El mejor siempre sube más. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga - El Sol Digital
El mejor siempre sube más. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

El mejor siempre sube más. Feliciano Macías. Asesor de inversiones Renta 4 Málaga

El aplanamiento en las curvas de contagio en algunos países como España o Italia, y la reapertura de Wuhan, epicentro de la pandemia, ha llevado a los mercados a subir en el cómputo semanal de forma significativa, apoyados también por nuevos estímulos de la Fed. Los avances han sido superiores al 4% en el caso de los italianos y del +5% en los portugueses, que han sido los que han registrado un “peor” comportamiento, frente a cerca del +10% del DAX o del entorno del +8% del Eurostoxx 50 e Ibex. En Estados Unidos, los principales índices se han anotado avances de doble dígito, y más cerca de máximos que ninguno. Ya han recuperado más del 50%. El mejor siempre sube más, no el que más ha bajado.

Vimos cómo los bancos centrales y los Gobiernos continúan tomando medidas que permitan mitigar el impacto económico de la pandemia. El Banco de China bajó el tipo de interés sobre el exceso de reservas de las instituciones financieras, por primera vez en 12 años, hasta mínimos de 0,35% con el fin de que fluyan los estímulos a las pequeñas empresas. El BCE anunció un paquete de medidas temporales de relajación de los colaterales exigidos en las inyecciones de liquidez. Y al cierre de la semana era la Fed la que ampliaba sus medidas de estímulo, con la inyección de 2,3 billones USD adicionales, en préstamos para ayudar a pymes (600.000 millones USD) y entes gubernamentales estatales y locales (500.000 millones USD), entre otros, a la vez que ampliará los programas de préstamos corporativos ya anunciados incluyendo deuda con mayor riesgo (compañías cuyo rating haya perdido el grado de inversión que tenían a mediados de marzo).

Destacar la reunión del Eurogrupo, se saldó sin un acuerdo, y por tanto, seguimos pendientes de la respuesta fiscal europea que debería salir del Eurogrupo y que posteriormente tendrá que aprobar el Consejo Europeo. Hasta el momento, las medidas fiscales a nivel nacional suman un 3% del PIB europeo y los avales un 18%. Lo que parece claro es la escasa probabilidad de que salga adelante la emisión de coronabonos y el nuevo paquete de medidas venga instrumentado a través del MEDE.

En lo referente a las materias primas, seguimos asistiendo a una volatilidad intensa en el precio del Brent, que cerró la semana en niveles 33 USD/b (+50% desde mínimos de marzo pero -55% desde máximos de enero) ante la expectativa de que se acuerden recortes. Acuerdo que finalmente llegó después de cuatro días de negociaciones, con un recorte de 9,7 mln b/d (-23% vs base) desde el 1 de mayo hasta el 30 de junio de 2020, que se irá suavizando en los siguientes meses: 7,7 mln b/d (-18% vs base) en julio-diciembre 2020 y 5,8 mln b/d (-14% vs base) para el periodo enero 2021-30 de abril 2022.

Esta semana que viene contaremos con más referencias de interés concentradas mayoritariamente en China donde se publicará el PIB 1T20, que podría mostrar una contracción del -9,8% trimestral y -6,0% interanual. En Estados Unidos la atención estará en las encuestas adelantadas de abril con deterioro adicional esperado: manufacturera de Nueva York (-29e vs -21,5) y Fed de Filadelfia (-25e vs -12,7 previo), y la producción industrial de marzo.

En cuanto a nuestra visión de los mercados, la incertidumbre en torno al impacto del coronavirus en la economía global sigue siendo elevada, en un contexto donde cada vez parece más lejana una recuperación en “V”. Por ello seguiremos de cerca las revisiones a la baja de crecimiento económico y BPAs a medida que vayamos ganando visibilidad. Hasta entonces nos parece difícil vislumbrar un suelo sostenido en las bolsas. La ralentización en el ritmo de contagios continúa siendo condición necesaria (si bien ya comienza a darse en algunos países), aunque no suficiente, para ver un rebote sostenido en los mercados. Mantenemos en nuestras carteras la exposición a sectores regulados o considerados esenciales y compañías con mayor flexibilidad para adaptarse al entorno actual y con posiciones financieras más conservadoras, que puedan mostrar un mejor comportamiento relativo, sin descartar que el mercado ofrezca mejores puntos de entrada.

Deja un comentario

El email no será público.