El profesor Enrique Navarro analiza el crecimiento del turismo en Málaga y sus consecuencias

El profesor Enrique Navarro analiza el crecimiento del turismo en Málaga y sus consecuencias

El docente de la UMA ofrece una conferencia en el Ateneo con motivo del vigésimo aniversario de la Facultad de Turismo

El profesor de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Málaga, Enrique Navarro Jurado, ha ofrecido este jueves en el Ateneo la conferencia ‘El crecimiento de turistas en Málaga. El conocimiento para una mejor gestión del destino’.
En el transcurso de su exposición, Navarro ha alertado de la masificación que están sufriendo algunos puntos de la ciudad, principalmente en el Centro Histórico y el peligro que tiene Málaga de “morir de éxito” si no gestiona bien la complejidad del destino y los flujos de turistas.
Acompañado por el decano de la Facultad de Turismo de Málaga, Antonio Guevara, y el historiador y vicepresidente del Ateneo, Fernando Arcas, el conferenciante repasó la evolución que ha tenido Málaga en los últimos años, que ha pasado de 400.000 turistas en 2005 a más de dos millones una década después; que ha experimentado el auge del turismo de cruceros, y el crecimiento de plazas hoteleras, y que ha hecho una apuesta decidida por el turismo cultural con la multiplicación de museos en la ciudad. Pero todo ello, según Navarro, obliga a una gestión meditada, que no siempre se ha producido y que ha tenido consecuencias negativas indeseables.
En opinión de este docente y para evitar que siguiera sucediendo habría que tener en cuenta aspectos tales como, convertir la información en conocimiento; utilizar las TICs para obtener esa información y que sirva para aplicar un criterio político adecuado, y promover una gestión participativa, contando con la opinión de todos los agentes implicados.
De no ser así, ha apuntado Navarro, se corre el riesgo de una masificación del destino, que conlleva problemas como un crecimiento desordenado de terrazas, un exceso de ruido y el abandono del centro por parte de los residentes, tal y como se ha visto en los últimos años en Málaga.
Este docente ha insistido en la necesidad de transformar la información en análisis, porque sólo así se podrá hacer una buena planificación y distribución de los flujos turísticos.
En este sentido, se ha referido a la necesidad de ampliar las zonas de interés turístico, que ahora mismo pasan principalmente por calle Larios, plaza de la Merced, Alcazabilla y el CAC. Por eso cree necesario para evitar esa concentración apostar por otras rutas, bien hacia el este, como la zona de Pedregalejo, bien hacia el oeste, en dirección al Museo Ruso y del Automóvil, o bien hacia parajes naturales, como los Montes de Málaga o la desembocadura del Guadalhorce.

Deja un comentario

El email no será público.