El nuevo business nace del coworking - Deja Huella. Cristina Herrera - El Sol Digital
El nuevo business nace del coworking – Deja Huella. Cristina Herrera

El nuevo business nace del coworking – Deja Huella. Cristina Herrera

La moda de los nuevos emprendedores es trabajar en un coworking, el llamado trabajo cooperativo en el que diferentes empresas del mismo sector se reúnen en un mismo espacio. Eso de trabajar desde casa quedó atrás, la comodidad y el ahorro de la que alardeaban los nuevos empresarios en el 2000 se ha quedado atrás, ahora lo cool, lo rentable no solo económicamente sino emocionalmente también es reunirse trabajando en un coworking. Cómo muchas, esta práctica comenzó en EE.UU y en España llegó hace unos cinco años.

Imagen de laloco-coworking.fr

Los freelances, los empresarios que no necesariamente quieren tener locales, u oficinas e incluso los que quieren tener contactos y organizarse en un mismo espacio tienen su momento. Comparten espacio, gastos, contactos, conocimientos, asesoramiento… todo y más es beneficioso para un emprendedor que se lanza al mundo laboral siendo su propio jefe. El coworking no son solo infraestructuras o localizaciones empresariales. El coworking hace que los empresarios que trabajan bajo el mismo techo puedan relacionarse entre ellos y compartir proyectos, ya que normalmente el coworking suele estar agrupados por temáticas e incluso en zonas de las ciudades donde suelen ser mas beneficiosas un tipo de empresas u otros. Por ejemplo, en el Soho de Málaga encontraremos coworking culturales al igual que dentro de la propia Térmica que, además de ofrecer su espacio ofrecen formación y asesoramiento con el requisito indispensable de que esa empresa o emprendedor esté relacionado con la cultura.

La creación de estos espacios ayudados por la motivación emocional de los millennials, ha cambiado la forma de hacer negocio. Esto ha provocado un movimiento social dentro del business gracias a la innovación y al cambio de visión del nuevo empresario. Las motivaciones no solo han cambiado para el empleado sino para el emprendedor.

Si que es cierto que los coworkers suelen ser profesionales del sector cultural, del diseño o internet… Hay ayuntamientos que están facilitando este tipo de espacios españolizando el concepto a “incubadoras de empresas” pero realmente el concepto de las incubadoras va mas ligado a centro de negocios que al propio coworking, que es un espacio en el que realmente no solo se trabaja sino en el que fomentas la vida social y entras a formar parte de un ecosistema de business más emocional.

El coworking se está convirtiendo en un movimiento global que ayuda a que el joven emprendedor tenga una motivación más a la hora de emprender una idea o un proyecto. Es la facilidad empresarial que ha surgido de la crisis, el reinventarse para que el millenial pueda prosperar sin ser empleado de nadie o tener que esperar la tan ansiada llamada que no llega. El mundo del coworking se supera cada año, en Europa desde su llegada se han abierto mas de 500 espacios que se duplican anualmente en todo el globo. Incluso las instituciones y las empresas privadas están empezando a considerar el coworking como inspiración para poner en práctica nuevos enfoques de trabajo, innovación y colaboración. El coworking deja huella a nivel mundial, y Málaga, ciudad cultural, se convierte en una de las ciudades españolas donde más crece esta práctica fomentada por la personalidad abierta e internacional de los malagueños.

 

Deja un comentario

El email no será público.