El esperado descanso. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga - El Sol Digital

El esperado descanso. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

Semana de ligeras caídas en los índices mundiales donde la llegada a niveles de resistencia técnica, unido a la falta de catalizadores claros en el ámbito macroeconómico (nuevas señales de desaceleración del ciclo económico global) y la escasez de noticias relevantes en el político provocó la corrección en las bolsas y la apreciación de los bonos soberanos. Tenemos así el primer descanso, que dura ya dos semanas en los índices americanos, lo cual es bueno y sano para el mercado, y quizás mejor si hubiera ocurrido otro antes, para tener más niveles de soporte y fortaleza en la subida.

En el terreno de los datos macroeconómicos, la atención estuvo en los PMI finales de febrero, tanto de servicios como compuesto, que, a diferencia de los manufactureros, dieron ciertas muestras de repunte en lo que podría ser un suelo en el deterioro mostrado durante el último año. De este modo, en EE.UU. continuaron mostrando una gran fortaleza mientras en Europa repuntaron hacia niveles de expansión más sólidos, a excepción de Italia, donde pese a la mejora, el indicador compuesto continúa en territorio contractivo. En Asia, Japón siguió la línea de Europa, mientras la mala noticia vino de la mano de China, donde los PMI de Caixin continuaron deteriorándose, alimentando las dudas acerca de la salud del gigante asiático. El plato fuerte de la semana vino a última hora con los datos de empleo de febrero en EE.UU., con la encuesta de nóminas no agrícolas decepcionando con una creación neta de empleo de tan solo 20.000 nóminas, muy por debajo del extraordinario dato de enero.

En cuanto a las previsiones de crecimiento de la OCDE, fueron revisadas a la baja en línea con otros organismos internacionales en las últimas semanas y fundamentalmente condicionadas por la debilidad del crecimiento en la Zona Euro. El organismo considera que persisten riesgos en China, Europa y en los mercados financieros que podrían perjudicar a la economía mundial. Estima un crecimiento mundial del +3,3% en 2019 y +3,4% en el 2020, rebajando dos y una décima respectivamente respecto a sus previsiones de noviembre. Destacamos la rebaja en la Eurozona que según la OECD estaría en fase de desaceleración económica debida a la incertidumbre política de varios países.

Respecto a la actividad de los bancos centrales, el BCE, en su reunión de política monetaria, mantuvo los tipos sin cambios y retrasa la primera subida de tipos: frente a la expectativa de “después del verano”, ahora habla de finales de 2019. En cuanto a la Fed estadounidense, la publicación del Libro Beige apuntó a una desaceleración de la economía americana, en parte por el “shutdown”, si bien siguen esperando un crecimiento en torno al +2% para este año, aunque no exento de riesgos (China y Brexit principalmente).

En cuanto al Brexit, continúan las negociaciones con la visita de la Primera Ministra May a Bruselas con la expectativa de mejorar el acuerdo en torno al estatus de la frontera norirlandesa que permita la votación el próximo día 12 en el Parlamento Británico. En caso de rechazar el acuerdo, el día 13 se votaría sobre la posibilidad de una salida sin acuerdo y el día 14 la posible extensión del plazo de salida de la UE, fijado inicialmente para el próximo 29 de marzo.

 

Pensamos que las valoraciones bursátiles siguen siendo atractivas en términos históricos si asumimos que los resultados empresariales crecen en línea con lo previsto por el consenso. Incluso asumiendo que los BPAs creciesen sólo a la mitad de lo que espera el consenso, el mercado estaría siendo excesivamente negativo con Europa (pagando múltiplos -25% vs historia) y España (múltiplos -16% vs historia) y en menor medida con EEUU (múltiplos -11% vs historia). Aún a pesar de las atractivas valoraciones, son necesarios catalizadores para que continúen las subidas: 1) Confirmación de estimaciones de BPA o revisión a la baja limitada y/o 2) Mejora de sentimiento de mercado (resolución de riesgos: comercio, Brexit, políticas monetarias) que justifique re-rating. Por ello, y a la espera de dichos catalizadores, consideramos que los mercados podrían consolidar los últimos avances y adoptamos una postura algo más conservadoras (ver carteras).

FARMA QUÍMICA SUR

Deja un comentario

El email no será público.