El Cultural - Montes de Oca - El Sol Digital
El Cultural – Montes de Oca

El Cultural – Montes de Oca

Esta semana hemos estado en la biblioteca leyendo “Montes de Oca”: el octavo libro de la tercera serie de “Los Episodios Nacionales” de Benito Pérez Galdós. Richerdios.

Montes de Oca

Aquí el protagonista no es Calpena, sino Santiago Íbero, coronel del ejército a las órdenes directas de Espartero y que ya se ha conocido en algún episodio anterior. Está enamorado de una de las chicas de La Guardia y entendemos que no es de Demetria, pero sus amores, como los de Calpena, son sufridos. En Madrid, donde Espartero lo necesita y no le da permiso para ir al norte, sufre lo indecible, y además es tentado por amigos que conspiran para entrar en un procedimiento sedicioso que quiere derrocar al regente, Espartero, que ha acumulado todo el poder y ha perdido muy deprisa su popularidad.

Esa revolución tiene como objetivo que vuelva María Cristina, pero Íbero se niega a participar. Allí, en uno de esos lugares, conoce a un personaje singular, Montes de Oca, antiguo ministro de Marina, con el que tiene una conversación, en la que aquel no le convence. Mantiene relaciones, a pesar de su amor por la joven de la Guardia, con la hija de José del Milagro, personaje de cierto relieve político, Rafaela, mujer separada y liberal, pero lo dejan y siguen siendo amigos. Él la aconseja que mantenga amores con su amigo Catalá y se convierte casi en su guía y protector. Sin embargo, Rafaela mantiene relaciones con un hombre importante, y, cuando Íbero la sigue, descubre una especie de conspiración y la ve a ella con alguien, en quien cree reconocer y que luego parecerá serlo, el propio Monte de Oca, al que ella ama, pero que la ha dejado por diversos motivos.

Cuando estalla la sedición, en forma de revuelta, que acaudillan varios generales y políticos, entre ellos el propio Montes de Oca como político más significativo, aquella no dura mucho, pues es intento destinado a abortar por falta de medios y a causa de su improvisación. Tiene como escenario, sobre todo, el País Vasco Navarra y Aragón, y como uno de los centros Vitoria, y además contaba con el apoyo de O´Donnell, Diego de León, quien también fue fusilado, y, por detrás, en Gibraltar, Narváez. Montes de Oca, una vez aniquilados los elementos que le sostenían, se ve solo en Vergara, y allí es traicionado por unos miñones, que le apresan para ganar la recompensa que por él se daba, y lo llevan a Vitoria, donde ya le esperaba una sentencia de muerte, que ha de cumplir Íbero, el cual está en los últimos momentos con Montes de Oca y se admira de su bravura y valentía para enfrentarse a la muerte, que recibe sin pestañear. Íbero cree que ha sido el amante de Rafaela, pero no tiene la certeza, aunque sí bastante seguridad de que se trata de la misma persona.

Episodio escrito en marzo y abril de 1900, es uno de los más flojos, a mi entender, y se pierde sobre todo en unos sucesos que, vistos desde la perspectiva del episodio, tuvieron poca importancia relativa. Fue el intento de derrocamiento del llamado progresista, Espartero, para llevar de nuevo a la regencia a la menos absolutista María Cristina, aunque muchas veces ella misma dijo que no apoyaba ese movimiento. Fue uno de los románticos golpes de aquel siglo de pronunciamientos y rebeliones militares. Por lo demás, fracasó enseguida, y, aparte de hacer perder sangre de compatriotas, sirvió para poco, o para nada. Montes de Oca se comportó, no obstante, como un valiente hasta la hora de su muerte y era un idealista convencido. En la parte novelesca, se nos presenta a Íbero, un coronel que no brilla por su fijeza de criterio y que, enamorado de una de las chicas de la Guardia, no obstante, mantiene amores con una mujer, y luego intenta protegerla. Ésta, que es muy liberal de costumbres, se divierte como puede y mantiene el interés de ciertas personas, entre ellas, probablemente, el propio Montes de Oca, y tal vez, intervenga de algún modo en la rebelión. El episodio presenta tipos ya conocidos y algunos nuevos, y relata al final con cierto detalle los hechos guerreros de ese golpe militar que fue derrotado enseguida.

oca

Deja un comentario

El email no será público.