El jugador de ajedrez

El jugador de ajedrez

La formación de un nuevo Gobierno promete desde la noche del 20-D convertirse en un culebrón con episodios menos sorprendentes de lo que podríamos imaginar, con un escenario aparente y mucha tramoya detrás.

Pedro Sánchez puede que se esté precipitando en sus movimientos y arriesga perder la partida por precipitación, como un mal jugador de ajedrez. En su estrategia, parece ignorar que los barones de su partido son decisivos en el próximo futuro porque son los que deciden por un buen número de diputados de sus comunidades autónomas, y pueden revolverse contra él si no les gustan los pasos que da, o surge otra figura de más relevancia, como es el caso de Susana Díaz.

Es posible también, aunque se hable poco de ello, un escenario de un gobierno de Rajoy con algunos ministros de Ciudadanos y un apoyo solo puntual de PSOE y que éste pueda retirar esa asistencia parlamentaria en cualquier momento, activando la convocatoria anticipada de elecciones.
La mejor jugada, sin duda, del secretario general socialista es aunar el mayor consenso político en su partido en relación a la política de pactos a seguir, con la vista puesta en el mejor servicio a la sociedad española y sin canibalismos hacia PP. Parece que la estabilidad política y económica deberían quedar por encima de los estrechos intereses partidistas y personales, y esto no estamos acostumbrados a comprobarlo salvo en muy contadas excepciones, por ejemplo y recientemente en el Pacto Antiyihadista.

La mejor de las soluciones pero la que menos le gusta al discutido líder socialista es un gran pacto de gobernabilidad a tres -PP, PSOE y Ciudadanos- que haga frente al peligro más colosal que nos amenaza, el independentismo catalán y, a la vez, a los retos económicos y la necesaria regeneración política. Saldríamos ganando todos.

Convendría que Sánchez se aplicara aquel aforismo de Antonio Machado en boca de Juan de Mairena. “Nunca perdáis contacto con el suelo; porque sólo así tendréis una idea aproximada de vuestra estatura”.

RESIDENCIA

Deja un comentario

El email no será público.