El internet de las cosas

El internet de las cosas

Que el mundo está cambiando a una velocidad desconocida hasta ahora no es un secreto. Las previsiones apuntan a que en 2015 habrá 50.000 millones de aparatos interconectados, lo que se denomina “el internet de las cosas”. La nueva situación a la que nos dirigimos cambiará nuestros modos de vida –ya lo está haciendo- y tendrá una decisiva influencia en el mercado de trabajo. Para este nuevo escenario, España está especialmente mal preparada. La exclusión laboral será impresionante para millones de personas y las actuales tasas de paro, superiores al 20 por ciento, habrán echado anclas. Porque las tecnologías no van crear puestos de trabajo en la misma medida y ritmo que los destruyen.

La tecnología producirá bipolarización si nuestros gobiernos no espabilan: habrá quienes tienen acceso a la tecnología y podrán progresar profesionalmente y los que se queden sin posibilidades laborales. El perfil más habitual de un trabajador, en pocos años, según explicaba recientemente el director de Infojobs –plataforma que recibe 6 millones de visitas al mes- y que coloca a uno de cada tres demandantes de empleo- el perfil más común de un trabajador será el de un autónomo que trabaja solo y con tecnologías y es capaz de conectar con otros para hacer más provechoso su trabajo. El futuro ya está aquí, lo que no vemos son las políticas que se anticipen a este nuevo mundo para hacerlo más asequible a la mayoría.

RESIDENCIA

Deja un comentario

El email no será público.