El Cultural - Los Archivos del Pentágono - El Sol Digital
El Cultural – Los Archivos del Pentágono

El Cultural – Los Archivos del Pentágono

Esta semana hemos ido al cine para ver la película “Los Archivos del Pentágono” de Steven Spielberg. Richerdios.

Los Archivos del Pentágono

Título original. The Post

Año. 2017

Duración. 116 min.

País. Estados Unidos

Dirección. Steven Spielberg

Guion. Liz Hannah, Josh Singer

Música. John Williams

Fotografía. Janusz Kaminski

Reparto. Meryl StreepTom HanksBruce GreenwoodBob OdenkirkTracy Letts, Sarah PaulsonMatthew RhysAlison BrieCarrie CoonJesse Plemons, Bradley WhitfordDavid CrossMichael StuhlbargZack WoodsPat Healy, Deirdre Lovejoy

Productora. Amblin Entertainment / DreamWorks SKG / Pascal Pictures / Participant Media. Distribuida por 20th Century-Fox Film Corporation.

Género. Drama | Años 70PeriodismoBasada en hechos reales.

Sinopsis. En junio de 1971, los principales periódicos de EE.UU., entre los que se encontraban The New York Times y The Washington Post, tomaron una valiente posición en favor de la libertad de expresión, informando sobre los documentos del Pentágono y el encubrimiento masivo de secretos por parte del gobierno, que había durado cuatro décadas y cuatro presidencias estadounidenses. En ese momento, Katherine Graham (Meryl Streep), primera mujer editora del Post, y el director Ben Bradlee (Tom Hanks) intentaba relanzar un periódico en decadencia. Juntos decidieron tomar la audaz decisión de apoyar al The New York Times y luchar contra el intento de la Administración Nixon de restringir la primera enmienda… Historia basada en los documentos del Post que recogían información clasificada sobre la Guerra de Vietnam. Su publicación generó un enorme debate sobre la libertad de expresión y acabó en una dura batalla legal ante el Tribunal Supremo.

Premios. 2017: Premios Oscar: Nominada a mejor película y actriz (Meryl Streep). 2017: Globos de Oro: 6 nominaciones incluyendo mejor película drama y director. 2017: National Board of Review (NBR): Mejor película, actor (Hanks) y actriz (Streep). 2017: American Film Institute (AFI): Top 10 – Mejores películas del año. 2017: Critics Choice Awards: 8 nominaciones incluyendo mejor película y director. 2017: Sindicato de Productores (PGA): Nominada a Mejor película

  1. Vuelve Steven Spielberg, y lo hace a lo grande con su enésima maravilla: The Post. Una película que aborda el periodismo, un tema nunca explorado por el director, y lo hace de una forma muy contundente. Una cinta muy similar a Spotlight (2015), pero más eficaz, intrigante e inteligente. Si Tom McCarthy nos explica los hechos del The Boston Globe y como destapó la pederastia en la Iglesia, Spielberg trata las mentiras del gobierno norteamericano sobre la Guerra del Vietnam y como la prensa, especialmente, The Washington Post fue muy valiente para desenmascarar todos los secretos de este conflicto.  Si el veterano director hubiese estrenado su película antes que Spotlight seguramente se hubiese llevado el Oscar a la mejor película y mejor dirección porque es un film más completo. Pero este año se tendrá que conformar con algunas nominaciones. Entrar en una redacción de un medio de comunicación siempre es emocionante para cualquier periodista. Ver su valentía al querer publicar una noticia de tanto peso es extraordinario. Dejar de lado las amistades y el pasado para informar al pueblo de la verdad, eso es periodismo, y eso es lo que nos enseña The Post, un gran ejercicio cinematográfico que nos quiere mandar un mensaje a favor de la libertad de opinión. Pero si la película es de tan alto nivel es porque se cuida al máximo cada detalle. Es cierto, después de una excelente introducción la cinta decae un poco, con el ritmo y con unas escenas algo pesadas, pero esto se recupera en los últimos 45 minutos. Estos tres cuartos de hora finales son emocionantes, con un ritmo mucho más ágil y con unos diálogos muy tensos para terminar con una formidable reflexión: “La prensa está para servir a los gobernados y no a los gobernantes”. Todos nos tendríamos que quedar con este valioso mensaje. La puesta en escena de la película es notable por diferentes motivos. En primer lugar, por el importante trabajo de Michael Kahn en el montaje. El habitual colaborador de Spielberg en la edición sabe transmitir muy bien con cada plano escogido el mensaje que el espectador quiere recibir. En segundo lugar, se tienen que destacar unos planos de cámara fantásticos y algunos planos secuencia inquietantes en los que la cámara se muestra tan nerviosa como están los espectadores en aquel momento o como se sienten los personajes por el devenir de los acontecimientos. En tercer lugar, todo el aspecto relacionado con el vestuario, maquillaje y peluquería, porque está escogido a la perfección para la cinta. Y, por último, porque por momentos volvemos al ambiente formidable de aquellas películas de los años setenta y ochenta. Spielberg se atreve, incluso, a coger ideas del cine del pasado para ponerlas en las películas actuales, y esto es un gran acierto. No menos importante es la banda sonora de John Williams, otro de los habituales en las películas del director americano. El veterano compositor hace su mejor composición en años. Después de una hora sin casi melodías apareciendo en primer plano las piezas musicales, aparecen en el tramo final del film para coger protagonismo de la forma más bonita posible. La música de Williams acompaña las escenas como un personaje más y hace que los espectadores se emocionen con sus composiciones. Dejamos las interpretaciones para el final. Y si decimos que Tom Hanks hace una de sus mejores interpretaciones en los últimos años no nos quedamos cortos. Hanks está convincente, tranquilo y maduro. Claro que tener a Meryl Streep al lado también ayuda. Nunca veremos a una actriz capaz de hacer tantos matices en un mismo trabajo. Streep está espléndida, contundente y muy elegante. Detrás de estos dos intérpretes principales hay una gran cantidad de secundarios bien construidos y definidos. No lo parece, pero cada uno tiene su momento para lucirse y destacar, aunque sea solo en una escena, y saben aprovechar su momento. En la era Trump que se vive en Estados Unidos, Steven Spielberg ha sido capaz de unir historia, política y periodismo en una misma película, y eso está al alcance de muy pocos. Además, sabe abordar el tema con naturalidad, fluidez y con algunos toques cómicos que le dan vida a la cinta. Hay algunos fallos en el guion, pero eso es lo de menos. The Post es una lección de buen cine, una película necesaria para los tiempos que corren y que está muy bien dirigida y notablemente interpretada.

Deja un comentario

El email no será público.