahora en poder de los franceses, y se ofrece voluntario para entrar en la ciudad a espiar las fortificaciones, e informar, al regreso, de  todo lo que allí hay preparado para la defensa. Gabriel ha conocido a una bella inglesa llamada Athenais, o miss Fly, y ésta se prenda del joven, a lo que contribuye el hecho de que su familia fue objeto de vejaciones muy graves, que llevaron a la muerte a algunos de sus miembros, por parte de lord Gray. Sabedora la inglesa de que Gabriel había dado muerte al inglés, primero le está agradecida y después se enamora perdidamente de él. Se mete en Salamanca sin que él lo sepa, aprovechando su amistad con un coronel francés, Desmarets, y allí se encuentra a Gabriel, que se ha disfrazado de aldeano. Ha sido apresado por los franceses y ha engañado a algunos de éstos haciéndose pasar por un noble. En un episodio folletinesco, ha sido encerrado en una torre, desde donde ha sacado un plano detallado de todas las fortificaciones. Luego, prometiendo a un sargento francés dinero, éste le ha ayudado y así ha encontrado a Santorcaz y a Inés, la cual no se quería ya separar de su padre, lo que ha ofendido a Gabriel, aunque luego lo haya entendido. el propio Santorcaz ha ayudado a gabriel a salir de Salamanca, y allí miss fly ha desaparecido, lo que luego le acarreará a Gabriel graves problemas, pues todos los ingleses creen que ha abusado de ella y le tratan con desabrimiento, incluso Wellington. La propia miss Fly deja que lo crean así, para tener sujeto a Gabriel. Este se porta heroicamente en la batalla y logra coger un águila francesa y es herido de gravedad, logrando luego ascender a teniente coronel. En cuanto a miss Fly, luego de salvarle, se da cuenta de que Gabriel está enamorado de Inés y renuncia a él, pero con altanería, que los enamorados soportan. Santorcaz, al que ha retenido Gabriel en Salamanca, junto con Inés, es protegido por éstos. Llega Amaranta, quien se reconcilia con su antiguo amante, que muere ya decrépito, pero en paz y tranquilidad entre los que quiere. Como aquí termina la serie, Gabriel cuenta que luego se casó con Inés, y su suegra le consiguió su ascenso hasta general, si bien ya no participó más en la guerra. Se retiró en buena posición económica y nos promete que otros protagonistas del resto de las series hablarán algo más de él.

Este episodio, que cierra la primera serie, es más novelesco que histórico, aunque se relata con detalle la batalla de los Arapiles y se hace mención a muchos lugares de la geografía salmantina, que a mí me son, como salmantino, muy conocidos y otros que, por haber cambiado tal vez los nombres en el curso de cerca de dos siglos, acaso ahora no se identifican bien, aunque se presume cuáles son. En todo caso, hay relatos de sucesos muy novelescos y propios del género de capa y espada, con prisiones, engaños, fugas y otros extremos muy complejos y divertidos. Aparecen tipos de aldeanos de la comarca que son muy curiosos, y también figuras originales como miss Fly, prototipo de la aventurera inglesa, libre y bien protegida por sus paisanos, que la tratan a cuerpo de rey y se preocupan de ella como de sí mismos. Son verdaderos caballeros andantes y ella su dama. Además, los ingleses iban a la guerra con sus mujeres propias, que se quedaban en la retaguardia. Se mezclan algo los celos que Inés tiene de miss Fly, y también el desprecio y la ingratitud que cae sobre Gabriel por el malentendido que le hace ser objeto de cierta animosidad por parte del duque de Ciudad Rodrigo, el general Wellington, cuya figura describe bien Galdós, y de otros jefes que le creen un seductor de la joven inglesa, hasta que todo se aclara. Este episodio nos trae también la reconciliación de los padres de Inés y la oportuna muerte de Santorcaz, así como la boda de ambos enamorados, que han sufrido lo suyo para lograrlo a lo largo de toda la serie. Es este un episodio muy distraído y que se lee con avidez, pues la parte novelesca es, aunque no de demasiada calidad en el fondo ni en la forma, sí divertida y apasionante. Un buen broche de cierre para una serie muy entretenida.

La Deriva

Deja un comentario

El email no será público.